Quito, Ecuador, anunció la eliminación del sistema de jaulas para confinar a las gallinas usadas en la producción de huevos. Foto: Jo-Anne McArthur, We animals

“El futuro pertenece a quienes creen en la belleza de sus sueños”
Eleanor Roosevelt

En América Latina hay una nueva esperanza para los animales explotados para consumo y surge en la ciudad de Quito, Ecuador, que a inicios de este mes anunció la eliminación del sistema de jaulas para confinar a las gallinas usadas en la producción de huevos, conocidas como ponedoras.

Este logro pertenece al esfuerzo de las organizaciones Protección Animal Ecuador (PAE) y Gallinas Libres Ecuador, las cuales llevan trabajando más de un año en el tema con el Distrito Metropolitano de la ciudad de Quito. Ambos grupos pertenecen a la coalición Open Wing Alliance que agrupa a más de 80 organizaciones en todo el planeta y que trabaja tanto con empresas, como con gobiernos para lograr cambios a escala mundial.

Con este progreso, Quito se convierte en la primera ciudad en América Latina que prohíbe por ley el sistema de confinamiento de jaulas para la producción de huevo, tal y como lo han hecho en los estados de California, Michigan, Oregon, Washington, Massachusetts, Colorado y Rhode Island en los Estados Unidos. El sistema de confinamiento en jaulas para las gallinas está cayendo en desuso gracias a los compromisos que empresas de todos tamaños en todo el mundo están adoptando. La opinión pública mundial está despertando al hecho de que mantener a las gallinas ponedoras en una jaula diminuta por dos años, es decir, la edad que alcanzan las gallinas ponedoras hasta que su capacidad reproductiva disminuye y dejan de ser consideradas útiles para la industria del huevo, es una práctica cruel que tiene que eliminarse.

Un año de trabajo se dice fácil, sin embargo fueron meses de negociaciones y juntas de trabajo para estas organizaciones. Si bien reconocemos y admiramos el trabajo hecho en Ecuador, esto sólo resalta la lamentable falta de interés del Gobierno de México para siquiera regular la producción libre de jaula a través de una NOM. Es por ello que te invitamos a que firmes esta petición para presionar a la Secretaría de Agricultura a emitir regulaciones para los productores de huevo en México y supervisar su cumplimiento, para que, como Quito, eventualmente logremos juntos la prohibición del cruel sistema de jaulas.