BBVA México prevé que la economía mexicana se contraiga 9.3 por ciento en 2020 con un rebote de 3.7 por ciento en 2021.

México, 30 de octubre (EFE).- Es imposible afirmar que ya pasó lo peor de la crisis del coronavirus, dijo este viernes el vicepresidente y director general de BBVA México, Eduardo Osuna, en la presentación de los resultados financieros del grupo.

“No podemos decir que ya pasó lo peor porque está muy ligado a la evolución de la pandemia, la evolución de las condiciones de salud, claramente, estamos viendo rebrotes en muchas partes del mundo y me parece que tenemos que seguir atentos”, manifestó el directivo en rueda de prensa.

Las declaraciones de Osuna ocurren horas después de divulgarse la caída anual de 8.6 por ciento del PIB de México en el tercer trimestre del año que reportó de forma preliminar el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Con estos datos, el PIB de México acumula una caída del 9.6 por ciento en los primeros nueve meses del año pese a una recuperación del 12 por ciento frente al segundo trimestre, cuando la economía tuvo una contracción histórica anual de 18.7 por ciento.

BBVA México prevé que la economía mexicana se contraiga 9.3 por ciento en 2020 con un rebote de 3.7 por ciento en 2021.

También pronostica la desaparición neta de 1 millón 23 mil empleos formales este año con solo 349 mil nuevos puestos de trabajo el próximo.

En tanto, estima una decremento de 9.9 por ciento en el consumo privado con un repunte de 3.8 por ciento para 2021.

“Para ver el impacto total en los balances de los bancos habrá que esperar mucho más tiempo, probablemente tenemos que ver todo en 2021 en términos del deterioro total del portafolio”, apuntó Osuna.

Pese al panorama, el banco reportó este viernes un crecimiento de 6 por ciento en su cartera de crédito y de 15 por ciento en la captación bancaria.

La cartera de crédito hasta el tercer trimestre ascendió a 1.253 millones de pesos (más de 59 millones de dólares), con aumentos del 6 por ciento en empresas, 22 por ciento para el sector público y 3 por ciento en las familias.

En tanto, en el mismo período, la captación bancaria representó 1.928 millones de pesos (90,8) millones de dólares, por lo que en ambos rubros BBVA se consolidó como el banco con mayor participación de mercado en México, superior al 23 por ciento.

Los indicadores contrastan con el decremento de 38.7 por ciento en el beneficio de 1.204 millones de euros (1.406 millones de dólares) entre enero y septiembre, por el deterioro de activos financieros causado por la dotación adicional de provisiones en el primer semestre por el impacto del COVID-19.

Estas ganancias, que casi triplican a los 440 millones de euros (514 millones de dólares) que el grupo obtuvo en España, se situaron, como es habitual, a la cabeza de la clasificación de los principales mercados donde opera.

Por la pandemia, la institución apoyó con plazos de gracia a más de 1,4 millones de clientes, lo que equivale al 25 % de la cartera vigente.

El grupo financiero afirmó que ha logrado contener el deterioro de la cartera vencida, con un índice de apenas 2 %.