Sídney (Australia), 1 oct (EFE).- Las autoridades australianas declararán hoy como Área Protegida Indígena una superficie de 50 mil kilómetros cuadrados alrededor de Uluru, un lugar sagrado para los aborígenes donde se levanta el famoso monolito rojo.

Con esta medida, que abarca una superficie cercana al tamaño de Costa Rica, el pueblo Anangu, los dueños tradicionales de la zona, podrán recibir fondos gubernamentales para proteger lugares sagrados, plantas y animales nativos alrededor del Parque Nacional Uluru-Kata Tjuta, avanzó la agencia local AAP.

Para el Consejo Central de Tierras, uno de los organismos reguladores de la comunidad aborigen, la decisión ayudará a que el pueblo Anangu refuerce los lazos con sus prácticas culturales tradicionales.

“Queremos enseñar a los más jóvenes cómo cuidar del lugar de forma adecuada y con firmeza. Que conozcan el lugar y vean todas las fuentes de agua y lugares importantes”, dijo Janie Miama, una de las dueñas tradicionales a la AAP.

Australia tiene 51 Áreas Protegidas Indígenas que cubren 36 millones de hectáreas (360 mil kilómetros cuadrados), algo mayor a la superficie de Alemania.