Cerrando el ciclo, el proyecto mexicano de reciclaje de vidrio que crea conciencia y capacita a mujeres

30/08/2020 - 12:05 am

Cerrando el Ciclo es una empresa mexicana ambiental que se especializa en el reciclaje de vidrio, nació en el 2014 acopiando botellas de vidrio y transformándolas en diferentes artículos como vasos, recipientes, joyería o hasta placas para mesas. Además capacitan a mujeres con la intención de de que tengan una opción para generar ingresos y puedan convertirse en microemprendedoras al reciclar botellas. “Se vuelve bueno para ellas porque les genera un ingreso y se vuelve bueno para nosotros como sociedad, su materia prima son las botellas que tiramos”, dijo a Magazine José Luis Pérez González, director de Cerrando el Ciclo.

Ciudad de México, 30 de agosto (SinEmbargo).- La regla de las tres erre significa reduce, reutiliza y recicla, una propuesta para cuidar el medio ambiente y prestar especial atención a reducir los residuos. Entre los materiales a reciclar están el cartón, papel, aluminio y vidrio, sin embargo, este último es del que menos se recicla. De acuerdo con datos de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), México genera más de 3 millones de toneladas de vidrio y sólo recicla el 12 por ciento de éstas.

Cerrando el Ciclo es una empresa mexicana ambiental que se especializa, justamente, en el reciclaje de vidrio, nació en el 2014 acopiando botellas de vidrio y transformándolas en diferentes artículos como vasos, recipientes, joyería o hasta placas para mesas.

“Nace con esta idea de mitigar y trabajar con el vidrio porque, el vidrio, a diferencia de otros residuos no tiene valor en el mercado, por ejemplo, un kilogramo de PET en el mercado te lo compran entre 3 y 5 pesos o el aluminio hasta en 17 pesos el kilo, un kilogramo de vidrio te lo compran entre 20 y 30 centavos, si encuentras dónde te lo compren, porque la mayoría de los recicladores no lo aceptan porque es un residuo extremadamente barato y ocupa mucho espacio”, contó José Luis Pérez González, director de Cerrando el Ciclo, en entrevista a Magazine.

José Luis Pérez explicó que buscan que la sociedad vea “con otros ojos” al vidrio al notar que una botella puede transformarse en un vaso que adquiere valor y que incluso puede representar un ingreso para las personas que lo necesitan, con esto se evita que ese vidrio termine en un relleno sanitario o en los bosques y mares.

Cerrando el Ciclo recicla vidrio para crear macetas, vasos y joyería. Fotos: Cortesía/Facebook CerrandoelCiclo

“Es importante comentar que el vidrio como tal no es contaminante como el PET, cuando se desintegra es vidrio sus componentes no son contaminantes, tiene arena y cal, pero lo que sí es contaminante es toda la extracción de la materia prima necesaria y su proceso de producción, ahí es donde está el problema”, refirió Pérez.

CAPACITACIÓN A MUJERES

La labor social no se limita al reciclaje, Cerrando el Ciclo capacita a mujeres para que reciclen el vidrio y puedan tener un ingreso.

“Tenemos capacitaciones y trabajamos con nuestra comunidad de mujeres en Nezahualcóyotl y en Ecatepec, sobre todo en esos dos municipios, lo que hacemos es que generamos una alianza con el Instituto de la Mujer de Nezahualcóyotl para que nos canalicen a mujeres que tienen alguna situación crítica que a veces les impide crecer o desarrollarse. Nosotros lo que hacemos es que las capacitamos y las enseñamos a transformar una botella para poderse generar un ingreso a partir de ese reciclaje”, contó el director de Cerrando el Ciclo.

La intención de esto es que las mujeres tengan una opción para generar ingresos y puedan convertirse en microemprendedoras al reciclar botellas. “Se vuelve bueno para ellas porque les genera un ingreso y se vuelve bueno para nosotros como sociedad que su materia prima son las botellas que tiramos”, agregó.

Cerrando el Ciclo capacita a mujeres de ciudad Nezahualcóyotl, para el desarrollo de habilidades, la creación de emprendimiento y autoempleo. Foto: Cortesía

Estas capacitaciones también las realizan en alianzas con empresas, la situación generada por la pandemia ha parado un poco esta labor, sin embargo, hasta el momento han capacitado a 483 mujeres en total. “Después estas mujeres se vuelven nuestras aliadas porque dicen ‘a mí no me gusta vender, yo no me voy a dedicar a las ventas’ y se vuelven colaboradoras, ellas nos generan productos y nosotros los ponemos en nuestros canales de venta, entonces abrimos estas opciones para que ellas puedan beneficiarse sino tienen la oportunidad de salir a vender sus productos”, dijo José Luis.

TALLERES Y PLÁTICAS PARA CONCIENTIZAR

Este año tienen previsto abrir una tienda en la colonia Roma para que la gente pueda conocer los objetos que crear con el reciclaje del vidrio, además buscan que sea un espacio en el que se brinden talleres y pláticas con el fin de crear conciencia acerca de la sustentabilidad, el reciclaje y el bienestar ambiental y social.

“Queremos que la gente cuando nos visite podamos sumergirla en un proceso de reciclaje, […] que vean que el vidrio se puede transformar en muchas cosas tan padres, es un material tan bonito, queremos sumergir a la gente en esa conciencia”, recalcó José Luis Pérez. “Va a ser un espacio donde vamos a poner una pequeña aula donde queremos dar talleres, pláticas, capacitaciones para promover e impulsar el tema ambiental”, agregó.

El director de Cerrando el Ciclo explicó que cuando la gente ve las piezas piensan que son una más, sin embargo al conocer la historia y saber que es un producto reciclado, les resulta más interesante y llama la atención. Entre las piezas que más llaman la atención están las de joyería. “Buscamos que todo sea, obviamente hecho a mano, tratamos de cuidar todos los detalles de la pieza, así sea un vasito o sea joyería, al final son artesanal, están hechos uno por uno y cien por ciento a mano”, afirmó.