El dirigente Gilberto Barrera Reyes confirmó que desde hace una semana la termoeléctrica de Petacalco no funciona. Explicó que se fracturó un contenedor y que la empresa tiene el combustible en una especie de alberca, y todo ese aceite fue el que aventaron por el canal de descarga.

Por Brenda Escobar

Zihuatanejo, Guerrero, 30 de noviembre (El Sur).- El dirigente de pescadores de Petacalco, municipio de La Unión, Gilberto Barrera Reyes, denunció que la central termoeléctrica “Plutarco Elías Calles”, propiedad de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), ubicada en esa localidad de Guerrero, derramó “miles de litros” de combustóleo a la bahía de Petacalco por el canal de descarga, “había tanto aceite en el mar, que los compañeros no pudieron echar las redes”.

Ayer, vía telefónica, Barrera Reyes señaló que el hecho ocurrió el viernes por la tarde-noche, “fueron vivos esos de la termoeléctrica porque apagaron los tubos de gravedad para que el aceite no saliera al estero de La Barrita, los apagaron y lo sacaron solamente por el canal de descarga porque saben que iban a tener problemas con el sector pesquero y aun así, ese viernes no pudieron echar las redes porque había mucho aceite”.

Dijo que “ahorita ya no se ve porque las corrientes ya lo arrastraron mar adentro, pero de que tiraron el combustóleo al mar, lo tiraron”, aseguró.

A pregunta, Barrera Reyes sostuvo que la planta termoeléctrica, considerada como una de las mejores en su tipo en Latinoamérica porque cuenta con siete generadores capaces de producir dos mil 778 megawatts de energía eléctrica, sigue sin funcionar desde hace una semana, así como lo dio a conocer el alcalde perredista de ese municipio, Crescencio Reyes Torres, quien dijo que desde el jueves 26 de noviembre no estaba trabajando por la falta de combustible y que no hay fecha para que los generadores vuelvan a encenderse.

Sin embargo, el dirigente de los pescadores sostiene que lo que ocurre es que en el interior de la planta se “fracturó uno de los contenedores y tienen el combustóleo en una especie de alberca, y todo ese aceite fue el que el viernes aventaron al mar por el canal de descarga y contaminaron el mar a lo desgraciado”.

El cetral termoeléctrica de Petacalco, Guerrero. Foto: El Sur.

Más adelante, Barrera Reyes manifestó que la CFE, por medio del gerente de Desarrollo Social, Pierre Antuan Gilly Díaz, no ha dado respuesta al convenio firmado hace más de un año, cuando los pescadores aceptaron la construcción de un puente que atraviesa el río Balsas en la comunidad San Francisco, sobre el que pasa una banda transportadora de carbón desde el puerto industrial Lázaro Cárdenas, Michoacán hacia la termoeléctrica.

A cambio, apuntó, la Comisión les ofreció motores para lanchas con una inversión de más de 16 millones de pesos, así como un hospital, un centro de capacitación para que los habitantes de esta región puedan entrar a trabajar a la termoeléctrica, el desazolve del estero Barrita de Petacalco, entre otros beneficios, sin que hasta la fecha se hayan cumplido.

Dijo que exigen los motores para las lanchas “porque cada vez necesitamos salir más millas mar adentro para conseguir una buena pesca; eso es una de las cosas que nos urgen, así como también nos urge que se le ponga todo el equipo que se requiere a la clínica que construyó la CFE adentro de sus instalaciones según para la atención médica de la población de Petacalco y que nomás está el puro cascarón, es hora que no se cumple nada de esas cosas”.

“Yo quiero hacerle un llamado muy sentido y respetuoso al Gobernador del estado, Héctor Astudillo Flores, para que en estos últimos meses que le quedan como Gobernador, deje un buen recuerdo entre la gente de Petacalco, por eso le pedimos que sea gestor ante el presidente de la República y el director general de la CFE, para que se atienda no sólo al sector pesquero, sino a todas las necesidades que se plasmaron en ese convenio que hasta la fecha no se ha cumplido”.

Continuó: “la Comisión a través de la termoeléctrica, nos ha hecho mucho daño desde que empezó a trabajar en noviembre de 1993 tanto en la salud como en el medio ambiente y en nuestras áreas de trabajo no nomás de los pescadores, sino también de los productores de mango, de los que tenían ganado, de los que aquí en Petacalco tenían sus hoteles, restaurantes, comercios, nos ha jodido a todas las comunidades que estamos cerca de esta planta infernal, nos sigue matando a pausas y por humanidad deberían de considerar seriamente en hacernos justicia mejorando la calidad de nuestras vidas, ese es el llamado que le hacemos al Gobernador”.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE EL SUR. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.