El partido ya había acordado analizar la expulsión del senador Ernesto Cordero luego de que este apoyara al candidato presidencial del PRI, José Antonio Meade, y denunciara ante la PGR a Ricardo Anaya por supuesto lavado de dinero. Pero ahora ha decidido echarlo, en una sorpresiva movida que se da a unas horas de la votación. Los opositores de Anaya, por supuesto, han protestado por la medida.

“¿Porqué un día antes de la elección están tan ocupados de purgar a su disidencia? Ahora que pierdan, ¿a que le temen?”, cuestionó el mismo Cordero.

Anaya advirtió en Guanajuato, en una reunión con líderes, que un grupo querría tomar el PAN por la mala. Y parece haberse adelantado a los hechos.

Ciudad de México, 30 de junio (SinEmbargo).– El Partido Acción Nacional (PAN) desató esta noche, a unas horas de la elección, una tormenta interna al anunciar la expulsión de varios de sus miembros que han sido opositores de su candidato presidencial, Ricardo Anaya Cortés.

Los senadores Ernesto Cordero y Jorge Luis Lavalle, así como la ex Diputada federal Eufrosina Cruz Mendoza, fueron expulsado de las filas del blanquiazul. Los tres rechazaron constantemente la candidatura de Anaya a la Presidencia. Cordero demandó al panista ante la Procuraduría General de la República (PGR) por presunto lavado de dinero, lo que permitió a esa instancia, acusada de obrar a favor de José Antonio Meade Kuribreña, judicializar el caso.

Por unanimidad, la Comisión de Orden y Disciplina Intrapartidista del Consejo Nacional del Blanquiazul aprobó la expulsión de los tres. El partido ya había acordado analizar la salida del Senador Cordero luego de que expresara su apoyo al candidato presidencial del PRI.

Eufrosina Cruz había externado, primero, su apoyo a la entonces candidata independiente Margarita Zavala, y después se dijo a favor de Meade.

Cordero, a través de su cuenta de Twitter, calificó su expulsión de “arbitraria”.

“Sin valorar pruebas y de manera arbitraria pretenden expulsarnos del PAN. ¿Porqué un día antes de la elección están tan ocupados de purgar a su disidencia? Ahora que pierdan, ¿a que le temen?”, dijo.

Anaya advirtió en Guanajuato, en una reunión con líderes, que un grupo querría tomar el PAN por la mala.

“Van a andar al acecho y van a querer, a la mala, hacerse del partido”, dijo el mismo en que siete gobernadores firmaron un desplegado en el que anunciaron la confirmación de un grupo de mandatarios estatales emanados de Acción Nacional con la finalidad de establecer un diálogo con el nuevo Gobierno federal, el que encabece el próximo Presidente electo.

Anaya fue acusado por Margarita Zavala de usar métodos pocos democráticos para quedarse con el partido.

Hoy mismo, el Senador Lavalle criticó que la decisión fue tomada sin escuchar sus argumentos y que tampoco le dieron oportunidad de defenderse. También adelantó que impugnará su salida ante los tribunales correspondientes.

La Diputada Eufrosina Cruz afirmó que la corrieron quienes “no la dejan opinar”.

En un mensaje en Twitter externó: “Entré al PAN cuando todos me decían que no tenía derecho ni a votar. Me corren los que no me dejan ni opinar. Salieron peor que los caciques de mi pueblo. Estos ni la ignorancia tienen a su favor. Ya le gané una vez al autoritarismo; ahí vengo de regreso”.

El 14 de junio pasado, Jorge Castañeda Gutman, coordinador de Estrategia de la campaña de Anaya Cortés, reconoció que para llegar a donde está, el panista “jodió a muchos” y neutralizó a personas “de manera espectacular, aunque “hay un costo” por sus acciones.

Entrevistado por The New York Times para la realización de un perfil del candidato presidencial de la coalición “Por México al Frente”, Castañeda Gutman dijo:

“Él [Ricardo Anaya Cortés] jodió a todos para llegar allí. Por otro lado, muchas personas intentan fastidiar a muchas otras y no llegan donde él está”, dijo Jorge Castañeda a Kirk Semple, corresponsal del New York Timesen México y Centroamérica.

El pasado 11 de junio, el Senador Ernesto Cordero Arroyo denunció ante la PGR a Anaya Cortés.

En las inmediaciones de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (Seido), el panista dijo a la prensa: “Vengo a presentar una denuncia de hechos donde se vincula con toda claridad a Ricardo Anaya en una red y esquema de lavado de dinero y tráfico de influencias”.

En respuesta a la demanda, el líder nacional del PAN, Damián Zepeda Vidales, consideró que era “una lástima” que el Senador Ernesto Cordero siguiera prestándose, “burdamente, a hacerle el juego sucio al PRI”. “Es cómplice de quienes han saqueado a este país con su corrupción”, acusó en su momento.

Ayer se difundió un video en el que Ricardo Anaya advirtió a un grupo de notables que hay gente dentro de Acción Nacional que querrá “hacerse a la mala del partido” una vez pasada la elección del domingo 1 de  julio.

Fue una reunión con motivo del cierre de campaña realizado el pasado 27 de junio en León. En un video de una duración de casi 30 segundos que circula en redes sociales, el candidato presidencial llamó a sus allegados a cerrar filas. Les advierte que grupos internos acecharán la dirigencia de Acción Nacional. “Hay que permanecer unidos”, pidió.

En las redes sociales, el video fue utilizado para inferir que Anaya “reconocía su derrota”. El mismo candidato lo rechazó; hizo ver que es parte de la “guerra sucia”.

En tanto el pasado 24 de junio, la PGR informó sobre los avances del caso contra Ricardo Anaya, el empresario Manuel Barreiro y otros, por presunto lavado de dinero en la compra de la nave industrial ubicada en Querétaro.

La dependencia dijo que hay quince imputados y se realizó el aseguramiento de 398 cuentas bancarias, pertenecientes a 18 personas ligadas al caso.

Los nombres de los imputados quedaron bajo reserva, por lo cual no se sabe si Ricardo Anaya figura entre ellos. La PGR indicó que la carpeta se encuentra en la etapa inicial, la cual concluye cuando alguno de los imputados es presentado ante un juez.