El  T-MEC  sustituye al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), y que aún deberá ser ratificado por los Congresos de los tres países norteamericanos para entrar en vigor.

Ciudad de México, 30 noviembre (EFE/AP/SinEmbargo) .– Los presidentes de Estados Unidos, Donald Trump; de México, Enrique Peña Nieto; y el Primer Ministro canadiense Justin Trudeau, ofrecieron el día de hoy una conferencia de prensa conjunta en el marco de la firma del acuerdo comercial conocido como T-MEC (USMCA por sus siglas en inglés).

El  T-MEC  sustituye al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), y que aún deberá ser ratificado por los Congresos de los tres países norteamericanos para entrar en vigor.

El mandatario estadounidense aseguró que el renovado tratado comercial de su país con México y Canadá, es “revolucionario” y asegurará un “futuro de prosperidad e innovación” para las tres naciones norteamericanas.

“Éste es un acuerdo modélico que cambia para siempre el panorama comercial”, afirmó Trump.

Señaló que este nuevo acuerdo comercial es el tratado más moderno en la historia de Estados Unidos, además de que traerá beneficios para los tres países que suscriben.

Trump aprovechó su intervención para reconocer el trabajo que realizó su equipo de negociación, así como la disposición de los gobernantes de las tres naciones involucradas; además, deseó éxito al Presidente Enrique Peña Nieto en su último día al frente del Gobierno Mexicano.

 Por su parte, el Primer Ministro canadiense, Justin Trudeau sostuvo que este acuerdo comercial fue hecho pensando en la clase media por lo que traerá beneficios principalmente para este sector.

Trudeau aprovechó su intervención para una vez más criticar los aranceles impuestos por Estados Unidos a las importaciones de acero y aluminio.

Finalmente, Enrique Peña Nieto destacó que con la renegociación se logró modernizar los acuerdos económicos, incluir disposiciones sobre comercio electrónico, destacó que una tercera parte del acuerdo se refiere a temas que no estaban contempladas en el tratado previo.

Expresó que el renovado tratado comercial de su país con EU y Canadá, conocido como T-MEC, abre “una nueva etapa” en la relación con las naciones vecinas, y ofrece una base “más incluyente, firme y moderna” para el comercio regional.

“Los acuerdos comerciales no pueden permanecer estáticos, necesitan avanzar de acuerdo con las necesidades de nuestra economía”, afirmó hoy Peña Nieto durante el acto de firma del tratado comercial en Buenos Aires, en su último día en el poder, ya que mañana cederá la Presidencia a Andrés Manuel López Obrador.

Canadá, México y Estados Unidos llevaron a cabo diversas rondas de negociaciones para modernizar el llamado Tratado de Libre Comercio para América del Norte (TLCAN), el cual estuvo vigente desde hace 24 años y del que Donald Trump amenazó en varias ocasiones con retirarse a menos que pueda reformarlo a favor de su país.

El Presidente Donald Trump pasó más de un año intimidando a los gobiernos de Canadá y México para que accedieran a reescribir el tratado comercial de América del Norte.

Líderes de los tres países acordaron el T-MEC unas horas antes de que se cumpliera el plazo del 30 de septiembre impuesto por Estados Unidos. Muchos analistas comerciales señalan que el nuevo pacto no es muy distinto a la versión anterior a pesar de las afirmaciones de Trump de que “transformaría nuevamente a América del Norte en una potencia de manufactura”.