Este martes, el Juez que lleva su causa decidió rechazar su petición de libertad bajo fianza, para la cual ofreció dos millones de dólares. El ex poderoso titular de la entonces Secretaría de Seguridad Pública, y mano derecha en materia de seguridad del Gobierno de Felipe Calderón Hinojosa, argumentó que en dicha prisión tenía un alto riesgo de contraer COVID-19.

Ciudad de México, 31 de marzo (SinEmbargo).– Genaro García Luna, Secretario de Seguridad Pública federal en el Gobierno de Felipe Calderón, no va a ninguna parte: se quedará recluido en el Centro de Detención Metropolitano de Brooklyn, Nueva York.

Este martes, el Juez que lleva su causa decidió rechazar su petición de libertad bajo fianza, para la cual ofreció dos millones de dólares. El ex poderoso titular de la entonces Secretaría de Seguridad Pública, y mano derecha en materia de seguridad del Gobierno de Felipe Calderón Hinojosa, argumentó que en dicha prisión tenía un alto riesgo de contraer COVID-19.

El abogado de García Luna, un personaje fundamental en la llamada “guerra” contra el narcotráfico de Calderón, dijo que el Gobierno estadounidense estaba minimizando los efectos del coronavirus dentro de esa prisión, dado que el estado de Nueva York es el epicentro de la crisis, expuso Alan Feuer, periodista de The New York Times.

Pero el Juez Ramón Reyes no se convenció. García Luna, reportó Feuer desde su cuenta de Twitter, permanecerá encerrado. Reyes declaró el martes que creía que había una “ausencia de indicación clara de que el señor García Luna sufre una condición crónica de problemas respiratorios u otra condición médica que le pone en mayor riesgo de complicaciones debido al virus COVID 19”.

Antes del fallo, expuso el periodista, el abogado César de Castro, defensor de García Luna, explicó que el ex funcionario, acusado de narcotráfico y de cubrir al Cártel de Sinaloa siendo la mano derecha en seguridad del ex Presidente Calderón, “está muy asustado” por el brote; “está muy preocupado de contraer el virus”.

Conforme a los requerimientos implementados en la Corte por la crisis del coronavirus en Nueva York, la audiencia para determinar si se aceptaba o no la fianza solicitada por García Luna se realizó por teleconferencia.

La semana pasada, el ex Secretario federal del sexenio calderonista –hoy acusado de narcotráfico y de recibir millones de dólares del Cártel de Sinaloa a cambio de dejarle operar en México– solicitó ser liberado del Centro de Detención Metropolitano de Brooklyn, donde se detectó al menos un caso de COVID-19.

Apenas ayer, los fiscales de su causa se opusieron a esa petición de ser liberado. En un escrito enviado al Tribunal argumentaron que el ex funcionario federal mexicano no estaba en riesgo de contraer el coronavirus, pero sí de huir de Estados Unidos si es puesto en libertad bajo fianza.

Hoy, los abogados insistieron en esa opción, de acuerdo con un reporte del periodista Alan Feuer, quien ha seguido el caso de García Luna para el influyente diario The New York Times.

Feuer planteó, en un reporte desde su cuenta de Twitter, que la defensa argumentó durante el alegato que el titular de la Secretaría de Seguridad Pública en México podría incluso cortar el monitor colocado en su tobillo y desaparecer.

García Luna fue secretario de Seguridad Pública entre 2006 a 2012 bajo el Gobierno del ex Presidente Felipe Calderón.

Se ha declarado inocente de las acusaciones de los fiscales, quienes alegan que recibió enormes cantidades de dinero del cártel de Joaquín “El Chapo” Guzmán a cambio de permitir que éste traficara cocaína a sus anchas.

-Con información de AP