Por Santiago Igartúa

MEXICO, DF, 4 de julio (apro).- Después de considerar que la jornada electoral del 1 de julio no se desarrolló en un ambiente de paz y legalidad, el movimiento #YoSoy132 rechazó los resultados de la elección presidencial que, con datos preliminares, colocaría al candidato del Partido Revolucionario Institucional, Enrique Peña Nieto, al frente de la próxima administración del gobierno federal.

En el posicionamiento político, elaborado durante la quinta Asamblea Interuniversitaria, luego de ocho horas de discusión en la Facultad de Ciencias de la UNAM, los jóvenes denunciaron violencia de Estado, intervención de medios de comunicación en favor del candidato del PRI, el uso de encuestas como propaganda del mismo, y los abusos de ese partido en la explotación de la pobreza con la compra de votos.

“Frente a la jornada electoral del 1 de julio, denunciamos que ésta no se desarrolló en un ambiente de paz y legalidad, que en ella prevalecieron prácticas profundamente antidemocráticas, como la violencia de Estado, la compra y la coacción del voto, lucrando con la condición y las necesidades de nuestros pueblos, la manipulación mediática, el uso amañado de las encuestas y otras prácticas ilícitas que alteraron la esencia del sufragio libre, informado, razonado y crítico”, dice el documento.

El movimiento estudiantil declaró que, la de Peña Nieto en la Presidencia, corresponde a una imposición que se ha fraguado por “varios años” desde la complicidad de intereses político-económicos, nacionales y extranjeros, que constituyen un gobierno de facto.

“Por lo tanto, el movimiento #YoSoy132 se declara en rechazo al proceso de imposición del candidato Enrique Peña Nieto para ocupar el cargo de la Presidencia”, se determinó en consenso, con presencia de 118 asambleas locales de más de 120 universidades.

“Reconocemos un proceso electoral viciado de origen, con instituciones deliberadamente incapaces de prevenir y sancionar las incontables anomalías que se llevaron a cabo”, se dijo en el auditorio Alberto Barajas Celis.

Por último, el movimiento ratificó su carácter de apartidista, autónomo, democrático, incluyente y pacífico, y convocó a un encuentro nacional estudiantil, a realizarse los días 6, 7 y 8 de julio en el estado de Morelos, así como a una convención nacional del movimiento, los días 14 y 15 de julio en el pueblo de San Salvador Atenco, en el Estado de México.

A continuación, íntegro el texto del posicionamiento político respecto de la jornada electoral del domingo 1 de julio:

El movimiento #YoSoy132, desde sus orígenes, se ha manifestado a favor de una transformación de la sociedad mexicana, y de sus instituciones políticas, que implique una democracia auténtica. Donde sea la participación consciente, informada, activa y propositiva la que defina la vida política del país.

Frente a la jornada electoral del 1 de julio, denunciamos que ésta no se desarrolló en un ambiente de paz y legalidad. Que en ella prevalecieron prácticas profundamente antidemocráticas, como la violencia de estado, la compra y la coacción del voto, lucrando con la condición y las necesidades de nuestros pueblos, la manipulación mediática, el uso amañado de las encuestas y otras prácticas ilícitas que alteraron la esencia del sufragio libre, informado, razonado y crítico.

Reconocemos un proceso electoral viciado de origen, con instituciones deliberadamente incapaces de prevenir y sancionar las incontables anomalías que se llevaron a cabo.

Por lo tanto, declaramos que el proceso electoral presenta irregularidades suficientes como para asegurar que no se trató de un proceso democrático. A pesar de los mensajes de los medios de comunicación, de Felipe Calderón, y de gobiernos de distintos países, reconociendo a Enrique Peña Nieto como presidente electo, estamos conscientes de que aún no se cuenta con los resultados definitivos de la elección. No obstante, identificamos que la imposición de Enrique Peña Nieto es un proceso fraguado desde hace varios años por los poderes fácticos, nacionales y extranjeros, con el que se busca garantizar la aprobación de las reformas estructurales de carácter neoliberal, propias del modelo económico que actualmente vivimos, tales como la reforma energética, laboral, de seguridad y fiscal, así como la defensa del sistema político de complicidades y prebendas, que sólo pretenden legitimarse por medio de las elecciones.

Por lo tanto, el movimiento #YoSoy132 se declara en rechazo al proceso de imposición del candidato Enrique Peña Nieto para ocupar el cargo de la Presidencia de la República, entendiendo por esto un proceso de largo aliento conformado por los hechos y circunstancias ya descritos. Que no se acepta ni se aceptará.

El movimiento #YoSoy132 reitera su carácter apartidista, autónomo, anti neoliberal, pacífico, plural, democrático e incluyente. Por tanto, reivindica las formas de lucha jurídicas y político-sociales. En ese sentido, nos pronunciamos a favor de que las demandas de la ciudadanía sean atendidas, y del esclarecimiento de los delitos electorales y penales acontecidos antes, durante y después de la jornada electoral. Asimismo, llamamos a la coordinación y movilización política, a la autonomización, a la constitución de asambleas de base y a la formación de brigadas alternativas, con el fin de incidir en lo político, en lo social y durante la articulación de acciones.

Por lo cual, convocamos al encuentro nacional estudiantil a realizarse los días 6, 7 y 8 de julio en Morelos, y a la convención nacional los días 14 y 15 de julio en Atenco.

También apoyamos y respetamos los diversos tipos de lucha que, como el movimiento #YoSoy132, trascienden la coyuntura electoral.