Según la observación histórica de la analista de Banco Base, Gabriela Siller, la mezcla mexicana alcanzó este lunes el nivel más bajo desde que se empezó a registrar en el 2000, pues antes de eso solo se tenían los promedios mensuales calculados por Petróleos Mexicanos (Pemex). En esas cifras el nivel mínimo promedio fue de 7.89 dólares por barril en diciembre de 1989.

Ciudad de México, 31 de marzo (SinEmbargo).-  El precio del barril de la mezcla mexicana registró un ligero avance, luego de registrar su peor caída desde 1999, durante la sesión del lunes 30 de marzo. 

De acuerdo con Petróleos Mexicanos (Pemex), el crudo nacional se cotizó en 10.76 dólares por barril, un aumento del del 3.76 por ciento, o 39 centavos, con respecto al precio anterior.

En tanto que durante el primer trimestre del 2020, la mezcla mexicana de exportación tuva una pérdida acumulada de 81.35 por ciento, al pasar de los 57.68 dólares por barril en los que cerró 2019.

Al cierre del lunes pasado, el barril de exportación mexicano alcanzó un nivel de 10.37 dólares por barril, un mínimo no observado desde 1999. “Con esto se incrementa la percepción de riesgo sobre México pues se teme que una segunda calificadora sitúe la deuda de esta empresa en especulativo”, afirmó la analista de Banco Base, Gabriela Siller.

Según la observación histórica de la economista, la mezcla mexicana alcanzó el nivel más bajo desde que se empezó a registrar en el 2000, pues antes de eso solo se tenían los promedios mensuales calculados por Petróleos Mexicanos (Pemex). En esas cifras el nivel mínimo promedio fue de 7.89 dólares por barril en diciembre de 1989.

A nivel internacional, los precios del petróleo han caído a causa de la baja demanda -hasta en 20 millones de barriles diarios, alrededor del 20 por ciento de la demanda total- por las restricciones de viaje impuestas como medida para frenar la propagación del COVID-19, así como por la guerra entre Rusia y de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

El crudo mexicano se vio directamente impactado en su precio por la disputa petrolera. Al inicio de la problematica, el 21 de febrero, la mezcla se colocaba en los 49.15 dólares por barril. Tomando como referencia esa fecha, hasta el lunes anotó una depreciación de 78.90 por ciento, o 38.78 dólares.

En el trimestre, las principales mezclas de petróleo cerraron con su mayor contracción ante las señales de que el petrolero global se está colapsando, de acuerdo con Banco Base. El precio del WTI cerró el trimestre en 20.15 dólares por barril, lo que representa una reducción del 67.00 por ciento, mientras que el Brent disminuyó 65.55 por ciento, al cerrar la sesión en 22.74 dólares por barril.

Este martes, el WTI rebotó este un 1.94 por ciento y cerró en 20.48 dólares el barril por el acercamiento de posturas entre Rusia y Estados Unidos con el objetivo de estabilizar los mercados energéticos.

Al final de las operaciones a viva voz en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos de futuros del WTI para entrega en el mes de mayo sumaron 39 centavos de dólar respecto a la sesión previa del lunes.

Los precios del WTI subieron entre versiones de prensa de que el Presidente Donald Trump, y el Presidente de Rusia, Vladimir Putin, han mantenido una conversación telefónica en la que han acordado que sus responsables de energía tracen un plan para estabilizar los precios de los mercados energéticos, golpeados por la baja demanda por la crisis de la COVID-19.

-Con información de Efe