El Jefe del Ejecutivo destacó que las consultas ciudadanas sirven para que la población ejerza su derecho a la opinión pública y a la participación democrática en temas de suma importancia para la nación, y no sólo cuando sea tiempo de elecciones.

Ciudad de México, 30 de septiembre (SinEmbargo).- El Presidente Andrés Manuel López Obrador apuntó que si la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) declara inconstitucional la consulta ciudadana para el enjuiciamiento de los expresidentes, promoverá la iniciativa para modificar el Artículo 35 de la Constitución.

Recordó que, el día de mañana, la Suprema Corte determinará si la consulta popular es inconstitucional o no, y destacó que la decisión será de suma importancia, ya que a partir de ello se resolverá cómo es la democracia en México: participativa o representativa.

El Jefe del Ejecutivo destacó que las consultas ciudadanas sirven para que la población ejerza su derecho a la opinión pública y a la participación democrática en temas de gran relevancia para la nación, y no sólo cuando sea tiempo de elecciones.

“Es muy sencillo de explicar, se quiere que el pueblo sólo vote cada tres o seis años para tener representantes o se quiere que además de que el pueblo elija sus representantes, cada tres, cada seis años, pueda ser consultado cuando se trate de asuntos trascendentes, de todo aquello que tiene que ver con el interés general”, señaló en su conferencia de prensa matutina.

Este derecho forma parte del Artículo 35 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. Sin embargo, López Obrador agregó que de ser rechazada la consulta por la SCJN, éste resulta una simulación, “es letra muerta”.

“Si resulta que por eso no se puede llevar a cabo la consulta, pues tendríamos que plantearnos dos cosas, una para qué está ese Artículo en la Constitución, es una simulación, es letra muerta y olvidarnos de eso, no. Y lo otro, hay que buscar que en México se lleve a cabo la consulta ciudadana y otros métodos democráticos, como el plebiscito, el referéndum, la revocación del mandato, todo lo que tiene que ver con la democracia participativa”, aclaró.

El mandatario federal rescató que aunque el fallo sea en contra de la consulta, tiene un compromiso con los mexicanos para que puedan ejercer su libertad democrática, pues ésta “va más allá del margen estrecho de la legalidad y no deja de ser legal”.

“Fue mi compromiso que se lleve a cabo la consulta ciudadana y otros métodos democráticos, de inmediato estaría mandando una iniciativa de reforma al Artículo 35 para que no se cancele esta posibilidad”, precisó.

Finalmente, Andrés Manuel recalcó que no se debe impedir la consulta bajo el argumento de que se violen los derechos humanos de las personas en cuestión, en este caso los exmandatarios, ya que no existe ninguna violación, pues dentro de la pregunta que se plateó resaltan que los involucrados serían juzgados bajo los procedimientos legales y con respeto a sus garantías.

Terminó comentando que cada poder debe asumir su responsabilidad, y él asumirá la suya y abogará por la ciudadanía. “¿Vamos a seguir con lo mismo? Yo me deslindo, y que cada Poder asuma su responsabilidad, y en este caso va a ser el Poder Judicial, quien tiene que decidir”, expresó.