Rosarito es una ciudad de Baja California que atrae a muchos visitantes, entre las actividades más conocidas y que se realizan en la zona están las de aventura y el surf, sin embargo, en este sitio también se puede disfrutar del Parque Submarino Rosarito, uno de los arrecifes artificiales más impresionantes en el litoral del Pacífico mexicano.

Ciudad de México, 30 de mayo (SinEmbargo).- Las playas de Rosarito son un sitio obligado para los turistas que visitan Baja California, esta costa ha sido una de las preferidas por los turistas, en especial los estadounidenses, que prácticamente cada fin de semana llegan a los corredores artesanales, restaurantes y puntos de reunión.

En Rosarito se congregan miles de surfistas anualmente, cuenta con 22 hoteles, más de 1 mil 600 habitaciones y en la región se sirven cerca de 100 mil langostas al año. Su ubicación geográfica es privilegiada para los visitantes, ya que se encuentra entre Tijuana y Ensenada, dos ciudades con distinta identidad turística.

Entre las actividades o sitios emblemáticos reconocidos están la langosta estilo Puerto Nuevo, el icónico muelle, el surf, las actividades de aventura o las playas. Sin embargo también cuenta con algunos puntos que quizá no son muy conocidos , pero que a continuación compartimos.

Rosarito cuenta con cuenta con 22 hoteles y más de mil habitaciones. Foto: Cortesía

ARRECIFE ARTIFICIAL

Localizado mar adentro a 1 mil 500 metros de la playa, se encuentra el Parque Submarino Rosarito, uno de los arrecifes artificiales más impresionantes en el litoral del Pacífico mexicano. Este arrecife es lo que fue en su momento el Buque Uribe 121, donado por la Armada de México al Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada (Cicese), y hundido en 2015 para convertirse en hogar de cientos de especies marinas de flora y fauna. Este primer hundimiento es parte de la primera etapa del Parque Submarino, que incluirá un cementerio de barcos, área de tributo al Titanic, un Atlantis Precolombino y un jardín de esculturas.

El Buque Uribe 121, donado por la Armada de México al Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada (Cicese). Foto: Cortesía

CARRETERA DE ENSUEÑO

Considerado uno de los tramos carreteros más hermosos del mundo, la Carretera Escénica que atraviesa Rosarito ofrece espectaculares vistas de acantilados y panorámicas de película. En este recorrido el mar y la montaña se fusionan para dar pie a un increíble road trip que incluye paradas con miradores, restaurantes con cocina del mar, y sitios muy emblemáticos y curiosos como la estatua del Cristo del Sagrado Corazón, que mide 23 metros de altura y pesa 40 toneladas, ubicada encima de la localidad de El Morro; también en la Escénica se puede apreciar el famoso Castillo del Diablo, una edificación gótica llena de simbolismos que ha despertado cantidad de leyendas y rumores en torno a ella.

La Carretera Escénica que atraviesa Rosarito ofrece espectaculares vistas de acantilados y panorámicas de película. Foto: Cortesía

DESTINO DE PELÍCULA 

Originalmente construidos para la Twentieth Century Fox, los hoy llamados Estudios Baja han sido casa de importantes producciones de Hollywood como Pearl Harbor, 007: El Mañana Nunca Muere, El Gran Pequeño, X-Men, Fear the Walking Dead y entre otras, la más famosa, Titanic. Aunque por el momento no se encuentra abierto al público, los Estudios Baja han sido para Rosarito un nicho de atracción para la industria del entretenimiento y el turismo de reuniones. En el interior de este lugar aún se encuentran escenografías originales icónicas del cine hollywoodense como el cuartel de los X-Men, la invasión zombie de la serie Fear the Walking Dead y algunas piezas como las calderas y la proa del Titanic de James Cameron.

Los Estudios Baja han sido para Rosarito un nicho de atracción para la industria del entretenimiento. Foto: Cortesía

MANJAR DE OTRO PLANETA 

Uno de los sitios más pintorescos de Rosarito está a 15 minutos al sur de Rosarito por la carretera libre Ensenada-Tijuana, se le conoce como Popotla y entre sus curiosidades cuenta con un platillo sumamente extraño como delicioso, estamos hablando del cangrejo marciano. Este nombre se debe a la extraña e intimidante apariencia del crustáceo, sin embargo su sabor es exquisito ya que se puede preparar a la mantequilla o bañado en salsa roja picosa. En esta villa rural de pescadores, también es muy recomendable probar otro producto fresco como los pescados, almejas, ostras, erizos y jaibas entre otros.

El cangrejo marciano. Foto: Cortesía

RECINTO HISTÓRICO

Ubicado en un peñón con una espectacular vista de olas que rompen el Océano Pacífico, el Hotel Calafia es uno de los sitios históricos más importantes no sólo de Rosarito, sino de toda Baja California. En 1772 los frailes franciscanos y dominicos llegaron a un acuerdo, en el que los primeros quedaron a cargo de la obra misional en la Alta California, de San Diego a San Francisco, y los dominicos se hicieron cargo de toda la península, y un año después el señalamiento del límite se fijó en lo que actualmente hoy es el Hotel Calafia. Los dominicos, creadores del Santo Rosario, fueron los que le dieron el nuevo nombre a la pequeña ranchería, hoy conocida como Rosarito. Actualmente, el Hotel cuenta con terrazas con vista al mar, cocina mexicana contemporánea, cava de vinos, habitaciones boutique y un sinfín de amenidades para sus huéspedes.