La creación e implementación del Consejo Fiscal Independiente (CFI) implicaría la modificación de la Ley Orgánica del Congreso, así como de la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, para dotar al organismo de independencia técnica y operativa en el cumplimiento de su mandato.

Además, señaló la Coparmex, permitiría disminuir  el déficit creciente en las pensiones, fijar límites al endeudamiento del Gobierno federal, estatal y municipal; además de diseñar un esquema fiscal competitivo, mayor recaudación a nivel local y reducir la economía informal.

Ciudad de México, 30 de julio, (SinEmbargo).- La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) consideró indispensable la conformación y funcionamiento del Consejo Fiscal Independiente (CFI) ante la puesta en marcha de programas sociales y proyectos que demandarán una alta cantidad de recursos económicos, durante la próxima administración del virtual Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador.

A través de su mensaje semanal, el sector patronal destacó que la implementación de este consejo permitirá el mantenimiento de unas finanzas públicas sanas y de un desarrollo económico sostenible.

Destacó que la figura del CFI existe en países como Canadá, Estados Unidos, Reino Unido, España, Chile, Perú y Colombia; y es un instrumento promovido por el Fondo Monetario Internacional (FMI) debido a su capacidad para “mejorar, en el largo plazo, el manejo de las finanzas públicas, dotando de criterios técnicos a las decisiones de política pública de alto impacto”.

El organismo dirigido por Gustavo de Hoyos añadió que el CFI implica “una evolución hacia un diseño institucional más sólido” ya que quienes lo integren harían su labor “sin motivaciones políticas o partidistas y con alto nivel de eficacia técnica“.

RECONCEN A AMLO

En su mensaje, la Coparmex reconoció tanto a López Obrador como a su futuro Secretario de Hacienda y Crédito Pública (SHCP), Carlos Urzúa, por el respaldo a la propuesta de implementación del CFI, a diferencia de la administración de Enrique Peña Nieto, quien, a través la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, mostraron su “frontal oposición”.

En este sentido, señaló que “el panorama parecería estar próximo a cambiar, y con ello, el País podría contar finalmente con esta institución”.

A la par, destacó “el compromiso [de AMLO] de encabezar un Gobierno que preserve y fortalezca el equilibrio de las finanzas públicas y promueva la estabilidad macroeconómica”. Y señaló que este fin se materializará “si se impulsa desde los primeros días de Gobierno, la conformación del CFI”, ya que la credibilidad fiscal de México “se ha venido deteriorando”.

Por lo que, consideró, en México el sistema de contrapesos, en materia de finanzas públicas, es ineficaz.

La Coparmex dijo que en lo que va de la presente administración de Enrique Peña Nieto, la deuda pública se ha incrementado del 33 al 45 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB). Dicho incremento también ha pegado a los costos de deuda de las entidades federativas.

Apuntó que el endeudamiento se dio en “condiciones macroeconómicas globales”, debido al bajo crecimiento económico, tensión en el contexto internacional y una capacidad de pago limitada debido al desplome en los ingresos petroleros.

Otro de los aspectos que instan a la pronta instalación del CFI, señaló la Coparmex, es el ejercicio opaco y discrecional del gasto público. Como ejemplo puso el Ramo 23 donde anualmente se ejercen más de 130 millones de pesos sin saber el destino de los mismos.

La creación e implementación de este órgano implicaría la modificación de la Ley Orgánica del Congreso, así como de la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, para dotar al CFI de independencia técnica y operativa en el cumplimiento de su mandato.

Además, agregó la Coparmex, el CFI asesoraría al Congreso de la Unión para disminuir  el déficit creciente en las pensiones, fijar límites al endeudamiento del Gobierno federal, estatal y municipal; además de diseñar un esquema fiscal competitivo, mayor recaudación a nivel local y reducir la economía informal.