La jornada de violencia que ayer dejó en Nuevo León un saldo histórico de 33 muertos, no sólo es la peor que haya padecido esa entidad, sino que expertos aseguran que su capital, Monterrey, ya es incluso la ciudad donde más crímenes relacionados con el narco se cometen, incluso por encima de Ciudad Juárez.

Esta mañana elementos del Ejército y la Agencia Estatal de Investigaciones detuvieron a 22 policías y cuatro agentes de tránsito del municipio de Zuazua, Nuevo León, por su presunta colaboración con una banda del crimen organizado y su relación con los homicidios de dos escoltas del gobernador del estado, Rodrigo Medina.

Pedro Muñoz, secretario de Seguridad Pública del municipio confirmó la detención de los agentes policiacos pero dijo desconocer los motivos. De acuerdo con algunos reportes extra oficiales los elementos están siendo investigados por su presunta colaboración en el secuestro y asesinato de dos los escoltas del gobernador Rodrigo Medina.

Ayer por la mañana, los restos de José Antonio Cerda, “El Cabrito”, y Juan Manuel García Garza, “El Negro”, escoltas del gobernador de Nuevo León, fueron arrojados a una de las avenidas más transitadas de Monterrey.
Por su parte, el mandatario estatal negó tener relación alguna con el crimen organizado, así como de haber recibido dinero de ellos.
Asimismo, aseguró que ningún mensaje o amenaza de cualquier tipo detendría la lucha de su administración contra la delincuencia organizada.

Sin embargo, la ola de violencia en la entidad no cesa. Ayer se registraron 33 muertos, cifra que bate el vergonzoso récord que ostentaba Ciudad Juárez por asesinatos en un día y desfalca a la ciudad fronteriza como la entidad más violenta del país.

El mismo Consejo de Seguridad de Nuevo León ha admitido que nunca antes habían visto semejante espiral de violencia. De acuerdo con Jorge Domene, portavoz del consejo, la mayoría de las víctimas fueron resultado de enfrentamientos entre cárteles que se diputan la plaza.

La ola de violencia que vive la entidad está impactando en la economía del estado pues Monterrey es la mayor zona industrial del país. De acuerdo con el diario Provincia, el ex senador local, Alberto Santos dio a conocer que algunos empresarios ya no quieren invertir en el estado por temor a la violencia.