El organismo presidido por José Manuel López Campos estimó que entre el 17 y el 31 de marzo, las pérdidas económicas para el comercio, los servicios y el turismo ascienden a 243 mil 537 millones de pesos. Por lo que, solicitó al Gobierno a otorgar estímulos o prórrogas fiscales.

Ciudad de México, 31 de marzo (SinEmbargo).- Por la contingencia del COVID-19, el 65 por ciento de los comercios en todo el país han cerrado sus sucursales, mientras que el 80 por ciento de los hoteles están inactivos, reportó la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (ConcanacoServytur).

En un comunicado, el organismo presidido por José Manuel López Campos estimó que entre el 17 y el 31 de marzo, las pérdidas económicas para el comercio, los servicios y el turismo ascienden a 243 mil 537 millones de pesos. 

Ante la declaratoria de emergencia sanitaria por la pandemia del COVID-19, la Concanaco apuntó que obligará a las empresas -principalmente micro y pequeñas- a cerrar sus establecimientos, lo que generará “consecuencias económicas graves”, al no poder generar recursos para realizar el pago de nómina, según pidió el Gobierno federal.

Ante ello, el sector empresarial solicitó ser escuchado, puesto que “muchos no podrán soportar la contingencia sin ingresos para pagar la nómina de los trabajadores, principalmente en los giros que serán más severamente afectados”.

Exhortó al Gobierno encabezado por el Presidente Andrés Manuel López Obrador a otorgar estímulos o prorrogas fiscales, así como “acciones de respaldo” para los sectores productivos.

“Pues al tener que cumplir con las declaraciones anuales muchas micros y pequeñas empresas tendrían que elegir entre sacrificar a su personal para poder pagar sus impuestos o quedar en incumplimiento en materia fiscal”, apuntó.

La Concanaco aseguró que con la declaración de la emergencia sanitaria permanecerán cerrados la mayoría de los establecimientos turísticos y servicios durante el periodo vacacional de Semana Santa y Pascua.

COPARMEX PAGARÁ SALARIOS

Este día, la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) aseguró que sus empresas afiliadas harán un esfuerzo por pagar a sus trabajadores acorde a las necesidades de cada negocio.

“Lo anterior dependiendo de la capacidad y posibilidades de cada empresario, sin perder de vista que la obligación de ley es pagar desde un día de salario mínimo general, hasta un mes de salario mínimo general”, precisó en un comunicado.

Ante la declaratoria de la emergencia sanitaria por el COVID-19, la Coparmex pidió al Gobierno federal mayor claridad respecto a las actividades económicas esenciales.

En el texto, exhortó al Gobierno a precisar cuáles son las empresas que podrán seguir operando, pues la redacción de la declaración del gobierno, ha generado mucha confusión y preocupación.

“Si bien se ha enlistado una serie de actividades de manera muy general en un powerpoint durante una conferencia, hasta este momento no ha sido aclarado lo suficiente por la Secretaría de Economía, ni publicado en el Diario Oficial de la Federación”, apuntó la Coparmex.