En redes ha resurgido esta eterna batalla que existe entre los fans. Ambos magos son personajes muy emblemáticos de sus respectivas franquicias y ambos cobraron especial relevancia por sus adaptaciones cinematográficas, que marcaron las últimas décadas en el cine de fantasía.

Madrid, 30 de junio (EuropaPress).– Una batalla recurrente en el fandom es aquella en la que los seguidores de El Señor de los Anillos y los de Harry Potter se enfrentan por una pregunta que, el mero hecho de plantearla, provoca acaloradas discusiones dignas de la rivalidad Madrid-Barsa: ¿Qué mago es mejor, Gandalf o Dumbledore?

Recientemente, en redes ha resurgido esta eterna batalla que existe entre los fans. Ambos magos son personajes muy emblemáticos de sus respectivas franquicias y ambos cobraron especial relevancia por sus adaptaciones cinematográficas, que marcaron las últimas décadas en el cine de fantasía.

Ya el año pasado esta discusión volvió a ser un tema candente a raíz de un comentario de George R.R. Martin. El reconocido autor de Game of Thrones decía en su blog que, en casa ambos hechiceros se enfrentasen en un duelo, Gandalf ganaría de calle… El istar, el espíritu maia enviado a la Tierra Media dejaría KO al director de la escuela Hogwarts de Magia y Hechicería.

Aquí cinco motivos por los que Gandalf es mejor que Dumbledore:

1.- ES MAGIA PURA

Cierto que ambos son magos, pero, como se ha explicado antes, Gandalf es un ser hecho de magia. Por sus venas fluyen los mismos poderes que crearon toda la Tierra Media. Por el contrario, Dumbledore puede manipular la magia, pero es un ser humano.

2.- ESPÍRITU GUERRERO

Puede que Dumbledore sea valiente y un magnífico duelista, pero nunca ha puesto a prueba su magia en una batalla bélica, cosa que Gandalf sí. Aunque para enfrentamientos, el que tuvo el mago interpretado por Ian McKellen contra el Balrog, la criatura demoníaca que provoca que el istar pase de ser gris pase a ser blanco.

3.- SUS ENEMIGOS SON MÁS ÉPICOS

Puede que Dumbledore tenga a Voldemort como enemigo principal, en su juventud tuvo a Grindewald que también fue de armas tomar. Sin embargo, y dejando de lado el temible Balrog, Gandalf tuvo como principal némesis a Saruman, un mago de su mismo rango, que firma una alianza con Sauron, el Señor oscuro, un antagonista mucho más poderoso y temible que Quien-tú-sabes.

4.- TIENE MÁS DE UNA VIDA

No hay que olvidar que Gandalf el Gris murió al enfrentarse al Balrog y su espíritu regresó convertido en Gandalf el Blanco. Por el contrario, cuando Snape acaba con la vida de Dumbledore, este no tiene una segunda oportunidad.

5.- NO CAYÓ EN LA TENTACIÓN

En las películas de Peter Jackson, Gandalf es tentado a llevar el anillo que le concedería un poder inimaginable. Gracias a su sabiduría, el mago rehúsa asumir tamaña responsabilidad, siendo Frodo el encargado de llevarlo hasta Mordor, donde debía destruirlo. Por el contrario, Dumbledore sí cayó en la tentación de usar el anillo de Sorvolo Gaunt, una de las Reliquias de la Muerte y un Horrocrux, que marcó su destino, matándolo poco a poco.