Ciudad de México, 30 de diciembre (SinEmbargo).– El aumento en el costo del Metro puede ser poco: pasó de tres a cinco pesos, pero en realidad se trata de un alza de tajo de un 66% que ha causado “furia” porque la mayoría de las familias mexicanas están “cerca del abismo económico” y casi la mitad de la fuerza laboral “está empleada en la precaria economía informal”, dice un reportaje de Los Angeles Times.

El diario angelino destaca cómo la sociedad capitalina se ha unido en contra del alza en el boleto del Metro y ha desarrollado campañas como #PosMeSalto, en rebeldía a la decisión “sin consulta mínima” tomada por las autoridades del Gobierno del Distrito Federal (GDF).

En un texto firmado por los periodistas Tracy Wilkinson y Cecilia Sanchez se destaca que las condiciones económicas de los mexicanos son precarias, mientras que el gobierno federal anunció un aumento a los salarios en 2014 que promedia cinco pesos al día, lo que ha terminado por ser otro detonante de protestas.

Como se sabe, el aumento en el transporte colectivo Metro provocó además una serie de marchas callejeras y una respuesta policial del gobierno de la Ciudad de México. Además, durante un evento público, Mancera fue abucheado por supuestos inconformes, aunque algunos atribuyen ese gesto de repudio a pugnas internas en el PRD, partido que promovió la campaña electoral del ahora Jefe de Gobierno.

“Los manifestantes también están enojados de que la tarifa [la del Metro] fue aumentada con la consulta mínima. Muchos dicen que se sienten impotentes frente a las autoridades que dictan medidas que tienen un efecto significativo en sus bolsillos, pero luego producen poco con ello. Muchos sospechan que a través de la corrupción y de sus residuos, el precio de la entrada más alta no se traducirá en un mejor servicio u otras mejoras”, plantean los reporteros del LA Times.

“Una de las víctimas más grandes es el Alcalde de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, quien fue elegido el año pasado por una mayoría aplastante, pero hoy es extensamente criticado por una serie de enfermedades locales, incluyendo el crimen, el abuso en construcciones y las propias condiciones de la red del Metro”, dice el periódico.

“Quiero decirle a Mancera”, dijo al diario Mariana Escalona, usuaria del Metro y estudiante de Ingeniería de 22 años de edad, “que cuando las estaciones de metro estén limpias, cuando haya más trenes, cuando los vendedores se hayan ido, cuando haya más seguridad, más protección para las mujeres, y cuando haya un buen servicio, yo estaré feliz de pagar cinco pesos”.

También el usuario Marco Antonio Torres, de 42 años, critica a Mancera: “Las autoridades anuncian un aumento en la tarifa, eso es todo, no se preocupan por las opiniones de la gente… Estoy seguro de Mancera se está riendo de las protestas, y los precios seguirán subiendo por todo”.

Al respecto, Los Angeles Times plantea: “Mancera, en efecto, parece desestimar la protesta de saltar el torniquete, diciendo que no es lo suficientemente grande como para lastimar los ingresos de la red. Se comprometió a añadir policías, que se retire a los vendedores y hacer pública la cantidad de dinero que con tarifas más altas se gastará el próximo año. También ha sugerido que habrá descuentos para los viajeros necesitados, incluidas las madres solteras y los desempleados”.

Su gobierno, agrega el diario, llevó a cabo una encuesta entre 7 mil 200 pasajeros durante tres días, en noviembre pasado, y dijo que un 55.7 por ciento de las personas aprobaron el aumento de la tarifa, pero no dijo que ésa era una condición sólo si se llevaban a cabo mejoras reales en la “maltratada” red del Metro.

COMPRAN SISTEMA DE COMUNICACIÓN POR 726 MDP

Este día, el director general del Metro, Joel Ortega Cuevas, informó sobre la adquisición de un nuevo sistema de radiocomunicación que permitirá enlazar a todo el personal y actuar de manera expedita ante misiones críticas.

Ortega Cuevas precisó en conferencia de prensa que dicho sistema operara hasta el 2015 y tendrá un costo de 726 millones de pesos y será operado por la empresa Thales Communications & Security SAS.

“Mantendrá el contacto con los cuerpos de seguridad y de emergencias de la Ciudad de México, aunque déjenme decirles que el Metro es autosuficiente casi siempre. Ningún trabajador se quedará sin un radio”, afirmó.

Con la licitación pública internacional se contará con 5 mil 748 radios portátiles, móviles, embarcados en las cabinas de cada tren y radio bases.

“Potenciará la utilidad de las más de 5 mil 500 cámaras de videovigilancia pues, de inmediato, se podrá dirigir a los vigilantes al sitio donde ocurra una incidencia, ya no tendremos cámaras musas”, dijo Ortega.

Asimismo aseguró que a partir de enero, la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal canalizará alrededor de 500 elementos más para reforzar el operativo contra la venta ambulante al interior del Metro.

Admitió que éste es el tema más complicado de cumplir de los 11 puntos comprometidos para mejorar al Metro, pero insistió en que en los próximos meses se podrá estar hablando de una solución integral.

Incluso, adelantó que en los próximos días el aparato jurídico del STC iniciará con la presentación de denuncias por la comisión de diversos delitos asociados a la venta ambulante dentro de las instalaciones.

Ortega Cuevas detalló que el hecho de comerciar objetos dentro del Metro es sólo una falta administrativa, pero como estas personas venden piratería u objetos de dudosa procedencia, por ahí podrían tipificarse actos ilegales.

Lamentó que se hayan registrado algunos incidentes entre usuarios y vendedores ambulantes, pero ofreció que el fenómeno irá a la baja, pero reiteró el llamado a los pasajeros a contribuir con estas acciones, no comprando los objetos que les venden.