“Tolerancia cero” significa que cuando se descubre a una familia entrando de forma clandestina en Estados Unidos, ahora los padres son derivados de forma rutinaria para su procesamiento penal, aunque tengan pocos o ningún delito anterior. Eso suele significar detención para los adultos a la espera de juicio. Según los protocolos estadounidenses, si los padres son encarcelados se les separa de sus hijos porque los niños no están acusados de ningún delito.

Esta semana, más de 30 celebridades de Hollywood se unieron a la voz de “May name is Mirian”, una mujer que fue separada de su bebé en febrero de este año en la frontera de Estados Unidos cuando buscaba asilo para escapar de la violencia que vivía en Honduras.

Ciudad de México, 14 de julio (SinEmbrago).– Más de 30 celebridades de Hollywood se unieron a la voz de “May name is Mirian”, una migrante hondureña que fue separada de su bebé en febrero de este año en la frontera de Estados Unidos.

Convocados por la actriz Maggie Gyllenhaal y la organización Unión Estadounidense por las Libertades Civiles, personalidades como Ryan Reynolds, Emma Thompson James Franco, Chadwick Boseman, Jake Gyllenhaal, Jamie Lee Curtis, entre otros, se unieron desde diferentes ciudades para leer la carta de Mirian, una mujer que solicitó asilo a Estados Unidos para escapar de la violencia que vivía en Honduras.

“Llevé a mi hijo a los Estados Unidos para que pudiéramos buscar protección contra la violencia en Honduras”, lee la actriz Lena Waithe. “Huimos de Honduras después de que los militares destrozaran nuestra casa”.

La carta describe cómo en la frontera de Brownsville, Texas, Mirian explicó a los oficiales que estaba buscando asilo, pero ellos terminaron por separarla de su hijo de 18 meses.

Para que no comparezcan completamente solos, abogados se presentan junto al menor como “amigo de la corte”. Foto: Especial

“Los oficiales estadounidenses me dijeron que me estaban quitando a mi hijo”, dice el actor Jamie Lee Curtis. La misiva detalla que al preguntar por qué los estaban separando, los policías  “no dieron ninguna razón”.

Además cuenta sobre los intentos por tratar de contactarlo desde los diferentes centros donde estaban recluidos.

“Necesito poder abrazarlo y asegurarle que está a salvo y que su madre está aquí para él”, dice Gyllenhaal.

En abril, un juez de migración liberó a Mirian después de que se solucionara que la solicitud de asilo era “creíble”, y fue hasta el siguiente mes que se pudo reunir con su hijo.

“Soy una prueba de que los padres que buscan asilo legalmente están siendo separados de sus hijos por razones aparentemente sin razón. […] Mi corazón está con las otras madres que aún anhelan a sus hijos”, escribió Mirian para la cadena CNN.

Según cifras recientes dadas a conocer por el Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos, hasta el 20 de junio, el Departamento de Departamento de Salud y Servicios Humanos tenía a dos mil 53 menores bajo su custodia, aunque solo el 17 por ciento fueron separados de sus padres mientras el 83 por ciento restante corresponde a niños que viajaron solos a Estados Unidos.

El pasado 20 de junio, El Presidente de Estados Dnald Trump firmó un decreto en el que ordenaba el fin de la separación de familias, pero en el que establece que a partir de ahora los menores deberán permanecer encerrados con sus padres en centros de detención mientras estos se enfrentan a un proceso judicial para ser deportados.

AMLO SE REÚNE CON POMPEO PARA MEJORAR RELACIÓN

El día de ayer, el Secretario de Estado estadounidense Mike Pompeo y el Presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, confiaron en que la relación bilateral mejore y se refuerce con el próximo gobierno, que comenzará el 1 de diciembre.

Ese es el mensaje que quisieron transmitir después del encuentro entre la delegación de alto nivel de Estados Unidos y el equipo de López Obrador, en la que el vencedor de las elecciones del 1 de julio entregó a los miembros del gabinete de Donald Trump una especie de hoja de ruta con su visión sobre la relación bilateral para los próximos años.

“Sabemos que ha habido baches en el camino entre nuestros países pero el Presidente Trump tiene la determinación de que la relación entre nuestros pueblos sea mejor y más fuerte”, dijo Pompeo al izquierdista tras felicitarlo por su victoria.

“Podríamos tener un optimismo razonable de que México va a encontrar bases de entendimiento para tener una mejor relación con Estados Unidos”, aseguró por su parte el futuro canciller, Marcelo Ebrard, en conferencia de prensa.

Sin embargo, faltaría ver si las buenas intenciones se convierten en realidad y hacen posible que funcione una relación entre líderes de origen político totalmente opuesto.

Andrés Manuel López Obrador y el secretario de Estado Mike Pompeo. Marcelo Ebrard señaló que la reunión se desarrolló en un ambiente “muy bueno, diría yo, excelente” Foto: AP

Según Ebrard, no se tocaron algunos de los temas más delicados como el muro fronterizo o la posibilidad de llegar a un acuerdo en donde solicitantes de asilo centroamericanos buscarían refugio en México, en lugar de en Estados Unidos a cambio de mayores apoyos del vecino del norte.

Antes de la reunión con López Obrador, la delegación estadounidense estuvo con el Presidente Enrique Peña Nieto, quien le pidió a Pompeo que se agilice la reunificación de las familias separadas en la frontera y destacó “la necesidad de encontrar una alternativa permanente que dé prioridad al bienestar y derechos de los menores”, indicó la Presidencia en un comunicado. Peña Nieto mostró, además, su preocupación por sucesos que “alimentan un clima de odio y racismo” como el ataque sufrido por un ciudadano mexicano de 92 años en California.

Los estadounidenses se reunieron también con el canciller Luis Videgaray.

Los lazos entre México y Estados Unidos se deterioraron mucho desde el inicio del gobierno de Trump quien endureció su política y su discurso frente a los migrantes y ha culpado repetidamente a México por los problemas económicos y sociales de Estados Unidos.

De hecho, el trato a los migrantes es lo que más ha dolido a la sociedad mexicana y por eso el viernes por la tarde un puñado de manifestantes esperaba la llegada de los estadounidenses en las afueras de la casa de campaña de López Obrador con carteles en los que se leía “Stop Trump” o “Dónde están nuestros niños” y gritos en inglés de “Racistas, cobardes”, “Deportados pero no olvidados”.

Mike Pompeo y el Presidente de México Enrique Peña Nieto, quien le pidió que se agilice la reunificación de las familias separadas en la frontera. Foto: AP

190 PAÍSES ACUERDAN PACTO DE MIGRACIÓN

Más de 190 países acordaron el viernes un pacto mundial para promover la migración segura y ordenada, y reducir el contrabando y el tráfico humano, con lo que culminaron extensas negociaciones boicoteadas por Estados Unidos.

El canciller húngaro Peter Szijjarto les dijo a los diplomáticos luego del acuerdo que su gobierno no coincide con puntos clave y analizará “la posibilidad de desasociarse” del pacto en una reunión el miércoles próximo.

Sin embargo, el secretario general Antonio Guterres, el presidente de la Asamblea General, Miroslav Lajcak, y muchos otros defensores del acuerdo elogiaron el primer documento global que atiende el tema migratorio. Juan Gómez Camacho, embajador de México ante la ONU y uno de los dos facilitadores de las negociaciones, lo llamó “un día histórico” tras décadas de esfuerzos.

El Pacto Mundial para la Migración Segura, Ordenada y Regular no es vinculante y será adoptado formalmente en una reunión ministerial en Marrakech, Marruecos, en diciembre.

–Con información de AP