Elementos de la delegación de Protección Civil estatal y servicios de emergencia brindaron atención médica a 40 personas que resultaron heridas, entre ellas, se reportaron algunas descalabradas.

Ciudad de México, 30 de julio (SinEmbargo).- Una bebé de aproximadamente tres meses de edad murió por asfixia la madrugada del sábado pasado, luego de que un grupo de personas se conglomerara en un sitio para refugiarse de la granizada que arrojó bolas de hielo de gran tamaño en el municipio Ixtlahuacán de los Membrillos, Jalisco.

De acuerdo con información publicada por medios nacionales y locales, la mamá asfixió a la menor de manera accidental cuando trataba de resguardarse del granizo y las fuertes lluvias.

Asimismo, elementos de la delegación de Protección Civil estatal y servicios de emergencia brindaron atención médica a 40 personas que resultaron heridas, entre ellas, se reportaron algunas descalabradas.

Las precipitaciones y las bolas de hielo también dejaron daños en al menos 30 vehículos y en el edificio de la Alcaldía de Ixtlahuacán; y provocó la caída de diversos árboles.