Según la previsión, pasará por el sureste de Bahamas en las primeras horas del viernes, se acercará al centro del archipiélago más tarde en el día y pasará cerca o por encima del noroeste de Bahamas y cerca del sur de Florida el sábado.

Por Dánica Coto

SAN JUAN (AP).— El nuevo huracán “Isaías” mantenía en la madrugada del viernes un rumbo que se espera que lo lleve hasta la Costa Este de Estados Unidos el fin de semana, mientras se acercaba a Bahamas, donde hay zonas que todavía se están recuperando de la devastación causada por “Dorian” el año pasado.

En la madrugada del viernes, “Isaías” tenía vientos máximos sostenidos de 130 km/h (80 mph) y estaba a unos 25 kilómetros (15 millas) al oeste-suroeste de la isla Gran Inagua, en Bahamas, dijo el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos. Se movía en dirección noroeste a 28 km/h (17 mph).

Según la previsión, pasará por el sureste de Bahamas en las primeras horas del viernes, se acercará al centro del archipiélago más tarde en el día y pasará cerca o por encima del noroeste de Bahamas y cerca del sur de Florida el sábado.

El jueves, cuando todavía era una tormenta tropical, “Isaías” provocó apagones, derribó árboles, causó inundaciones generalizadas y pequeños deslaves en República Dominicana y Puerto Rico. La Guardia Nacional rescató al menos a 35 personas de las crecidas en Puerto Rico, y una persona seguía desaparecida, mientras cientos de miles se quedaron sin electricidad ni agua corriente.

Se emitieron alertas de huracán para el noroeste de Bahamas, incluyendo las islas Andros, New Providence, Eleuthera, las islas Ábaco, las islas Berry, la isla Gran Bahama, y Bimini.

Dos de esas islas, Ábaco y Gran Bahama, fueron golpeadas el año pasado por “Dorian”, un huracán de categoría 5 que estuvo dos días sobre la zona y dejó al menos 70 muertos y más de 280 desaparecidos. En ambas hay gente que todavía vive en tiendas de campaña y las autoridades dijeron que los operarios trataban de retirar escombros antes de la llegada de “Isaías”.

El primer ministro de Bahamas, Hubert Minnis, anunció el jueves en la noche una suavización de las medidas de cuarentena ante la llegada del meteoro, pero dijo que se aplicará un toque de queda entre las 22:00 y las 05:00 a partir del viernes. Los supermercados, farmacias, gasolineras y tiendas de informática podrán abrir todo el tiempo que les permita el clima.

Stephen Russell, director de la agencia de gestión de emergencias bahameña señaló que no había planes para evacuar a la población, pero instó a quienes viven cerca de la costa a refugiarse en zonas más altas.

Bahamas tiene más de 500 casos confirmados de COVID-19, la enfermedad causada por el virus, y al menos 14 decesos. Recientemente prohibió la entrada de viajeros desde Estados Unidos luego de un repunte de los casos mientras se reabre al turismo extranjero.

Se espera que “Isaías” arroje entre 10 y 20 centímetros (entre 4 y 8 pulgadas) de agua en Bahamas y en las islas Turcas y Caicos.