El texto, adoptado por 23 países del continente, “establece un marco jurídico de referencia para que los países puedan adaptar, fortalecer y complementar sus políticas y legislaciones nacionales”, explicó la FAO en un comunicado.

Embarcaciones de pesca artesanal en el Puerto de Ilo, en el Departamento de Moquegua a 1247 KM al sur de Lima. Foto: EFE, archivo

Ciudad de México, 19 de junio (EFE).- Latinoamérica se convirtió en la primera región del mundo en aprobar una ley modelo, no vinculante, que protege la pesca artesanal y reconoce la contribución de esta actividad a la lucha contra la inseguridad alimentaria, informaron hoy fuentes oficiales.

El Parlamento Latinoamericano y Caribeño (Parlatino), en colaboración con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), aprobó recientemente la llamada Ley Modelo de Pesca Artesanal o de Pequeña Escala.

El texto, adoptado por 23 países del continente, “establece un marco jurídico de referencia para que los países puedan adaptar, fortalecer y complementar sus políticas y legislaciones nacionales”, explicó la FAO en un comunicado.

La pesca genera anualmente en América Latina más de 11 millones de toneladas de productos y emplea a 2.3 millones de personas, según datos del organismo internacional.

“La pesca y la acuicultura son la principal fuente de proteínas para el 17 por ciento de la población mundial y para casi una cuarta parte en el caso de los países de bajos ingresos y con déficit de alimentos”, apuntó el oficial de Pesca y Acuicultura de la FAO, Alejandro Flores.

El consumo medio de pescado en el mundo es de 20.5 kilogramos por persona al año, mientras que en Latinoamérica la cifra desciende hasta los 9 kilos por persona al año, de acuerdo con la FAO.

Panamá destaca en la región como uno de los mayores consumidores de pescado, con una media 23 kilogramos por persona, según los datos del organismo mundial.

El Parlatino, fundado en 1964 en Lima (Perú) y cuya sede principal está en Panamá, está conformado por representantes de los Parlamentos nacionales de 23 países del continente.