Río de Janeiro, 9 jun (EFE).- La Policía brasileña desarticuló hoy una organización que utilizaba correos humanos para enviar cocaína a Holanda y traer drogas sintéticas desde ese país europeo en una operación que permitió la captura de al menos doce personas, entre ellas un holandés, informaron fuentes oficiales.

La llamada operación “Open Air”, ordenada por el juez séptimo penal de Río de Janeiro y ejecutada hoy en cuatro ciudades brasileñas, se proponía la captura de 16 acusados de integrar la banda de narcotraficantes, cuatro de los cuales continuaban prófugos al final de la mañana.

Entre las personas arrestadas en Río de Janeiro, Florianópolis, Fortaleza y Sao Paulo figura un holandés acusado de abastecer a la organización de las drogas sintéticas producidas en Europa, según un comunicado de la Policía Federal.

De acuerdo con la Policía Federal, que coordinó el operativo junto al Ministerio Público Federal, la banda de narcotraficantes era integrada por jóvenes de clase media de Río de Janeiro que reclutaban “mulas” o correos humanos para transportar cocaína hasta Holanda.

Las mismas “mulas” eran utilizadas para traer las drogas sintéticas desde Europa.

La organización comenzó a ser investigada en mayo del año pasado cuando la Policía Federal recibió las primeras denuncias sobre la venta en Río de Janeiro de drogas sintéticas enviadas desde Holanda.

El holandés acusado de liderar el grupo fue arrestado en un hotel en la zona sur de Río de Janeiro junto a uno de los brasileños buscados.

La Policía se incautó de pequeñas dosis de marihuana y cocaína en los operativos para capturar a otros cinco acusados en residencias en la lujosa zona sur de Río de Janeiro.

Entre los prófugos figura uno que era buscado en la ciudad de Florianópolis y que al parecer se encuentra fuera del país.