Captain Tsubasa: Rise of New Champions puede tener dos caras en esta industria y en este mercado, una muy mala o una muy buena llena de nostalgia y es que, siendo realistas, el juego aspira a ser algo muy sencillo, pero a la vez bastante divertido.

Ciudad de México, 30 de agosto (SinEmbargo).- Seguramente, muchos de nosotros recordaremos con mucho cariño el disfrutar de las aventuras de Oliver Atom, Benji Price o Steve Hyuga con unas de las caricaturas o serie animada más emblemáticas de nuestra infancia y de los años 90, porque cabe recordar que, aunque en occidente la serie prácticamente ya había terminado, la serie de Captain Tsubasa o los Súper Campeones, se estrenó hasta 1994 en Latinoamérica. Campos interminables, carreras que duraban capítulos, partidos que duraban semanas y jugadas tan imposibles de hacer en la vida real que lo único que provocaban era querer convertirte en un futbolista y hacer saltos de gran magnitud, paradas como las de Benji Price o tiros como el del tigre, el tiro del dragón o el tan famoso tiro doble de Oliver Atom y Tom Misaki.

Captain Tsubasa: Rise of New Champions puede tener dos caras en esta industria y en este mercado, una muy mala o una muy buena llena de nostalgia y es que, siendo realistas, el juego aspira a ser algo muy sencillo, pero a la vez bastante divertido, al final este es el propósito de cada juego. Sin embargo, si lo que esperas es un simulador de fútbol a la altura de FIFA o PES, definitivamente estás en el lugar equivocado. Primero que nada, hay que aclarar que Captain Tsubasa: Rise of New Champions es un juego al más puro estilo arcade, un juego que estaría en muchas “máquinas de arcadia” si las consolas no fueran el presente y futuro de los videojuegos, por ende es necesario entender lo limitado que podría ser un juego de este estilo, en lo personal se me asemeja bastante a la experiencia que era Mario Strikers, un juego de deporte sin reglas, divertido y con tiros fuera de este mundo.

El mayor reto de Captain Tsubasa: Rise of New Champions es tener el nombre de una marca tan emblemática. Foto: Captain Tsubasa Rise Of New Champions

Captain Tsubasa: Rise of New Champions nos da la oportunidad de experimentar todo su potencial en diferentes modos de juego: el primero, donde más recae el peso de todo lo que representa el juego, es el modo historia que conoceremos como “el viaje”, a su vez se divide en dos escenarios, el seguir la historia tradicional que conocemos con Tsubasa/Oliver Atom como protagonista, o bien elegir crear un nuevo personaje desde cero para experimentar una historia completamente nueva donde tu propósito será llegar al campeonato de fútbol, sin embargo, el punto más débil de este modo es precisamente su historia y no por lo que pasa como tal, pero al ser un juego localizado en Japón, para nosotros, un mercado que se encariño con nombres como Oliver Atom, el equipo francocanadiense o los hermanos Korioto no es nada entrañable y no existirá ese clic necesario para disfrutar por completo, al final esta es una opinión muy personal, pero sinceramente leer diálogos en español, escucharlos en japonés y leer nombres desconocidos pero ver caras conocidas, puede resultar un poco conflictivo. Dejando esto de lado, el modo historia es constantemente interrumpido por animaciones y tiempos de carga, aún estando en un partido, este puede ser interrumpido por alguna animación de los jugadores que va con el flujo de la historia y que rompen el ritmo de juego completamente. Cuando todo esto pasa o vas directamente al modo versus donde puedes jugar contra un amigo en línea o de manera local, realizar un campeonato o una tanda de penales, la experiencia se vuelve más divertida con toda la esencia de los Súper Campeones.

El juego puede compararse gráficamente con el estilo que de Dragon Ball: FigtherZ, donde se veían animaciones más trabajadas, personajes mejor diseñados y un estilo gráfico que buscaba ser fiel a la animación original, lo mismo pasa con Captain Tsubasa: Rise of New Champions, donde la animación será el punto a destacar,así, los tiros, las paradas, las barridas y los duelos entre jugadores te dan la experiencia completa de los Súper Campeones.

Captain Tsubasa: Rise of New Champions, nos da la oportunidad de experimentar todo su potencial en diferentes modos de juego. Foto: Captain Tsubasa Rise Of New Champions

El gameplay es uno de los puntos más debatibles del juego, puede resultar algo bastante simple o poco trabajado, pero en lo personal, creo que tiene áreas de oportunidad en varios aspectos: lo principal es atacar y defender, podrás indicar a tu equipo una estrategia de juego y al momento de atacar tendrás que esquivar las barridas y entradas de tus oponentes muy al estilo “quick time event”, deberás presionar el botón correcto en el momento indicado para poder esquivarlos, llegar a la portería rival y realizar un tiro normal o un tiro potente que dará inicio a una animación al puro estilo de la caricatura; al momento de defender no será tan diferente ya que tendrás que recuperar el balón con una entrada o una tacleada, recordemos que básicamente no existen faltas dentro del juego, por lo que todo es legal pero en su mayor parte, el partido estará lleno de momentos emblemáticos, como cuando luches por un balón en el aire contra un oponente donde tendrás que presionar una combinación de botones para resultar vencedor, cuando realizas un tiro con algún personaje protagonista como Oliver Atom o Steve Hyuga, o cuando tu oponente realice un tiro y uno de tus defensas se arriesgue a cubrirlo con el cuerpo o la cabeza.

El mayor reto de Captain Tsubasa: Rise of New Champions es tener el nombre de una marca tan emblemática e importante, a pesar de presentar carencias dentro del juego que brindan una experiencia regular, tiene momentos fascinantes durante los partidos que hacen que mejore la experiencia por un momento; para ser una primera entrega, podemos decir que lo hace bastante bien y con muchas áreas que presentan un oportunidad para mejorar.