Informe de periodistas asesinados. Foto: Artículo 19.

Informe de periodistas asesinados desde 2000. Foto: Artículo 19.

Ciudad de México, 30 de julio (EFE/SinEmbargo).– El periodista mexicano Nolberto Herrera Rodríguez fue asesinado en su casa en el estado de Zacatecas y su cuerpo hallado por familiares, informaron diversas fuentes, entre ellas la organización internacional Artículo 19.

La víctima, quien recibió más de 20 puñaladas en todo el cuerpo, fue encontrado sin vida ayer en el interior de su casa en el municipio de Guadalupe (Zacatecas), indicó un portavoz de la organización.

Herrera Rodríguez se desempeñaba como camarógrafo, reportero y editor en el Canal 9 de televisión de Zacatecas y en otros medios de comunicación, así como en el sector público.

Sus jefes y compañeros de trabajo intentaron comunicarse con él, pero no atendió las llamadas, por lo que familiares fueron a buscarlo y lo encontraron sin vida, detalló la misma fuente.

Artículo 19 hizo un llamado a las autoridades “para que realicen una investigación adecuada que permita sancionar a los responsables y romper con el ciclo de impunidad que genera un efecto amedrentador contra el ejercicio de la prensa”, expuso la organización en un comunicado.

De igual manera, “considera necesario que las autoridades en Zacatecas brinden seguridad a los periodistas de la región y establezcan una política pública de prevención que garantice el ejercicio del derecho a la libertad de expresión”.

En tanto, Alfredo Valadez Rodríguez, jefe de Información en Canal 9 de Zacatecas, aseguró que Herrera era “muy trabajador”, y “una persona muy activa porque además de producir un noticiero salía a reportear información general y cultural”.

De acuerdo con información de la Procuraduría General de Justicia de Zacatecas (PGJE), el cuerpo de Herrera fue encontrado con más de 20 heridas provocadas por un objeto punzocortante.

“Lo que ha dicho la Procuraduría de Justicia del Zacatecas es que el posible móvil del crimen sea pasional, pero mientras no se agoten todas las líneas de investigación no debe descartarse el ejercicio periodístico como móvil”, acotó.

La Fiscalía Especializada en Delitos contra la Libertad de Expresión del Gobierno federal presentó en junio pasado un informe en el que asegura que desde el año 2000 fueron asesinados 102 periodistas en México, 10 de ellos desde el inicio del mandato del Presidente Enrique Peña Nieto en diciembre de 2012.

ROBAN EQUIPO A DIRECTOR 

Luis Enrique Sánchez Fernández, director del portal informativo Poblanerías, editado en Puebla, fue objeto de un robo en su vivienda, donde los responsables se llevaron su computadora de trabajo y una televisión, reportó un comunicado de Artículo 19.

Los hechos se registraron este lunes, cuando Sánchez Fernández y su familia, entre ellos su hijo Juan Carlos Sánchez, director editorial de Poblanerías, se encontraban dormidos.

“Con tantas otras cosas de valor que en esos momentos se encontraban en la casa y que no se llevaron, es imposible no pensar que se trató de un mensaje. Esa computadora era la herramienta de trabajo de mi padre”, aseguró Juan Carlos Sánchez.

El robo a la casa de los directivos del portal Poblanerías, se da a poco más de una semana de que Luis Enrique Sánchez publicara y cuestionara, en su columna “El Coloquio de los Perros“, el exceso de fuerza utilizado por las autoridades de Puebla en los acontecimientos de Chalchihuapan, pero también la falta de castigo para los funcionarios y diputados locales que aprobaron y pusieron en práctica una ley que permite el uso de balas de goma para reprimir manifestaciones.

“¿Y cuál es la responsabilidad de los 41 diputados de la LIX Legislatura? Con la misma obediencia irresponsable aprueban y desaprueban… ¿Facundo Rosas seguirá, orondo, insistiendo en que agotó los protocolos del caso e incrementando el número de víctimas, por los huevotes que presume tener? Lamentable, nunca justificado y siempre para reprobar la muerte de José Luis Tehuatlie Tamayo… Criticable el exceso de violencia. Más reprobable el uso de menores para el ejercicio de una libertad de expresión mal entendida y peor explicada”, refiere la columna de Luis Enrique Sánchez.

La organización internacional ha documentado, de 2007 a la fecha, 51 agresiones a la prensa de Puebla. Los funcionarios públicos, aseguran, han sido los responsables de 33 ataques.

RSF EXIGE INVESTIGACIÓN
La organización Reporteros Sin Fronteras (RSF) denunció hoy la muerte de Nolberto Herrera Rodríguez del “Canal 9” de la televisión de Zacatecas, lo que supone el cuarto asesinato de un periodista en lo que va de año en México.

“Este indignante asesinato muestra el peligro al que están expuestos los periodistas (…) fuera de la capital”, indicó la responsable de la delegación americana de RSF, Camille Soulier.

En un comunicado en el que RSF hizo hincapié en el “número de periodistas asesinados, amenazados o agredidos en México”, Soulier exhortó al procurador encargado del caso a que lleve a cabo una investigación “con la mayor seriedad y rapidez”.

Herrera fue hallado sin vida en su domicilio del municipio de Guadalupe (Zacatecas) el pasado martes, tras haber recibido “más de 20 puñaladas”.

Las autoridades locales descartaron que el móvil del asesinato estuviera relacionado con la profesión de la víctima, pero RSF sospecha que existe “un nexo entre el crimen y su actividad periodística”.

A ese respecto, la organización recordó que el estado de Zacatecas es conocido por ser “un importante centro de operaciones del narcotráfico”, en el que “con frecuencia las autoridades locales ejercen presiones sobre los profesionales de la información, que les conducen a menudo a la censura o a la autocensura”.

Por ejemplo, RSF aludió a que el 13 de marzo de 2013 el Gobierno de Zacatecas firmó con algunos medios de comunicación locales el pacto “Por nuestra imagen” que restringe la difusión de hechos violentos.