En una carta, Robles Berlanga confirmó que fue citada por la Fiscalía General de la República (FGR) para el próximo 8 de agosto. Sin embargo, denunció que la dependencia no estableció claramente cuáles son los hechos que se le imputan. Acusó que se enteró de este citatorio a través de los medios de comunicación y no fue notificada por la FGR,

Ciudad de México, 30 de julio (SinEmbargo).- Luego de que la Fiscalía General de la República (FGR) anunció que busca imputar a Rosario Robles Berlanga por el supuesto uso indebido del servicio público, la ex funcionaria dijo que se trata de una “flagrante violación a sus derechos”. El Presidente Andrés Manuel López Obrador declaró esta mañana que su administración “no va a solapar actos de corrupción”.

En una carta leída por el periodista Ciro Gómez Leyva, Robles Berlanga confirmó que fue citada por la Fiscalía para el próximo 8 de agosto, sin embargo, denunció que la dependencia no estableció claramente de qué se le acusa. También dijo que se enteró de este citatorio a través de los medios de comunicación y no fue notificada por la FGR, lo que constituye una “flagrante violación a sus derechos y al debido proceso”.

Robles denunció que durante todo el proceso de la investigación no ha tenido la oportunidad de presentar argumentos en su defensa, además de que no tiene acceso a la carpeta de investigación que integra los hechos de los que se le acusa.

La ex titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) y de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) reveló que su defensa será representada por el abogado Julio Hernández Barrios, quien adelantó que Robles sí acudirá a la cita con la Fiscalía el próximo 8 de agosto.

El Presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que su Gobierno se mantiene en colaboración con la Fiscalía para proporcionar toda la información que les sea solicitada y aseguró que que “no será tapadera de nadie”.

Durante su conferencia de prensa matutina, el mandatario indicó que la FGR tiene abiertas varias investigaciones por este caso, por lo que dio la instrucciones a Santiago Nieto, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), para que proporcione a las autoridades toda la información requerida para que no exista impunidad.

“Se está apoyando a la FGR en todo lo que nos solicite, porque la Fiscalía tiene abiertas investigaciones en este caso, y todos los informes que tienen que ver con datos de inteligencia financiera. Hay la instrucción para Santiago Nieto de que se entregue toda la información, y la Fiscalía va a resolver. No hay impunidad para nadie”, dijo López Obrador.

López Obrador indicó que desconoce si la investigación se amplió a otros funcionarios, pero afirmó que no habrá protección para nadie.

“Hay que esperar que concluyan las investigaciones y los procesos legales”, agregó el Presidente. “La FGR está haciendo la investigación amplia y sin limitaciones, tengo la información de que se retomó esta investigación y se amplió, no se si a más funcionarios, pero como se dice en estos casos ‘lo que resulte de la investigación’, sin límites, todos los que puedan estar implicados”.

“Los llaman a declarar y de esa forma van saliendo hipótesis y se siguen las investigaciones para que haya justicia y se tome en cuenta a todos los implicados, que no haya protección para nadie. Pero eso corresponde a la FGE y a nosotros nos corresponde entregar la información”, dijo.

“Cero corrupción, cero impunidad. No vamos a solapar actos de corrupción, no somos tapadera”, aseveró.

FGR VA POR ROBLES

El día de ayer, la Fiscalía solicitó una audiencia para que un juez vincule a proceso Robles Berlanga. La FGR busca imputar a la ex funcionaria por el ejercicio indebido del servicio público.

Robles Berlanga se fue del Gobierno federal como uno de los personajes más polémicos de la administración de Enrique Peña Nieto, quien la mantuvo durante los seis años de su mandato en puestos claves: primero le dio la titularidad de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol, hoy Secretaría del Bienestar) y luego, tras el aumento en el número de pobres en 2015, le dio la oficina de la Sedatu.

En 2017, la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), en la revisión que le hizo la Auditoría Superior de la Federación (ASF) a sus Cuentas por Liquidar, encontró un posible daño a la hacienda pública por 2 mil 039 millones 512 mil 453 pesos.

Esa cantidad se conforma por cinco actos realizados bajo la administración de Rosario Robles.