En el tercer trimestre del año, el peso ganó un 3.71 por ciento y se apreció otros 85 centavos, que se suman a los 84 centavos del trimestre anterior, pero la moneda mexicana aún está 3.25 pesos por abajo de los 18.8570 pesos por dólar en los que arrancó 2020.

El IPC (S&P/BMV IPC) cerró septiembre con una ganancia de 1.68 puntos porcentuales, pero de julio a septiembre anotó un descenso del 0.68 por ciento.

Ciudad de México, 30 de septiembre (SinEmbargo).- Durante el tercer trimestre de 2020 y a lo largo del mes de septiembre, el peso se vio impactado por el aumento de contagios de la COVID-19 a lo largo del mundo, específicamente por los rebrotes en las economías europeas, que reabrieron diferentes sectores y que desencadenaron más y más fuertes contagios.

Además de julio a septiembre, la economía mexicana se vio impactada por las noticias de datos negativos en el mercado laboral nacional e internacional; también en los sectores industriales, de inversión y observó cambios en la cotización de la divisa nacional ante el anuncio de cifras históricas como la caída del 18.7 por ciento del PIB durante el segundo trimestre del 2020.

La tasa mexicana de desempleo bajó en agosto a 5.2 por ciento al reincorporar 608 mil personas a la Población Económicamente Activa (PEA), lo que totaliza 2.8 millones de desocupados, informó este lunes el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). El índice de desempleo fue menor al 5.4 por ciento registrado en julio de 2020, pero mayor al de 3.7 por ciento de agosto del año pasado, reveló la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) del Inegi.

Con los datos de agosto, la PEA ha recuperado un total de 7.8 millones de mexicanos tras la salida de 12 millones de personas del mercado laboral en abril, cuando el Gobierno suspendió las actividades no esenciales de la economía por la pandemia de COVID-19.

Además de más de 77 mil muertos y cerca de 738 mil casos, la crisis de COVID-19, causó una contracción anual histórica del PIB y la pérdida de más de 1 millón de empleos formales registrados ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

El dólar spot se vende en 22.1050 pesos, en tanto que en ventanillas de Banorte se coloca en los 22.45 pesos por cada billete verde.

El peso cerró la sesión con una apreciación de 1.31 por ciento, o 29 centavos. A lo largo de la jornada el Banco de México observó una cotización entre 22.2770 y 22.0280 pesos por dólar.

A tasa mensual, la divisa mexicana cayó un 0.92 por ciento, una depreciación de 20 centavos frente a la última cotización de agosto. El máximo del mes fue de 22.6630 pesos por dólar, tocados el 28 de septiembre y el mínimo de 20.9020 pesos por dólar el 17 de septiembre.

En el tercer trimestre del año, el peso ganó un 3.71 por ciento, frente al trimestre anterior. De julio a septiembre el peso gano otros 85, que se suman a los 84 centavos del periodo anterior, lo que acercó al tipo de cambio al nivel en que inició el año, después de la fuerte depreciación observada el primer trimestre de 26 por ciento; sin embargo, la moneda mexicana aún está 3.25 pesos por abajo de los 18.8570 pesos por dólar en los que arrancó 2020.

IPC GANA EN SEPTIEMBRE

El IPC (S&P/BMV IPC) de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) cerró la jornada de este miércoles con una nueva ganancia y concretó su mejor nivel desde los primeros días de septiembre, después de anotar pérdidas hasta las 35 mil unidades.

El IPC se coloca en las 37 mil 458.69 unidades, un avance de 0.87 por ciento, equivalentes a 323.77 puntos.

A lo largo de septiembre el principal indicador del parqué mexicano anotó una ganancia de 1.68 puntos porcentuales, equivalentes a 617.96 unidades.

En el periodo de julio a septiembre el IPC anotó un descenso del 0.68 por ciento, -581.51 unidades que en el segundo trimestre del año.