Lázaro Ríos opinó que para el Jefe del Ejecutivo federal ha sido “muy fácil” ver en Reforma un enemigo para evadir hablar sobre temas indispensables.

Ciudad de México, 31 de marzo (SinEmbargo).– Lázaro Ríos, quien fue director editorial de Grupo Reforma de 2000 a 2019, criticó las descalificaciones que constantemente hace el Presidente Andrés Manuel López Obrador al periódico Reforma y aseguró que las hace para evitar hablar de temas indispensables para el país.

“Lo que da temor es que (el Presidente) se centre en cosas tan vanas cuando tiene situaciones tan importantes como la caída de la economía, la caída del petróleo, el problema del coronavirus, y el Presidente lo que hace es regresar a su estrategia muy bien manejada, desde su punto de vista, para mí ya totalmente desgastada, que es crear enemigos útiles para sus auditorios”, dijo en entrevista para Los Periodistas, el programa a cargo de Alejandro Páez Varela y Álvaro Delgado, en La Octava.

Lázaro Ríos opinó que para el Jefe del Ejecutivo ha sido “muy fácil” ver en Reforma un enemigo para evadir temas indispensables.

“Es muy fácil que un enemigo, que es Reforma, que indiscutiblemente es incómodo, para él es preferente crear un enemigo para el cual hablar de él y barrerse tranquilamente de hablar de temas indispensables para el país”, dijo.

El fin de semana pasado el Presidente acusó al periódico Reforma de crear un montaje en el Aeropuerto de Tijuana, Baja California, que evidenciara que él se negó a tomarse la temperatura antes de abordar un vuelo. Mientras que en su conferencia matutina de yer, el Jefe del Ejecutivo acusó que el diario, al igual que otros medios, solaparon la corrupción en sexenios anteriores.

“(Reforma) se fundó durante el Gobierno de Carlos Salinas y a él no lo tocan ni con el pétalo de una rosa. El Reforma y otros medios se dedicaron a voltear a ver para otro lado, se hicieron de la vista gorda y en muchos casos solaparon la corrupción, fueron cómplices de la corrupción”, expuso el mandatario federal.

Lázaro Ríos negó las acusaciones de López Obrador y recordó que el periódico en el que fue director publicó durante el sexenio de Carlos Salinas notas sobre los errores del Presidente y su hermano.

“Podemos hablar horas de lo que publicó, está bien fácil de comprobar, es una tarea de preparatoria, y un Presidente de la República no puede decir al público esas mentiras”, expuso.

Lázaro Ríos reiteró que con lo dichos contra periódicos como Reforma el Presidente López Obrador ha demostrado que no está dispuesto a recibir críticas.

“No quiere que le pongan un espejo enfrente, el Presidente tiene un temor tremendo a los espejos, yo me imagino que en su casa no existen. Cuando Reforma le puso uno enfrente lo más nítido que puede tener el trabajo de un periodista, el Presidente dice: ‘A mí ese reflejo no me gusta porque no me conviene y se quita del espejo’”, opinó.