El Exorcismo de Carmen Farías, inspirada en relatos de Querétaro, uno de los lugares donde más exorcismos se realizan a nivel mundial, tiene como misión empapar al género de terror, de los favoritos para los mexicanos, de más historias locales frente a los grandes éxitos extranjeros.

Ciudad de México, 7 de mayo (SinEmbargo).– Poco a poco suman los estrenos de cintas mexicanas en la cartelera después de la pausa que provocó la pandemia. El Diablo entre las piernas, La diosa del Asfalto, La Mami, son algunas de las grandes opciones para asistir a las salas, pero para quienes busquen el terror, el camino a elegir para este fin de semana es El Exorcismo de Carmen Farías del director Rodrigo Fiallega.

La cinta protagonizada por Camila Sodi y Juan Pablo Castañeda, toma múltiples historias que el guionista Molo Alcocer Délano escuchó durante su niñez en Querétaro sobre exorcismos para dar pie a este largometraje.

En esta ocasión Sodi deja de lado el drama de las series y de la telenovelas para inmiscuirse en la piel de Carmen, una periodista dispuesta a saber más sobre su pasado después de la muerte de su madre, suceso con el que se entera que es heredera de la casa de su abuela.

“Es una periodista que está buscando su siguiente pieza y descubre unos VHS en la casa que se le heredó. En estos casetes descubre que su abuela hacia exorcismos con el padre del pueblo, que interpreta Juan Carlos Colombo, un gran actor. Carmen decide hacer una pieza al respecto y empieza a hacer una investigación y descubre cosas que la perturban bastante y de ahí se desarrolla la película”, comenta en entrevista con SinEmbargo, Camila Sodi.

La casa ubicada en el pueblo “El Oro”, en el Estado de México, se vuelve otro personaje dentro de la cinta. El inmueble que data del 1897 con su estilo inglés dio otra atmósfera a la película.

“Esto es uno de los grandes méritos que tiene la producción de Javier Rubio y todo su equipo, realmente encontraron una locación muy cerca a lo que es la película. Es una casa realmente de terror, se ve espectacular. La casa es de 1800, crujía, se cierran las puertas, se escuchan pasos. Una serie de cosas que uno ve la película pues hace sentido”, comenta Juan Pablo Castañeda.

El Exorcismo de Carmen Farías del director Rodrigo Fiallega. Foto: Cinépolis Distribución

Juan Pablo Castañeda y Camila Sodi en entrevista. Foto: SinEmbargo

El actor que ha salido en comedias como Loco fin de semana (2019) y Club de Cuervos (2016) también, al igual que Camila, dio un brinco al género de terror para interpretar a Julian, el esposo de Carmen que le brinda su apoyo incondicional.

“Como todo proyecto tiene su dificultad, así que desde mi punto de vista abordo todos los proyectos con profesionalismo. Mucha buena energía, y esperando obviamente lo mejor”.

El Exorcismo de Carmen Farías, inspirada en relatos de Querétaro, uno de los lugares donde más exorcismos se realizan a nivel mundial, tiene como misión empapar al género de terror, de los favoritos para los mexicanos, de más historias locales frente a los grandes éxitos extranjeros.

“Estamos llenos de supersticiones, estamos llenos de historias. Historias de terror. Yo creo que no hay una sola persona en México que no conozca a alguien de primera mano que le haya pasado algo de terror. Creo que se siente muy cercana porque lo es”, recalca Sodi.

“México es una sociedad soportada por los mitos y las leyendas y a parte por la religión”, opinó Castañeda.

El filme ya está disponible en la cartelera de Cinépolis, y promete ser una propuesta diferente de cine de terror que alimenta a una cartelera que poco a poco se fortalece tras los focos rojos de la pandemia.

“Yo creo que estar en un lugar completamente oscuro, la pantalla gigante, el audio, que está increíble, van a disfrutar la película que está hecha justa para verse en cine. No le puedes poner pausa, entonces hay una sensación que vas generando que es imperante para ver un a peli de terror. Necesitas esa atención absoluta”, culmina Sodi.

Juan Carlos Colombo iterpreta a un sacerdote. Foto: Cinépolis Distribución