Ayer, el Presidente Trump amenazó con imponer un arancel de 5 por ciento “a todos los bienes” que ingresan a Estados Unidos desde México hasta frenar la migración ilegal; la medida se aplicaría desde el 10 de junio.

Esta mañana, el Presidente de México destacó que el país siempre ha atendido y escuchado los planteamiento del Gobierno de su vecino del norte y aseguró que México está trabajando para atender el incremento del flujo migratorio. “Se trata de el asunto de otros países, no queremos culparlos, pero son países donde la gente no tiene opciones no tiene alternativas”, indicó.

Ciudad de México, 31 de mayo (SinEmbargo).– El Presidente Andrés Manuel López Obrador confió esta mañana que su homólogo de Estados Unidos, Donald Trump, va a rectificar en su postura de imponer un arancel a los productos mexicanos porque, dijo, “México no merece un trato como el que se quiere aplicar”. También destacó que su Gobierno no responderá de “manera desesperada”, pero sostuvo que un impuesto de ese tipo no conviene a ninguno de los dos países e hizo un llamado a todos los mexicanos a cerrar filas.

“No vamos a contestar de manera desesperada. Vamos a esperar tiempo, la evolución de esta situación. Como lo digo en la carta no consideramos que deba de aplicarse la Ley del Talión. No es diente por diente, ojo por ojo, porque no quedaríamos chimuelos o tuertos todos”, sostuvo López Obrador.

Ayer, el Presidente Trump amenazó con imponer un arancel de 5 por ciento “a todos los bienes” que ingresan a Estados Unidos desde México hasta frenar la migración ilegal; la medida se aplicaría desde el 10 de junio. Luego, por la noche, el mandatario mexicano le respondió con una carta, que hizo pública en sus redes sociales, y en la que le dijo: “De manera específica, ciudadano Presidente: le propongo profundizar en el diálogo, buscar alternativas de fondo al problema migratorio y, por favor, recuerde que no me falta valor, que no soy cobarde ni timorato, sino que actúo por principios: creo en la política que, entre otras cosas, se inventó para evitar la confrontación y la guerra”.

La mañana de este viernes, el Jefe del Ejecutivo Federal inició su conferencia matutina hablando sobre el tema. Insistió en que se debe buscar el diálogo en la política. “Vamos a hacer política, mucha diplomacia y vamos a actuar con responsabilidad”, reiteró.

López Obrador pidió a los mexicanos que tengan confianza en su Gobierno y previó que el Gobierno de Estados Unidos cambiará de postura:

“Le digo a todos los mexicanos que tengan confianza, que vamos a superar esta altitud del Gobierno de Estados Unidos. Van ellos a rectificar porque el pueblo de México no merece un trato como el que se quiere aplicar”.

Y también hizo un llamado a la unidad: “Se llama al pueblo de México a estar atentos y unidos, todos los mexicanos unidos, que enfrentemos juntos esta situación, ese es el llamamiento que hago a todos los mexicanos, tanto a quienes estamos en el país, como a los mexicanos que viven, trabajan en Estados Unidos. A cerrar filas, primero los mexicanos”, pidió e hizo un llamado a no caer en provocaciones.

Se comprometió a informar constantemente y anunció que mañana sábado ofrecerá una conferencia de prensa extraordinaria por la mañana. “En las últimas horas he recibido llamadas de apoyo de mexicanos de todos los sectores. Hay una solidaridad del pueblo de México hacia nuestro Gobierno, un respaldo a nuestro Gobierno”, destacó. Anunció incluso que Carlos Slim le envió un mensaje para expresarle su apoyo y el de su familia. “Es general, es todo el pueblo”, dijo.

Confió en que la postura del Presidente Donald Trump se va a analizar más en Estados Unidos. “Creo que el Presidente Trump va a comprender que no es de esa manera el que se pueden resolver las cosas. Yo creo que va a haber una rectificación, sino de inmediato, la tiene que haber, porque estas medidas pues no convienen a los mexicanos pero tampoco a los estadounidenses. Esa es mi apreciación”, previó.

López Obrador informó que el proceso de ratificación de T-MEC continuará en el Senado.

MÉXICO ATIENDE EL PROBLEMA DE MIGRACIÓN

El Presidente de México destacó que el país siempre ha atendido y escuchado los planteamiento del Gobierno de su vecino del norte y aseguró que México está trabajando para atender el incremento del flujo migratorio. “Se trata de el asunto de otros países, no queremos culparlos, pero son países donde la gente no tiene opciones no tiene alternativas”, indicó.

López Obrador dijo que su Gobierno ha acompañado a muchos migrantes para que regresen a sus países. “Sí estamos cumpliendo con nuestra responsabilidad en política migratoria. Todo esto se va a informar en Washington”, aseguró.

Sin embargo le recordó que se debe entender que se trata de un asunto económico y social, pues “son muchos quienes de manera desesperada están abandonado sus pueblos por falta de oportunidades de trabajo y por la violencia”.

“Nosotros tenemos que ayudar para que no ingresen de manera ilegal a Estados Unidos, pero también lo tenemos que hacer respetando los derechos humanos. Nada de autoritarismo, son seres humanos”, recalcó. Destacó que en estos grupos de migrantes vienen miles de niños, e incluso, muchos viajan solos.

Ayer, en su misiva, el mandatario mexicano le recordó a Trump que desde el inicio de su Gobierno ha trabajado por resolver la crisis migratoria apostando por una política que respete los derechos humanos, la cooperación y el desarrollo entre países centroamericanos, propuesta que, dijo, también le compartió.

Y le propuso que instruyera a sus funcionarios para que atiendan a representantes del Gobierno mexicano, pues, anunció, personal de la Secretaría de Relaciones Exteriores viajarán este viernes a Washington para intentar llegar a un acuerdo que beneficie a las dos naciones.