El Cairo, 10 jun (EFE).- El Ejército sirio comenzó hoy el asalto de la localidad de Yisr al Shugur, en el noroeste del país, donde más de un centenar de personas ha muerto en los últimos días, informó la televisión siria.

“El Ejército árabe sirio ha empezado esta mañana su misión nacional en Yisr al Shugur donde la gente sufre la intimidación de grupos armados”, indicó la televisión estatal, que responsabiliza a grupos armados terroristas de las protestas populares en favor de un cambio democrático en el país.

Por su parte, grupos opositores han denunciado que el Ejército ha iniciado una ofensiva contra la población de Ariyah, cerca de dicha población situada en la provincia de Idleb, y de que se escucha un intenso tiroteo en Sermaniya, a 8 kilómetros de Yisr al Shugur.

La organización opositora Flash ha asegurado en Facebook que las Fuerzas Armadas sirias han irrumpido con tanques en Ariyah donde se oyen disparos.

Por su parte, los Comités de Coordinación Local en Siria informaron de que se escuchan disparos en Sermaniya.

Según estos grupos, las autoridades han cortado las líneas de los teléfonos móviles en Yisr al Shugur, excepto la línea de telefonía de Syriatel, presidida por el magnate Rami Majluf, primo del presidente Bachar al Asad.

La televisión ha denunciado también que las bandas armadas que supuestamente controlan la región han prendido fuego a los cultivos y bosques alrededor de Yisr al Shugur.

El Ejército sirio se había desplegado esta mañana para controlar los municipios de alrededor de esta localidad y “detener a los miembros de los grupos armados que han aterrorizado a la población y han quemado las propiedades públicas y privadas”, según el canal estatal.

El régimen sirio lleva varios días preparándose para este asalto desde que las autoridades anunciaran la muerte de al menos 120 personas, entre ellas un gran número de policías, en un supuesto ataque de “guerrillas armadas”.

Desde entonces, han ido ofreciendo distintas informaciones sobre la supuesta presencia de grupos terroristas en la localidad y sus planes, así como peticiones de socorro de los habitantes de la población.

Además, frente a las apariciones de supuestos oficiales sirios en canales internacionales árabes anunciando su abandono del Ejército en protesta por el asesinato de civiles, la televisión estatal ha mostrado las declaraciones de un anciano que aseguró que le ofrecieron dinero a cambio de decir que había abandonado las Fuerzas Armadas.

Ya el pasado día 8, la red opositora siria Flash denunció que unos 40 tanques y unos 50 vehículos de transporte de soldados se habían concentrado a cuatro kilómetros de la ciudad de Yisr al Shagur.

El grupo opositor Sham afirmó también hace dos días que decenas de miles de personas habían huido de Yisr al Shagur y los pueblos de los alrededores hacia la cercana frontera turca por miedo a la represión.

El régimen sirio, que mantiene un draconiano control sobre los medios de información, sostiene que detrás de las manifestaciones populares que se extienden por todo el país exigiendo reformas democráticas hay una conspiración internacional y grupos terroristas que atacan indistintamente al Ejército y a la población civil. EFE