Santiago de Chile, 19 jun (EFE).- El Gobierno chileno anunció hoy que las más de 4.000 personas evacuadas en el sur de Chile tras la erupción del complejo volcánico Puyehue – Cordón Caulle, el pasado 4 de junio, pueden retornar desde ahora mismo a sus hogares.

La información fue proporcionada por el ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter, en las dependencias de la Oficina Nacional de Emergencia (ONEMI), en Santiago.

“Hemos tomado la decisión de que las personas que tuvieron que evacuar, puedan volver a sus hogares, porque la información de la actividad volcánica indica que esto va decreciendo”, añadió el ministro.

Las cenizas del volcán chileno dieron la vuelta mundo y causaron la suspensión de los vuelos comerciales desde Suramérica hasta Australia y Nueva Zelanda, que recién en los últimos días pudieron reanudarse.

Hinzpeter, quien ofreció una conferencia de prensa junto a su colega de Minería y Energía, Laurence Golborne, enfatizó: “no tuvimos ninguna desgracia, ningún accidente que lamentar en este período, y esperamos ayudarlos en su vuelta a los hogares”.

El jefe del gabinete chileno advirtió que los expertos no garantizan que haya que efectuar otra evacuación si las circunstancias los justifican. “Es poco probable, pero tampoco descartable”, recalcó.

El ministro aseguró que aunque la actividad volcánica está decreciendo, de todas formas el Cordón Caulle va a continuar emitiendo una fumarola, arrojando cenizas y es posible que los habitantes sientan leves sismos, pero que todo se trata de un proceso normal.

El complejo volcánico, que se extiende a lo largo de 15 kilómetros entre las regiones de Los Lagos y de Los Ríos, en la Cordillera de los Andes, unos 950 kilómetros al sur de Santiago, obligó a las autoridades regionales a evacuar el pasado 4 de junio a más de 4.000 personas de las zonas aledañas a la erupción.

Durante los 16 días que las personas estuvieron albergadas, camiones del Ejército chileno trasladaron a algunos campesinos y agricultores a las zonas aledañas al volcán para que pudieran alimentar a sus animales.

En Chile, país que se sitúa sobre el Cinturón de Fuego del Pacífico, hay 2.085 volcanes, de los cuales unos 125 están considerados geológicamente activos y cerca de 60 han tenido algún tipo de actividad eruptiva histórica en los últimos 450 años.

El Cinturón de Fuego está situado en las costas del océano Pacífico y se caracteriza por reunir algunas de las zonas de subducción más importantes del planeta, lo que ocasiona una intensa actividad sísmica y volcánica en los territorios que abarca.