En conferencia de prensa, el titular de la PGJ capitalina, Rodolfo Ríos Garza, dio a conocer que el hijo del cineasta León Serment y su novia fueron los autores intelectuales del crimen y pagaron a otras dos personas 100 mil pesos para dar muerte a la pareja de cineastas, con lo que se descartó la versión de que la muerte del artista derivó de un robo y de un suicidio, en el caso de la empresaria.

El material presentado por la PGJ CdMx sobre los crímenes. Foto: Especial

El material presentado por la PGJ CdMx sobre los crímenes. Foto: Especial

Ciudad de México, 30 de septiembre (SinEmbargo).– La Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México informó que los asesinatos del cineasta León Juán Salvador Serment y su ex esposa Mariana Adriana Rosique fueron ordenados por su propio hijo.

El funcionario descartó con ello que la muerte de Serment derivara de una asalto y la de Rosique de un suicidio, como se había dado a conocer previamente.

En conferencia de prensa, el titular de la PGJ capitalina, Rodolfo Ríos Garza, dio a conocer que el hijo de León Serment y su novia fueron los autores intelectuales del crimen y que pagaron a otras dos personas 100 mil pesos por la muerte de cada uno de ellos. Además de que el crimen se planificó con dos meses de anticipación.

Aseguró que durante las declaraciones, el presunto autor intelectual cayó en varias contradicciones y que se hizo un cateo en su domicilio en donde se encontró evidencia para vincularlo con el ilícito.

“De todo lo anterior se desprendió la existencia de un acuerdo previo, reparto de tareas y coordinación conjunta para privar de la vida a la víctima tomando en cuenta que el hijo no prestó el debido auxilio a su padre, que hubo comunicación telefónica entre los autores materiales con el hijo y su novia. Advirtiéndose además que el robo fue posterior al homicidio”, dijo el Procurador.

De acuerdo con el funcionario, los cuatro implicados ya fueron detenidos. Los hombres fueron ingresados al Reclusorio Norte y la mujer al Reclusorio Femenil de Santa Martha Acatitla.

“Por delito de homicidio calificado pueden alcanzar una pena de hasta 70 años de prisión cada uno”, apuntó Ríos.

El pasado 19 de agosto, se informó que el cineasta mexicano León Juan Salvador Serment murió a consecuencia de las ocho puñaladas que recibió durante un presunto asalto.

Mientras que semanas después, Rosique fue hallada sin vida al interior de su casa. Los indicios apuntaban a un suicidio por ahorcamiento con una soga, pero Ríos Garza aclaró que fue un homicidio perpetrado gracias a que el hijo dejó abierta la puerta de la casa de la víctima para que entrarán los asesinos.

Ríos Garza dando detalles del caso. Foto PGJ CdMx

Ríos Garza dando detalles del caso. Foto PGJ CdMx

EL “ROBO”

Según la PGJ capitalina, el descendiente de Serment declaró que iba acompañado de su padre cuando dos personas los asaltaron en la colonia Merced Gomez, Delegación Alvaro Obregón. En ese momento se tiró al suelo, abrazado de su mascota, y posteriormente vio su padre herido. Fue a su casa a dejar a su mascota y después solicitó ayuda, sin embargo el artista murió en el lugar.

El funcionario señaló que a través de los videos se pudo observar que los atacantes previamente habían estado cerca de la casa de Serment. Además de que diversos testimonios y grabaciones dan evidencia de que el robo no fue por azar, debido “a que por el lugar transitaran previamente muchas personas sin que los imputados actuaran contra ellas”.

Detalló que los ladrones sacaron el dinero de las tarjetas en dos sucursales, una en la delegación Gustavo A. Madero y otra en Tlalpan, sin contatiempos, por lo que resultó “evidente” que los acusados tenían conocimiento de las información personal de la víctima.

Los dictámenes arrojaron que el cuerpo presentaba 46 heridas, 12 de ellas mortales y se pudo determinar que el robo fue posterior a la privación de la vida.

Ante ello, concluyó, se pudo deducir que hubo un acuerdo previo con los victimarios y que de manera intencionada el hijo no prestó el debido auxilio.

EL “SUICIDIO”

Del caso de Adriana Rosique, cuyo cuerpo sin vida fue hallado una semana después. Ríos Garza dijo que fue hallada con una soga al cuello y suspendida de un barandal de su casa.

El hijo narró que llevó a su novia al hospital y no se enteró del deceso de su madre hasta la mañana siguiente.

No obstante, no hay registro de que se presentara en ningún centro médico y pruebas videográficas muestran que salió de la vivienda y poco después los dos asesinos entraron por la puerta.

Además, en lugar de ir al centro médico, el hijo y su novia estuvieron “deambulando por las inmediaciones del hogar”, detalló.

-Con información de EFE