El Presidente Enrique Peña Nieto llega al final de su sexenio con severos escándalos de corrupción y sin haber podido estimular la economía mexicana, problemas que están impulsando el deseo de un cambio radical entre los votantes, advirtió Bloombergy destacó que los mexicanos podrían ungir como Presidente a Andrés Manuel López Obrador.

El medio también menciona a Donald Trump como un factor que puede jugar a favor de López Obrador y entregarle la Presidencia de México. “El Presidente de Estados Unidos se ha enemistado con México al exigirle a la nación que pague un muro fronterizo y al amenazar con romper el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). Los partidarios de AMLO, como se le conoce popularmente, ven su estilo impetuoso como la mejor manera de enfrentar la hostilidad de Trump”, expuso.

Ciudad de México, 31 de octubre (SinEmbargo).– Los presidentes Enrique Peña Nieto, de México, y Michel Temer, de Brasil, llegan al final de sus periodos con severos escándalos de corrupción y sin haber podido estimular sus economías, problemas que están impulsando el deseo de un cambio radical entre los votantes, advirtió Bloomberg.

Para el medio estadounidense especializado en negocios, los actuales presidentes de las dos economías más grandes de América Latina han impulsado el anhelo de los votantes a un cambio y los candidatos mejor posicionados de ambos países: Andrés Manuel López Obrador (México) y Jair Bolsonaro (Brasil).

En el caso de Andrés Manuel afirmó que “después de 36 años de tecnócratas de libre mercado, los mexicanos podrían ungir a un extremista izquierdista que amenaza con enfrentar a Donald Trump”.

En Brasil, donde el partido obrero populista dominó durante 13 años hasta 2016, dijo: “un electorado cansado de escándalo está coqueteando con un ex capitán del Ejército.

“En ambos casos habrá fuga de capitales, presiones sobre la moneda de los inversores que se asustarán; en el caso de México habrá una reversión de las reformas y, en el caso de Brasil, un bajo compromiso con las reformas”, señaló el texto.

De acuerdo con Bloomberg, el anhelo de los votantes mexicanos por el cambio está impulsando por el mal desempeño del Gobierno.

“Enrique Peña Nieto se presentará para la reelección con unos índices de aprobación muy bajos que difícilmente ayudarán a un sucesor elegido a dedo. Su administración ha sido perseguida por interminables acusaciones de corrupción y no ha sido capaz de estimular la economía para que crezca lo suficientemente rápido como para satisfacer a la clase media”, sentenció.

El medio también menciona a Donald Trump como un factor que puede jugar a favor de López Obrador y entregarle la Presidencia de México.

“El Presidente de Estados Unidos se ha enemistado con México al exigirle a la nación que pague un muro fronterizo y al amenazar con romper el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). Los partidarios de AMLO, como se le conoce popularmente, ven su estilo impetuoso como la mejor manera de enfrentar la hostilidad de Trump”, indicó Bloomberg.

Para el medio estadounidense, si los Estados Unidos sale del TLCAN, López Obrador estará más cerca de la Presidencia en las votaciones de julio de 2018.

“México podría tener un cambio bastante intenso en la orientación política”, dijo a Bloomberg Mario Mesquita, economista en jefe de Itaú Unibanco Holding SA. “Los economistas están justamente preocupados por un posible fin del TLCAN y cómo eso podría llevar a una victoria de López Obrador”.

El medio destacó unas de las propuestas de López Obrador como aumentar el salario mínimo e incrementar el gasto social para ayudar al 50 por ciento de la población que vive en la pobreza.

Sin embargo, mencionó que los inversionistas están más preocupados por la promesa del candidato de revisar y posiblemente revertir las difíciles reformas que abrieron las industrias del petróleo y la electricidad a las empresas privadas como Chevron , Exxon Mobil , Total y China National Offshore Oil Corp.

“Estas empresas se encuentran entre las casi 70 compañías que han firmado contratos de petróleo que se espera aporten hasta 80 mil millones de pesos durante la vigencia de los acuerdos, de acuerdo con la Secretaría de Energía.

Las empresas, dijo Bloomberg, al menos pueden consolarse con la perspectiva de que es improbable que el partido de AMLO, el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) obtenga una mayoría en el Congreso.

La semana pasada, la revista británica The Economist destacó que Donald Trump podría convertir las elecciones de México en una contienda de antiamericanismo, especialmente si abandona el TLCAN y podría empoderar a Andrés Manuel López Obrador, quien es favorito en las encuestas presidenciales.

La publicación británica dijo que en un país cuyos líderes recurrieron intermitentemente al antiamericanismo para “apuntalar el gobierno autocrático o justificar las políticas proteccionistas, los modernizadores han trabajado durante mucho tiempo para superar la desconfianza hacia los Estados Unidos”.

“El resentimiento se aprendió temprano, en las lecciones de la infancia sobre gringos con colmillos o colmilludos estadounidenses, robando territorio en el siglo XIX y, más recientemente, oprimiendo a los 36 millones de mexicanos que viven en la frontera, hasta 6 millones de ellos sin papeles legales”, refirió.