Ciudad de México, 30 de septiembre (SinEmbargo).– En temas de seguridad nacional no se puede encargar la responsabilidad a quien no tiene capacidad y los responsables de Protección Civil en México que carecen de esos conocimientos deben renunciar, afirmó este lunes Iván Restrepo, investigador en temas de medio ambiente y desarrollo.

Entrevistado en el programa de Carmen Aristegui sobre la tragedia provocada por las tormentas “Ingrid y “Manuel” y la supuesta omisión de los funcionarios de Protección Civil federales y estatales para tomar acciones preventivas, el también editorialista en varios medios impresos añadió que 95% de los municipios del país no tienen sistemas de protección ante emergencias. Sólo las grandes ciudades”.

Sin embargo, expuso, los daños contra la población han crecido en los últimos años por la ineptitud de los funcionarios: “Hace 16 años tuvimos ineptitud de funcionarios de la Segob (Secretaría de Gobernación), durante el huracán “Paulina” y Emilio Chuayffet era titular”, destacó.

A dos semanas del paso de “Ingrid” y “Manuel” por México, que dejaron cientos de pérdidas humanas y severos daños en la infraestructura de tres cuartas partes del territorio nacional, políticos y analistas han señalado que hubo negligencia e incapacidad primero de parte de Luis Felipe Puente Espinosa, titular de la Coordinación de Protección Civil federal, y luego de los gobernadores de los estados afectados.

Ese es el caso de Guerrero –una de la entidades más dañadas–, donde horas antes de que “Manuel” impactara con toda su fuerza esa entidad, el Gobernador Ángel Aguirre Rivero ofreció una cena por todo lo alto a funcionarios estatales y federales, y ex gobernadores en la Casa Guerrero, pero no se ocupó a tiempo de alertar a la población.

Las acusaciones por negligencia, a nivel nacional e incluso por parte de la prensa extranjera, apuntan también a la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y si ésta emitió boletines oportunos; sobre si Protección Civil se limitó a dar sus advertencia por Twitter; sobre el por qué la alerta permaneció en un nivel de tres de cinco posibles y sobre si el propio titular de la Secretaría de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, avisó o no a los gobernadores.

En este caso, dijo Restrepo, el gobierno de Enrique Peña Nieto no partió de cero, hay antecedentes y larga experiencia en emergencias”. Pero si en los recientes desastres naturales hubo errores por falta de capacidad “ojalá que ahora sí haya cabezas que rueden por falta de previsión y por corrupción”, pues ya es suficiente de tanta negligencia, insistió.

Restrepo dijo que hoy se gasta en México 30 veces más en mitigar las afectaciones por emergencias naturales, en vez de en la prevención. Por ejemplo, expuso, la mayoría de los estados no cuentan con el Atlas de Riesgos actualizado.

Desde los años 70 del siglo pasado, los investigadores han insistido en que era fundamental detener la deforestación en el país, pero “no nos hicieron caso y cada año se tumbaron entre 800 mil y 1 millón de hectáreas. En Tabasco, explicó, se perdió 60% de selva, para meter ganado, y lo mismo pasó en Veracruz. Y si  actualmente la deforestación ha disminuido, no ha sido por la efectividad de las campañas, sino por la acción de las comunidades y otros grupos defensores del medio ambiente,  añadió Iván Restrepo.

ASENTAMIENTOS IRREGULARES Y CORRUPCIÓN

La catástrofe causada por el paso de los meteoros “Ingrid” y “Manuel” hizo más evidente la corrupción en los asentamientos presuntamente irregulares que resultaron afectados por las intensas lluvias, afirmó Restrepo.

En este sentido, este lunes La Jornada de Guerrero publica que autoridades federales requirieron al Presidente Municipal de Acapulco, Luis Walton, el detalle de los planos y permisos de edificación de la exclusiva zona del puerto de “Diamante” y “Punta Diamante”. De acuerdo con el diario, es parte de una investigación para buscar a los responsables de las construcciones en humedales.

Al respecto, Restrepo confió en que se llegue al fondo de las investigaciones que dejaron más de un centenar de personas muertas por el paso del meteoro “Manuel”.

“De esas investigaciones saldrán nombres muy importantes de empresarios y políticos, porque son áreas que se destinan para el lujo de unos cuantos. En su momento “Diamante” y “Punta Diamante” fueron un enorme negocio, hay notas periodísticas denunciando cómo se hicieron los negocios ahí”, denunció el especialista.

“Ojalá el Presidente Enrique Peña Nieto llegue al fondo de las investigaciones, por las víctimas de esta tragedia que son las que van a seguir sufriendo”, destacó.