Manifestaciones de estudiantes del IPN. Foto: Cuartoscuro.

Manifestaciones de estudiantes en instalaciones del IPN. Foto: Cuartoscuro.

Ciudad de México, 30 de septiembre (SinEmbargo).–  Estudiantes del Instituto Politécnico Nacional (IPN) –junto con otras universidades como la Nacional Autónoma de México (UNAM) y Autónoma Metropolitana (UAM)– marcharán en la Ciudad de México, del Casco de Santo Tomás al Ángel de la Independencia y luego a la Secretaría de Gobernación (Segob), donde supuestamente tendrán una reunión con el Secretario Miguel Ángel Osorio Chong.

Ayer, algunos colectivos llamaron a sumarse al paro en las facultades universitarias y a participar en una asamblea el próximo miércoles para planear la estrategia que aplicarán en la próxima marcha del 2 de octubre.

Los politécnicos piden la derogación del Reglamento Interno del plantel, que aprobó la semana pasada el Consejo General Consultivo, y de los planes de estudio. Con jornadas de manifestaciones en distintos puntos de la capital mexicana se manifiestan contra de los nuevos lineamientos que –dicen– los convierten en “técnicos” y no en ingenieros.

Por lo pronto, los planes que fueron modificados son los CECyTS y el de la Escuela Superior de Ingeniería y Arquitectura (ESIA) Zacatenco, donde inició el rechazo al cambio del plan de estudios.

De acuerdo con los inconformes, en el nuevo Reglamento se elimina el artículo 55, que está incluido en el actual reglamento, el cual estipulaba que el alumno tenía la opción de solicitar una baja temporal, sin importar el motivo.

También denuncian que en los artículos del 56 al 60 transgreden los derechos cívicos y de libre expresión del alumnado, pues en ellos se estipula que las autoridades “tendrán todo el poder de sancionar a cualquier alumno que incurra en un acto que afecte el ‘buen orden’ del plantel”.

Alertan que las cuotas que antes se consideraban como donativos “pasan a ser obligatorias en todas las escuelas del IPN”. Además indican que se le cobrará una cuota a todos los alumnos que quieran participar en un taller o actividad deportiva o cultural que la escuela ofrezca.

Los alumnos reclaman que el nuevo reglamento le abre las puertas a la iniciativa privada. Ya que, explican, se le otorgarían permisos a particulares, ajenos al Politécnico, para el aprovechamiento y explotación de los espacios físicos en los planteles.

Sin embargo, directivos de algunos centros de estudios desmienten esto y detallan que las modificaciones no hacen este tipo de cambios.

La directora del IPN, Yoloxóchitl Bustamente, rechazó que el reglamento pueda ser modificado, pero pidió a los alumnos informarse y leer el documento que ya fue aprobado.

“Yo quisiera que me dijeran en dónde dice en ese último documento que vamos a limitar la investigación científica y tecnológica. ¿En dónde dice que ya no van a tener derecho a un siguiente periodo de exámenes y que con 2 ocasiones que reprueben la materia están dados de baja? Tampoco lo dice. ¿En dónde dice que ya no van a salir como ingenieros sino que van a salir como técnicos porque yo tengo un convenio con el presidente Peña Nieto para sacar puros técnicos? ¿En dónde dice? Es obvio que no lo han leído pero es obvio también que nos faltó comunicación de aquí hacia nuestras comunidades. Nos faltó comunicación”.

ESCUELAS EN PARO

Hasta el momento, 32 de las 44 escuelas del IPN se pusieron en paro. Ayer, alumnos del movimiento #TodosSomosPolitécnico de Vocacionales y escuelas de Nivel Superior del Instituto Politécnico Nacional ocuparon las instalaciones de los diversos planteles como parte de las acciones de protesta para exigir la derogación del Nuevo Reglamento de la Institución

Un día antes, durante su Asamblea General, que se llevó a cabo en las instalaciones de la Escuela Superior de Ingeniería y Arquitectura (ESIA); los estudiantes concluyeron que este lunes los planteles 2, 3, 5 y 13 de los Centros de Estudios Científicos y Tecnológicos (CECyT´s) se sumarían al paro que hasta este domingo seis vocacionales ya mantenían.

A la par, publicaron un video en redes sociales para explicar las razones del paro.

En  la grabación, los estudiantes acusan que la dirección del IPN promovió una consulta “limitada por la metodología utilizada”.

Agregan que “no hay explicación clara sobre los motivos de modificación de este reglamento” y que, por el contrario, hay una actitud “hermética” sobre el caso, además de que en los consejos técnicos escolares “se ha limitado la información y el debate”.

Los alumnos argumentan que con el Acuerdo por la Alianza Educativa, mismo que firmó la directora Yoloxóchitl Bustamante, “las escuelas de más alto nivel deberán reducir sus estándares educativos para estar al nivel de otros centros educativos en el cual el nivel es menor”.

Agregan que es porque con las reformas estructurales, “van a venir empresas extranjeras y el presidente de la República les prometió la mano de obra necesaria y barata para que pudiera construir dejándonos a nosotros un sueldo miserable”.

Por ello acusan que los planes de estudio pretenden ser modificados. Por ejemplo, citan la reducción de los planes en la carrera de ciencias, como física y química, quitan asignaturas en el área humanística, y “empobrecen” las carreras técnicas “quitando las asignaturas administrativas y aumentando las operativas”.

Lo único que quiere el gobierno, aseguran, es “quitarle el carácter científico a la institución y a los alumnos, porque un centro de estudios científicos y tecnológicos donde no se enseñen ciencias, se convierte en una simple escuela de capacitación técnica”.

El problema mayor, advierten los estudiantes, radica en que “sólo es el principio”, pues “la idea es modificar todo el sistema del IPN”.

EL GOBIERNO NO QUIERE INGENIEROS

En el video, los politécnicos explican que “al gobierno y sobre todo a la iniciativa privada no les conviene que haya más ingenieros en el país porque un ingeniero propone, crea y sobre todo, lo más importante, le dice a un técnico qué hacer. Es por eso que a la empresa privada le conviene que un ingeniero salga como técnico ya que le puede pagar tres veces menos que lo de un ingeniero”.

Sobre la modificación del plan de estudio de las vocacionales, explican los estudiantes, se cambia la materia de Matemáticas” y se deja hasta sexto semestre la Unidad de Aprendizaje de Cálculo Integral. Según las estadísticas, detallan, esta materia tiene el más alto nivel de reprobación, lo que llevaría a que más alumnos reprueben al final de la carrera y no puedan ingresar al nivel superior, por lo tanto, deserten de sus estudios.

A propósito de la evaluación de los profesores, los estudiantes aseguran que la nueva reforma facilita el despido los maestros si no obtiene las calificaciones adecuadas en los exámenes de evaluación recién aprobados.

Sin embargo, un grupo de estudiantes del ESCA lanzó una campaña a través de redes sociales en las que menciona “los mitos” del nuevo reglamento y explica las diferencias entre el actual y el que se implementará en 2015.