El líder del Sindicato Nacional de Trabajadores del Sistema de Transporte Colectivo aseguró que sus familiares tienen derecho a trabajar en el Metro como cualquier ciudadano y que él no los contrata.

Ciudad de México, 5 de mayo (SinEmbargo).– Fernando Espino Arévalo, líder del Sindicato Nacional de Trabajadores del Sistema de Transporte Colectivo (SNTSTC) del Metro de la Ciudad de México, se negó está noche a admitir que durante sus ya 43 años de dirigente ha colocado al menos a 15 parientes, incluidas tres exposas, su pareja actual, una hermana, cuatro hijos, tres cuñadas, un primo y dos sobrinos, tal y como publicó el 1 de octubre de 2019 la revista EMEEQUIS.

Entrevistado en el programa “Los Periodistas”, que conducen Álvaro Delgado Gómez y Alejandro Páez Varela para SinEmbargo Al Aire, el Secretario General del SNTSTC, que suma a más de 14 mil trabajadores del Metro capitalino, dijo tajante que el tema de sus familiares en la nómina de esa empresa no era el tema del momento sino las causas del desplome de la infraestructura de un tramo de la Línea 12 que causó la muerte de 25 personas.

Espino Arévalo, señalado por trabajadores disidentes de permanecer más de cuatro décadas como líder sindical a costa de modificar “arbitrairamente” los estatutos, sin importar el partido y el titular del Gobierno de la CdMx, dijo que sus familiares tienen derecho a trabajar en el Metro como cualquier ciudadano y que él no los contrata: lo hace la empresa.

De acuerdo con información obtenida por el periodista Saúl Hernández, de EMEEQUIS, a través de los mecanismos de Transparencia, los 16 familiares de Espino le costaban al Metro, en octubre de 2019, un total de 457 mil 225 pesos cada mes, y cobraban sueldos que estaban en un rango de entre los 16 mil 922 pesos a los 42 mil 990 pesos mensuales.

Delgado Gómez y Páez Varela cuestionaron a Espino Arévalo sobre cuántos de sus familiares trabajan en el Sistema de Transporte Colectivo Metro, pero el líder sindical se negó a contestar.

–¿Cuántos familiares directos de usted están en el Metro, cuántos cobran en el Metro? -le preguntó Alejandro Páez. “No es relacionado con el tema del mantenimiento del Metro”, se limitó a responder el también exdiputado federal por el Partido Revolucionario Institucional (PRI) en la LXI legislatura.

El periodista insistió en la pregunta para ilustrar “cuánta gente se aprovecha del Metro” y del dinero público.

“No, no, no. El trabajo es un derecho constitucional, yo no contrato a nadie. Si le entramos al tema, el tema que usted quiera. Si quiere meterse con la familia, órale, nos metemos, cuál es el problema”, dijo molesto Espino Arévalo.

–Yo no me quiero meter con su familia, le quiero preguntar nada más cuántos miembros de su familia viven del presupuesto del Metro –insistió Alejandro Páez.

“Yo no he contratado a nadie y cualquier familiar tiene el mismo derecho que cualquier mexicano. A mí no me diga que me aprovechen del dinero suyo, ¿sí?”, contestó Espino, quien desde 1978 es Secretario General del Sindicato Nacional de Trabajadores del Metro de la Ciudad de México.

“¿Por qué me pregunta eso? Estamos hablando de un problema de mantenimiento, un problema grave, y que usted me empiece a cuestionar. Yo le estoy diciendo que nunca he sido funcionario de la empresa. Yo no contrato a nadie. El trabajo es un derecho constitucional aquí y en todo el mundo, ¿cuál es el problema? Aquí es una gran gran familia, todos, todos, cuentan con familiares, pero nunca nosotros contratamos a nadie, es la empresa la que contrata cuando se cumplen todos los requisitos que se se solicitan, si no cumplen con los requisitos sencillamente no entran al Metro”, agregó el líder sindical.

Paéz Varela resaltó en que aunque él sindicalista niegue contratar a personal, el reportaje de la revisa EMEEQUIS da cuenta de al menos 15 de sus parientes que trabajan en el Metro.

–¿Cuál es su problema? Son trabajadores. ¿Cuál es su problema? Son mexicanos; son gente preparada, ¿cuál es su problema? -concluyó tajante Espino Arévalo.