Dakar, 23 jun (EFE).- Al menos cuatro personas murieron en los enfrentamientos que se produjeron en el domicilio del ex ministro de Transportes Aéreos de Senegal Farba Senghor tras las violentas protestas que se vivieron hoy en Dakar, informaron medios locales.

Según el canal de televisión privado TFM, que cita testigos presenciales, las víctimas fallecieron a causa de varios disparos efectuados por partidarios de Senghor encargados de vigilar la residencia del ministro.

La vivienda de Senghor fue atacada e incendiada como represalia de un ataque sufrido por el dirigente del Encuentro Africano para Defensa de los Derechos Humanos (RADDHO), Alioune Tine, que participaba en las manifestaciones de hoy de Dakar en las que se protesta por una posible reforma constitucional.

Un responsable del movimiento “Y en a marre” (Estamos hartos) afirmó haber visto los cuerpos de las víctimas y enseñó ante las cámaras de televisión unas balas que supuestamente eran propiedad de los seguidores de Senghor y que consiguieron recuperar.

Por su parte, la emisora de radio privada RFM anunció que otro manifestante murió como consecuencia de una bala disparada por un miembro de las fuerzas de seguridad.

Distintos medios locales indican que numerosos heridos fueron hoy admitidos en centros hospitalarios de la capital, algunos de los cuales sufren graves lesiones.

Las manifestaciones se ha extendido a varias localidades del país, donde decenas de miles de personas exigen la retirada del proyecto de ley que pretende reformar la Constitución a menos de un año de unas elecciones generales, que se celebrarán en febrero de 2012.

El proyecto de ley en cuestión rompe con unas normas electorales que fueron instauradas en Senegal en 1963 y que marcan un sufragio universal directo de dos rondas si ninguno de los aspirantes a la jefatura de Estado logra la mayoría absoluta en la primera vuelta.