Ciudad de México, 31 de oct (sinembargo.mx) – La Procuraduría General de la República (PGR) despidió ayer a 150 empleados de la Dirección General de Servicios Aéreos (DGSA) supuestamente por no acreditar los exámenes de confianza, sin embargo las bajas se dan días después de que autoridades dieron a conocer sobre una investigación de red de corrupción en el área.

De acuerdo con La Jornada, los funcionarios fueron notificados por la mañana y algunos acusaron que se trataba de “terrorismo laboral”, puesto que los investigaron y despidieron sin previo anuncio.

Es terrorismo laboral. Un día nos hacen sorpresivos interrogatorios y otro hacen notificaciones de despido sin presencia de abogados ni posibilidad de defensa. Hoy fueron despedidos servidores públicos de todos los niveles, desde secretarias hasta pilotos, técnicos y mecánicos, señalaron trabajadores entrevistados en la llamada Base México.

El pasado 7 de septiembre la procuradora general, Marisela Morales Ibáñez, ordenó una auditoría operativa y administrativa, por las irregularidades con que se movilizaba la flota puso en riesgo a funcionarios, personas detenidas y a la aviación, ya que en cualquier momento pudo ocurrir un percance de gran magnitud, señala el diario.

Las notificaciones de despido se realizaron en momentos en los cuales la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delitos Federales (Seidf, antes Siedf) está tomando declaraciones ministeriales a todos los empleados, como parte de la integración de una indagatoria de tipo penal por diversos delitos cometidos por servidores públicos, y también están en integración más de 300 procedimientos de tipo administrativo por la no comprobación de viáticos, por montos que llegan hasta los 200 mil pesos.