“Una baja en la calificación podría provocar ventas netas de activos por parte de inversionistas sensibles”, adelantó la asociación de instituciones financieras.

Ciudad de México, 31 de enero (Economía Hoy).- Pemex representa un riesgo fiscal que podría afectar la calificación crediticia del país y las tasas de interés del banco central, advirtió el Instituto de Finanzas Internacionales (IIF, por su sigla en inglés), una asociación mundial de instituciones financieras.

El plan de rescate de Pemex, con una menor carga fiscal ampliará el déficit público en alrededor de 1 por ciento del PIB, expuso IIF.

En caso de que Pemex no pueda pagar su deuda, es posible que el Gobierno federal deba intervenir. “Pemex requiere transferencias presupuestarias significativas, pero, además, su gran carga de deuda podría convertirse en pasivos del Gobierno”, expuso IIF.

Por otro lado, la resistencia de la actual administración a la inversión privada en el sector petrolero mantiene el papel protagónico de Pemex.

“Si bien las reformas estructurales que abordan cuestiones operativas son críticas (…) En México, la duda de considerar la participación del sector privado complica los esfuerzos”, apunta IIF.

Así, Pemex seguirá representando riesgos para las perspectivas de calificación crediticia soberana.

“Una baja en la calificación podría provocar ventas netas de activos por parte de inversionistas sensibles a la calificación. Esto, a su vez, podría conducir a una importante depreciación del peso”, explicó el Instituto.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE ECONOMÍA HOY. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.