“Un día de trabajo representa aproximadamente 0.3 por ciento del PIB de un país, por lo que la extensión de los días feriados durante una semana y la parálisis que sufren estas regiones podrían llevar al crecimiento del primer trimestre en China a ubicarse por debajo del 5 por ciento”, afirmó la analista de Banco Base, Gabriela Siller.

Ciudad de México, 31 de enero (SinEmbargo).- El peso tuvo un enero de sobresaltos: en la primera mitad del mes se apreció por las altas tasas de interés en el país y la ratificación del Tratado México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC); mientras en la segunda mitad del año sufrió por el impacto del coronavirus en China y su economía.

De acuerdo con el análisis de Banco Base, el peso acumuló una apreciación moderada del 0.35 por ciento o 6.5 centavos. Sin embargo, en la jornada del 31 de enero, el dólar interbancario ganó 0.15 por ciento, con lo que cerró en 18.8630, según información del Banco de México (Banxico).

En bancos como Bancomer, el billete estadounidense se vendió en 19.26.

Durante el mes, el peso acumuló una apreciación del 0.35 por ciento, o 6.5 centavos, con lo que cotizó en 18.86, impulsado primordialmente por las altas tasas de interés en México, la firma de la fase uno del acuerdo entre Estados Unidos y China, y la ratificación del poder legislativo del T-MEC en Estados Unidos.

A la par, la estabilidad de la deuda pública apoyó a la moneda mexicana a mantenerse fuerte en el mercado interno.

El Gobierno chino anunció la noche del jueves que 14 provincias suspenderán actividades hasta al menos la segunda semana de febrero. De acuerdo con la analista de Banco Base, Gabriela Siller, representan cerca de 70 por ciento del PIB del gigante asiático, “lo que podría agravar la desaceleración en la economía china”.

“Un día de trabajo representa aproximadamente 0.3 por ciento del PIB de un país, por lo que la extensión de los días feriados durante una semana y la parálisis que sufren estas regiones podrían llevar al crecimiento del primer trimestre en China a ubicarse por debajo del 5 por ciento”, afirmó.

Los datos preliminares del crecimiento económico de la Eurozona, durante el cuarto trimestre del 2019, mostraron un crecimiento trimestral de 0.1 por ciento, en Francia e Italia se contrajeron 0.1 y 0.3 por ciento, respectivamente; en Alemania las ventas minoristas mostraron una contracción mensual de 3.3 por ciento en diciembre.

BOLSAS A LA BAJA

Este viernes el IPC (S&P/BMV IPC) abrió con pérdidas afectado por el riesgo ante el creciente número de personas infectadas por el coronavirus.

El IPC abrió en las 44 mil 402.4 unidades, una baja de 1.03 por ciento, equivalentes a -460.36 puntos.

El coronavirus sigue impactando en los mercados ya que se espera una menor demanda de insumos e interrupciones en las cadenas de suministro. Durante la última sesión del primer mes del 2019 la atención de los inversionistas estará en la salida del Reino Unido de la Unión Europea, pactada para este 31 de enero.

El índice FTSE de la Bolsa Institucional de Valores (BIVA) abrió con pérdidas por el 1 por ciento, con una variación de -9.23 puntos, colocándose en las 912.95 unidades.

INTERNACIONAL

En el mercado de capitales, los índices Nikkei 225 de Japón y Hang Seng de Hong Kong cerraron con resultados mixtos en la sesión asiática.

En Europa se observan pérdidas generalizadas, lideradas por el FTSE MIB de Italia, que pierde 1.25 por ciento. Asimismo, los índices DAX de Alemania, CAC 40 de Francia y FTSE 100 de Londres muestran retrocesos de 0.37, 0.43 y 0.70 por ciento, respectivamente.

Los precios de las acciones abrieron en baja en Wall Street el viernes ante la incertidumbre provocada por el posible impacto económico del brote de un nuevo virus originado en China.

El S&P 500 bajó 0.8 por ciento en la apertura. El índice industrial Dow Jones bajó 303 puntos, 1 por ciento, a 28 mil 555. El Nasdaq retrocedió 0.6 por ciento.

-Con información de AP