Este cambio advierte a los inversionistas sobre que hay una de tres probabilidades de que México reduzca su solvencia, sin embargo aún lo considera dentro los países con un alto rango de la misma

El domingo finalizó la consulta ciudadana para definir el futuro del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM). Foto: Isabel Mateos, Cuartoscuro.

Ciudad de México, 31 octubre (SinEmbargo).– La cancelación del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México en Texcoco ha traído diversas críticas para López Obrador, asegurando que esto generará incertidumbre en la inversión así como graves pérdidas económicas. 

 En este contexto la calificadora mexicana HR Ratings dio a conocer el día de ayer, a través de un comunicado, que cambió a negativa la perspectiva crediticia de México en HR A-(G).

“Considerando los recientes eventos en torno a la consulta del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México y sus resultados, HR Ratings ratificó la calificación de la deuda soberana de México y modificó la Perspectiva de estable a negativa. Esto debido al deterioro inmediato en la percepción de inversión y riesgo del país”, dijo la firma en el documento.

HR Ratings justificó el cambio asegurando que la cancelación del proyecto ha generado una depreciación en el tipo de cambio que pondrá presión al alza sobre la cifra de deuda neta al cierre del año, y complica mantener su estimado para la deuda neta presupuestaria de 40.8 por ciento del PIB al cierre de 2018.

La modificación de la perspectiva de estable a negativa es un aviso para los inversionistas sobre que hay una de tres probabilidades de que el emisor (México), reduzca su solvencia.

Esto podría provocar que una pérdida de confianza de los inversionistas, quienes exigirán un rédito mayor por mantener los títulos de deuda emitidos por México, afectando de manera negativa las finanzas públicas y para la economía en general.

 Lo anterior se verá reflejado con una mayor volatilidad y contribuirá a un clima de incertidumbre respecto al respaldo que pudieran tener inversiones en nuevos proyectos de infraestructura.

“Un menor nivel de credibilidad y confianza en el cumplimiento de los contratos se reflejaría en un deterioro de la inversión tanto doméstica como extranjera directa (IED), lo cual ha sido un factor determinante en el crecimiento económico”, dijo la firma.

La nota soberana de México en HR Ratings es “HR A-“, lo que significa que México está entre los emisores de alta solvencia, sin embargo la perspectiva negativa pode de manifiesto que su solvencia corre el riesgo de reducirse.