Durante la conferencia de prensa matutina, López-Gatell señaló que de ser así, el nuevo coronavirus se sumaría a la temporada de influenza, esperada durante los mismos meses. A pesar de que recalcó que no hay una certeza para esto, indicó que puede ser posible.

Ciudad de México, 30 de junio (SinEmbargo).- Hugo López-Gatell, Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, dijo que en México el rebrote de COVID-19 podría presentarse en octubre y extenderse hasta marzo del 2021.

Durante la conferencia de prensa matutina, López-Gatell señaló que de ser así, el nuevo coronavirus se sumaría a la temporada de influenza, esperada durante los mismos meses. A pesar de que recalcó que no hay una certeza para esto, indicó que puede ser posible.

“Existe la posibilidad, no es algo que esté completamente cierto, pero hay sospecha de que podría ser cuando llegue el otoño e invierno, en octubre, junto con la influenza. Durante temporada de influenza, de octubre a marzo, existe esta sospecha de que la COVID-19 podría repuntar”, expuso en Palacio Nacional.

Precisó que en ciudades grandes es donde se espera que la epidemia sea más larga y que por lo tanto, la reincorporación total a la normalidad tarde más en suceder.

Junto con el Valle de México, señaló como posibles casos de lo anterior a Monterrey y Guadalajara.

“Algunas ciudades grandes como es el caso de Guadalajara y de Monterrey, la segunda y tercera metrópolis más grandes del país, pueden extender su periodo de transición posiblemente hasta septiembre o incluso octubre, es la epidemia larga que esperamos en México”, externó.

Ante sus declaraciones, pidió a la sociedad no entrar en pánico y extremar las medidas sanitarias correspondientes. Detalló que éstas deben adoptarse como modificaciones a la vida diaria para disminuir la posibilidad de contagios, y que siguiéndolas será más rápida la vuelta a la cotidianidad.

“No sintamos pánico a pesar de una presión externa porque gobiernos del mundo, incluido México, hemos participado en orientar esfuerzos a la sociedad o dispuesto medidas para el cierre de actividades”, aclaró.

DISMINUCIÓN EN LA VELOCIDAD DE CONTAGIOS

López-Gatell dijo que a pesar de que los casos de COVID-19 continúan creciendo, han bajado el ritmo al que lo hacen, por lo que en las próximas semanas se registrará un deceso en el número de casos positivos.

Subrayó que parte de esta desaceleración se refleja en el número de muertes, en las cuales la cifra no ha llevado a las 600 por día.

“El número de casos absolutos es cada vez más grande, no hay duda que la epidemia en ese sentido ha seguido aumentando, pero un dato muy importante es que la velocidad a la que lo hace es cada vez menor”, señaló.

También destacó que al inicio de la pandemia, en abril, se tenía sólo 645 hospitales para atender a los casos de coronavirus. Ahora, a tres meses, hay casi 900 disponibles para hacer frente a la emergencia sanitaria.

El Subsecretario agregó que todos los países tienen riesgo a presentar un rebrote de casos. A la par, aseguró que el SARS-CoV-2 podría permanecer en el mundo por tres años.

“No se puede identificar, pero se apunta que podría durar dos o tres años en todo el proceso que esté en forma sincrónica en el mundo”, terminó.

Ayer, México reportó 473 nuevas muertes por COVID-19, con lo que suman 27 mil 121. En total, el país registra 220 mil 657 casos positivos del nuevo coronavirus.