El 30 de mayo concluye la Jornada Nacional de Sana Distancia para el control, la mitigación de la epidemia de COVID-19 en México; el Gobierno de la Ciudad de México estableció que por el alto número de contagios las salas no abrirán sino hasta julio.

Ciudad de México, 29 de mayo (SinEmbargo).- El 24 de marzo cerraron las salas de cine en el país para prevenir los contagios del nuevo coronavirus entre sus clientes y empleados. El cierre voluntario ocurrió en la temporada de primavera y estrenos de verano de las compañías cinematográficas.

El Gobierno de México, a través de los distintos Secretarios (Educación, Economía, Trabajo) presentó el 13 de mayo los detalles del semáforo que regula el regreso del país a la “nueva normalidad”. Son 4 colores: rojo, naranja, amarillo y verde.

De inicio, sólo las entidades en verde entrarán a una “nueva normalidad”, pero una cosa es clara: aún en la fase de mayor libertad, habrá restricciones y se deberán tomar medidas para evitar un rebrote de contagio.

“El 30 de mayo concluye la Jornada Nacional de Sana Distancia para el control, la mitigación de la epidemia de COVID-19 en México. La epidemia continúa. Es importantísimo aprovechar los últimos días de la Jornada Nacional para lograr el máximo control de la epidemia”, expresó Hugo López-Gatell Ramírez, titular de la Subsecretaría de Prevención y Promoción de la Salud.

En el reinicio de actividades, a partir de esa fecha, estarán distintas industrias con las adaptaciones correspondientes. Entre ellas las salas de cine.

En la Ciudad de México, el 20 de mayo el Gobierno capitalino anunció que entre julio, agosto y septiembre se reanudarán las actividades en restaurantes, hoteles, servicios religiosos, cines, teatros, micro/pequeños negocios, tiendas departamentales.

En julio volverán cines y teatros con el 50 por ciento de aforo.

De acuerdo con la proyección del Gobierno de la Ciudad de México, la “nueva normalidad” iniciará entre agosto y septiembre de 2020. En esa etapa se mantendrán algunas de las medidas de distanciamiento e higiene para la contención del virus. En ese mismo lapso, volverán a abrirse bares, gimnasios, centros nocturnos y antros.

Los cines reabrirán hasta la mitad del verano, sin embargo, tendrán nuevas medidas:habrá gel antibacterial, así como un mayor control de sana distancia en las salas; tendrán programación escalonada para evitar la aglomeración y el personal deberá utilizar material de protección.