Monex y el PRI: Las vidas paralelas (y las redes convergentes) entre dos jóvenes viejos: Téllez y Videgaray

 

republica_narco

3 de septiembre de 2012. El priista Francisco Rojas recibe la caravana de Luis Téllez Kuenzler, presidente de la Bolsa Mexicana de Valores. Ambos participan del homenaje póstumo al empresario Roberto González Barrera en el “Patio del Paraguas”, en el Museo Nacional de Antropología e Historia. Foto: Guillermo Perea, Cuartoscuro

CUARTA PARTE | Ver TERCERA PARTE aquíVer SEGUNDA PARTE aquí | Ver PRIMERA PARTE aquí

Ciudad de México, 10 de feb (SinEmbargo).– ¿Qué tienen en común la mina de Pasta de Conchos, donde murieron 65 trabajadores quedando ahí sus cuerpos para siempre y Monex, el grupo financiero que sirvió para el reparto de dinero entre el electorado del PRI? ¿Por qué esta operación financiera ocurrió en Monex y no en otra casa de bolsa?

La respuesta a ambas preguntas está en dos nombres: Luis Manuel Enrique Téllez Kuenzler y Luis Videgaray Caso. Y para comprender el momento político electoral es necesario agregar un tercero, el de Héctor Lagos Dondé, presidente y principal accionista de la casa de bolsa.

Y en esta historia de redes, vaya que huele a petróleo encerrado.

A eso llegará este texto, pero antes es necesario conocer a los jugadores.

Solamente en el Registro Público de la Propiedad y el Comercio del DF existen 96 distintos folios mercantiles que relacionan al priista Luis Téllez con decenas de diferentes empresas, Monex incluida, como consta en el que tiene como número asignado al 686.

SinEmbargo obtuvo la documentación de esos registros, así como de los 37 folios existentes para Monex que relatan su trama empresarial desde los días en que era una empresa productora de fraudes hasta el presente momento en que es señalada por la oposición política de ser una “lavadora de dinero electoral”.

La relación de documentos es un manantial de nombres, hombres perfectamente híbridos: empresarios-administradores públicos: economistas audaces, brillantes, conservadores, neoliberales y, varios de ellos, al menos acusados de corruptos.

¿Quién es el político Luis Téllez, posiblemente el más sabio de los “niños sabios”, como se apodó al grupo estudiantil al que perteneció en el Instituto Tecnológico Autónomo de México?

Téllez, nacido en 1958, arrancó su carrera pública al comienzo de sus treinta en la Secretaría de Agricultura bajo el mando directo del ex Gobernador mexiquense y principal referente del Grupo Atlacomulco, Carlos Hank González, durante la administración de Carlos Salinas de Gortari. “Era… es habilísimo, indispensable para los propósitos del gobierno federal”, lo describen. Esta es la razón que mejor explica su tránsito del salinismo al gobierno de Ernesto Zedillo, en 1994, como jefe de la Oficina de la Presidencia de la República.

Durante el sexenio de Vicente Fox abandonó la escena pública, en la que reapareció durante el momento más álgido de la campaña negra de 2006 para manifestar su apoyo a Felipe Calderón, quien ganaría, al igual que Salinas y Peña Nieto, bajo la acusación de fraude electoral.

El último Presidente panista lo designó secretario de Comunicaciones y Transportes, otra de las carteras de confluencia de políticos-empresarios en tiempos de la tecnocracia –las otras, al menos de manera visible en este organigrama, son las de Energía y de Hacienda, así como el Banco de México y la Comisión Nacional Bancaria y de Valores.

A Téllez correspondió la responsabilidad de llevar los grandes temas de las televisoras en la resaca de la llamada Ley Televisa y la hasta hoy frustrada intención de Carlos Slim de arribar a la pantalla chica.

Para sus propósitos, Téllez se encontró con el mal momento de enemistarse con una de sus subsecretarias, Purificación Carpinteyro, quien exhibió al secretario con una grabación en que el ex funcionario decía, palabras más, palabras menos, que su ex jefe Carlos Salinas de Gortari había robado la mitad de la partida secreta, el gasto discrecional de miles de millones de pesos que el Presidente de la República en México en turno utiliza como su monedero. La posición de Téllez resultaba insostenible y abandonó el despacho el 3 de marzo de 2009.

Pero Téllez es un jugador de primer nivel a quien no corresponde estar sentado en la banca. En mayo de ese mismo año fue designado presiente y director general de la Bolsa Mexicana de Valores.

16 de febrero de 2007. Peña Nieto y Téllez coinciden en la asamblea de la Conago. El primero era titular de la SCT con Felipe Calderón; el segundo, Gobernador del Edomex. Foto: Carlos Seoane, Cuartoscuro

***

¿Quién es el empresario Luis Téllez?

En la iniciativa privada, una de las principales influencias de Téllez es Manuel Senderos Irigoyen, fundador de la poderosa empresa Desc, un conglomerado de negocios de dirección empresarial, inmobiliarios, industriales y comerciales con dos principales subsidiarias, Dine y Grupo Kuo. Entre las marcas más conocidas del consorcio están Del Fuerte y Resistol.

En 1987, Senderos Irigoyen cedió la dirección del negocio y encaminó su tenencia a su hijo Fernando Senderos Mestre, a quien tocó la incalculable fortuna de pertenecer al mismo equipo ecuestre con el que Salinas de Gortari obtuvo una medalla de bronce en los Juegos Panamericanos de 1971, en Cali, Colombia.

Con los caballos no concluyó la conexión entre Salinas y Senderos.

A fines de 1987, el candidato priista convocó a la clase empresarial más poderosa del país para integrarse en la Comisión de Financiamiento y Fortalecimiento Patrimonial del Partido Revolucionario Institucional. Con los fondos obtenidos en “el pase de charola” se cubrieron parcialmente los gastos de la campaña electoral de Salinas. Los excesos económicos y políticos y sus consecuentes resultados son ya conocidos.

Algunos de los empresarios que acudieron a la convocatoria de esa Comisión fueron Eduardo Legorreta Chauvet, Carlos Slim Helú –quien se beneficiaría con la privatización de Telmex– y, por supuesto, Fernando Senderos Mestre, principal accionista de Desc.

Resulta inexistente en el repertorio de los 96 folios del Registro Público del DF en que una sola de las varias integradas, subsidiarias o fusionadas de Desc no integre la fórmula de Senderos Mestre y Téllez Kuenzler.

Otro hombre que sabe de las ventajas que proporciona el ser alto funcionario y luego aprovechar la información, los contactos, las redes del gobierno federal es Carlos Ruiz Sacristán, secretario de Comunicaciones y Transportes durante el gobierno de Ernesto Zedillo.

Ruiz Sacristán, quien con Carlos Salinas de Gortari ocupara altos cargos en la Secretaría de Hacienda y en el Banco de México y fuera designado en 1994 como director de PEMEX, aparece en el directorio de la empresa estadounidense Sempra Energy.

Esta firma estadounidense posee un contrato de 16 mil millones de pesos para el abastecimiento de gas natural entre 2008 y 2022. Y no es el único ex secretario de Comunicaciones y Transportes en el directorio de Sempra, la consentida del sexenio anterior de la Comisión Federal de Electricidad y Pemex. (Por cierto, ¿quién fue la secretaria de Energía durante el anterior sexenio? Otra personalidad del ITAM egresada de economía a fines de los setenta, Georgina Kessel).

No es difícil adivinar que Luis Téllez también aparece en el directorio de Sempra en una actuación que le valió acusaciones de contrabando, fraude fiscal y lavado de dinero.
Otro enorme holding en cuyo directorio suele aparecer el nombre de Téllez es Grupo México, la poderosa compañía extractora de oro, plata, cobre y, entre otros minerales, también carbón. Fue en una de sus minas de carbón, en pasta de Conchos, Coahuila, donde murieron en cuestionables condiciones de seguridad 65 trabajadores murieron atrapados en los tiros tras una explosión.

En el Registro Público aparecen otras relaciones interesantes de Téllez. Es consejero propietario de Banobras, la entidad de gobierno que financia la obra pública en México que ahora tiene al frente a Alfredo del Mazo Maza, otro descendiente de la dinastía Atlacomulco del Estado de México y cercano de Enrique Peña Nieto.

Téllez tiene otro asiento privilegiado. Es consejero propietario de PMI, la empresa subsidiaria de PEMEX responsable de las operaciones financieras internacionales la paraestatal. PMI es, fuera de México, el área de su gobierno que promete la inminente inversión en el petróleo.

***

27 de octubre de 2008. Luis Videgaray Caso es secretario de Finanzas del Estado de México. Nadie, ni dentro ni fuera del PRI, le niega inteligencia. Para muchos, es el cerebro detrás de Peña Nieto. El hombre que hace una campaña triunfadora, y también el que miente. En 2012 negaría, frente a cámaras y micrófonos, que estuviera utilizando las tarjetas Monex. Foto: Guillermo Perea, Cuartoscuro

Ahora, ¿qué tienen en común Luis Téllez y Luis Videgaray, además del nombre?

Luis Videgaray es priista desde su juventud, al igual que Téllez. Videgaray, una de las principales influencias de Enrique Peña Nieto también estudió economía en el ITAM y, como Téllez hizo, cursó simultáneamente la carrera de derecho en la UNAM. Obtuvo un doctorado en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), mismo sitio donde Téllez se doctoró.

Videgaray inició su carrera en la función pública entre 1992 y 1994, durante la administración de Salinas de Gortari, como asesor del secretario de Hacienda Pedro Aspe Armella. En 1996, ya en tiempos de Ernesto Zedillo, ocupó la misma posición de consejero, pero con Jesús Reyes Heroles González-Garza, licenciado en economía por el ITAM y doctor en la misma ciencia, otra vez, por el MIT. Es otro político-empresario transexenal y sin impedimentos por su militancia priista, pues despachó como director de PEMEX durante la primera mitad del gobierno de Vicente Fox.

Videgaray debió ir por su título extranjero a Boston y, tras su regreso, mantuvo el cobijo de Aspe Armella, quien lo integró en su firma privada, Protego. Se trata de una financiera cuyos principales clientes son los gobiernos estatales y municipales.

Luis Videgaray llegó al Estado de México como enviado de Aspe para renegociar la deuda de Arturo Montiel, tío y predecesor de peña Nieto en el gobierno mexiquense. Videgaray retornó al gobierno, aparentemente en la segunda división al ser en el ámbito estatal, pero ya en proyección hacia el federal y fungió como secretario de Finanzas, primero, y luego como coordinador de campaña a la presidencia de Peña Nieto.

Aquí es donde las líneas paralelas se cruzan. Mientras Téllez fue formalmente consejero de Monex, Videgaray fue coordinador de una campaña cuyo gasto pasó necesariamente y en condiciones no aclaradas también por Monex.

Algo más: tanto Téllez como Videgaray mantienen posturas favorables a la inversión privada en el sector energético mexicano. PEMEX está hoy a cargo de un joven y brillante economista. Se lee en su ficha curricular disponible en la página oficial de la compañía pública:

“Es Licenciado en Economía y Derecho por el ITAM y la UNAM, respectivamente, y tiene una maestría en Desarrollo Económico por la Universidad de Harvard. También trabajó en el Banco de México en el área de inversión de reservas internacionales y cambios.

“De enero a noviembre de 2012, trabajó en el equipo de campaña y de transición de gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto como encargado de los asuntos internacionales”.

Sólo faltan un par de detalles en su biografía oficial. Es otro de los muchachos brillantes de Pedro Aspe, quien también lo integró a su firma Protego. El nuevo director de PEMEX es hijo de Emilio Lozoya Thalmann, secretario de Energía durante la segunda mitad de la administración de Carlos Salinas.

Parte de la red, pues.

***

El hombre detrás del imperio

En el ambiente financiero existe suspicacia por la multiplicidad de sociedades internas, fusiones y empresas desconocidas bajo el nombre del conglomerado Monex y, más aún, por su paso de ser una empresa quebrada con un localito en la Zona Rosa a ser un holding con más de 40 sucursales en México y el mundo.

Aparece el tercer nombre: Héctor Lagos Dondé.

Un empresario del mundo financiero aceptó ofrecer detalles a cambio de discreción con su nombre, pues, asegura, las conexiones entre Monex y el narcotráfico siguen vigentes. Este hombre de negocios asegura que esta es una de las razones para comprender el despunte de Monex, desde su quiebra ilegal a principios de los noventa hasta hoy que está consolidada en el ramo cambiario como la principal firma de México.

“En el sector, no entendíamos cómo hacían los cabrones de Monex para saber antes que nadie el resultado de las negociaciones entre el conjunto de los empresarios y las autoridades; por eso todos pensábamos que Luis Téllez estaba metido allí, que les informaba hasta varios días antes que a los demás y esta era su ventaja. Ahora sabemos de cierto que Téllez estaba metido ahí.

“Luis Téllez abandonó los negocios financieros en que tenía participación por el conflicto de intereses en el que se vería señalado como director de la Bolsa Mexicana de Valores. Su ir y venir de las empresas al gobierno lo colocaba en esta misma situación y es por esto que, sólo nominalmente, dejó Monex. Recuérdese que Téllez ha sido acusado varias veces de tráfico de información.

“Lagos Dondé y Luis Téllez son de la misma línea, ambos del ITAM y ambos beneficiarios de Salinas de Gortari. Carstens es de la misma generación, aunque él siempre apostó al Fondo Monetario Internacional por dos razones: es un economista conservador y no coincidía con las ideas liberales de Salinas y, según decía, la Ciudad de México enfermaba a su mujer por la altura y la contaminación, así que se fueron a vivir a Washington.

“En el mismo círculo, con mayor o menor cercanía, participaban Aspe Armella y José Ángel Gurría, también cuatísimos de Héctor Lagos Dondé”.

Otros personajes clave en la trayectoria de Lagos Dondé son los hermanos Agustín y Eduardo Legorreta, con quienes mantuvo relaciones desde la ciudad originaria de los tres, Monterrey. El primero, Agustín, fue un presidente del Consejo Coordinador Empresarial y cercanísimo de Salinas, uno de los hombres llamados a componer la Comisión de Financiamiento y Fortalecimiento Patrimonial del PRI antes mencionada. El otro, Eduardo, fue a prisión como una exhibición de honestidad de Salinas de Gortari y ejemplo de castigo a los empresarios corruptos. El desplante ocurrió luego de aprisionar a Joaquín Hernández Galicia, el anterior líder sindical de PEMEX en rebeldía política, pues apoyó soterradamente a Cuauhtémoc Cárdenas.

Al interior de Monex, las dos figuras de mayor relevancia después de Héctor Lagos Dondé y Héector Lagos Cué son, primero, Muricio Naranjo, quien salió de México con el encargo poner en marcha Monex Europa desde Londres. El otro es Moisés Tiktin Nickin, “el guardaespaldas financiero de Héctor Lagos Dondé”, quien por cierto también cursó derecho en la UNAM y obtuvo su maestría en Estados Unidos, aunque en la Universidad de Stanford.

Ante la relación de nombres y nombres que aparecen en las decenas de hojas del Registro Público de la Propiedad, la fuente anónima comenta: “Estas empresas como Promotora Crecenta Ahora Sí, Ahorra Ahorra y Ahorra 4 no sé de dónde salieron. Yo tengo muy presente todas las Afores existentes en el mercado y de estas nunca en mi vida había escuchado”.

El empresario aporta un último dato: los Lagos de Monex poseen una fundación existente desde hace más de un siglo, la Fundación Dondé.

“Dondé es una fundación importante de segundo nivel, porque reúne dinero de muchos y se los entrega a otras fundaciones. Prácticamente no realiza labor. El gobierno federal detuvo el otorgamiento de permisos para la apertura de estas fundaciones, porque era un caminito que todos tenían para limpiar dinero y lo justificaban como millonarias donaciones espontáneas. La fundación Dondé es de las primeras y ahí siguen, repartiendo dinero ve tú a saber salido de dónde”.

LA ELECCIÓN MONEX

9 de agosto de 2012. El coordinador de la campaña de Andrés Manuel López Obrador, Ricardo Monreal, exige a la Unidad de Fiscalización del IFE que actúe contra Monex y la cuenta Scotiabank que vincula a presunto financiamiento ilegal en la campaña presidencial del PRI. Monreal presentó la copia de un comprobante electrónico de pago según el cual se transfirieron recursos por 50 millones de pesos de una cuenta de Bancomer a nombre del gobierno del Estado de México, a una de Scotiabank. El beneficiario fue un ciudadano de nombre Marco Antonio González Pak, con número de referencia 737. Foto: Cuartoscuro

Si una palabra pudiera definir la post elección presidencial sería Monex.

Buena parte del conflicto y la demanda de la izquierda por la invalidación de los comicios están cifradas en la acusación que, sin ambages hace Andrés Manuel López Obrador respecto a que la operación electoral del PRI, es un esquema propio de la delincuencia organizada.

Y, como todo proceso de este tipo, ocupa el uso de recursos que, según los demandantes, es de procedencia ilícita. Lavado de dinero, en términos llanos. López Obrador y sus representantes no aciertan a precisar el origen exacto del dinero utilizado por la coalición PRI y Verde para costear la cobertura de sus representantes de casilla y gastos corrientes del primero de julio pasado.

“Para comprar votos”, atajan líderes y abogados del PRD, PT y Convergencia. “Pudieron provenir del erario de los estados gobernados por el PRI o del crimen organizado, en cualquier caso su origen es ilegal”, resume Jaime Cárdenas, uno de los juristas de la coalición a cargo de la queja.

Más por investigaciones llevadas por los partidos inconformes y periodísticas que por la acción de las instituciones, la punta de ovillo comienza a mostrar parte de la verdad. Y si no es lavado de dinero, pues como se le parece: la plata existe, fue utilizada, pero no se le reconoce ni se aclara su proveniencia ni existen las sociedades que la habrían transferido a Monex.

Como en el caso del blanqueo de dinero proveniente de la coca de los Beltrán Leyva, el Grupo Financiero Monex concentró los recursos provenientes de una serie de empresas sin existencia física. En el lugar de una, funciona un consultorio dental; en dos de los casos, los propietarios son un desempleado y un obrero muerto hace dos años, o una más tiene duplicada su cédula fiscal y realizó doble declaración hacendaria, una reportada con utilidades superiores a los mil millones de pesos y la otra en ceros.

El asunto comenzó a desvelarse en junio de 2012, antes de la elección, con el hallazgo del PAN en Guanajuato de la existencia de tarjetas repartidas entre los miembros de la estructura electoral priísta. A fines de ese mes, el IFE reconoció que había casi 10 mil tarjetas en circulación y que su valor total era de 70 millones de pesos, pero rehusó tomar medidas para congelar el dinero.

Tres días después las elecciones, Ricardo Monreal, coordinador de la campaña de López Obrador, exhibió copia de 43 facturas digitales expedidas por Monex a dos empresas por la compra de 141 millones de pesos en tarjetas.

La proyección de los recursos totales que se habrían utilizado implicaría el rebase del tope de financiamiento privado y de los gastos de campaña permitidos.

El coordinador de campaña de Peña Nieto, Luis Videgaray –experto en finanzas, además– negó varias veces la utilización de las tarjetas Monex, empresa que a su vez ha desconocido negocios con el PRI; sin embargo, el 19 de julio el Senador Jesús Murillo Karam, también coordinador de defensa legal del PRI en las elecciones, aceptó la contratación de una empresa llamada Alkino que “pudo haber contratado tarjetas Monex”.

Al final, Monex trianguló al menos 9 mil monederos electrónicos con valor de 70 millones 815 mil pesos que fueron entregados a operadores priistas que trabajaron en las casillas el día de los comicios.

Hoy es conocida la deuda pública contraída por estados y municipios, tema bien conocido por Videgaray, ex director de Finanzas Públicas en Protego, la firma del priista Aspe Armella que negocia créditos con estados y municipios.

De vuelta al caso Monex, la empresa Alkino admitió que tramitó un financiamiento al tricolor por 66.3 millones de pesos con tarjetas de Monex a través de Comercializadora Atama la cual, no existe duda al respecto, es una empresa fachada.

Lo anterior es un esquema similar al puesto en marcha por lavadores de los Beltrán Leyva por trasiego de cocaína colombiana a España, tal como describió SinEmbargo en la segunda parte de la serie que componen este reportaje. El blanqueo se hizo a través de Monex.

Y, como en esos casos, Monex salió indemne tras el escándalo electoral. Ni el IFE, ni el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, ni la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda, ni la PGR, ni la Comisión nacional Bancaria y de Valores han optado por investigar a fondo el origen de los recursos operados por el grupo financiero.

En la teoría del estudio de crimen organizado existe un postulado: para que una organización criminal lo sea debe incluir en su esquema la protección otorgada por las autoridades que precisamente están encargadas de combatirla.

***

Por eso llama la atención el conjunto de relaciones de los Lagos, familia propietaria de Monex. Y, nuevamente, ¿qué hace especial a Monex?

Uno de los dueños de Monex y presidente del grupo financiero es Héctor Pío Lagos Dondé. Su currículum dicta que es egresado de contaduría pública y estrategia financiera del ITAM, carrera que cursó entre 1978 y 1981, según el listado de esa universidad privada de sus egresados distinguidos. Resulta interesante echar un vistazo al resto de los graduados con esta distinción.

En los mismos años y en la misma rama profesional, el actual Gobernador del Banco de México y ex secretario de Hacienda, Agustín Carstens, cursó economía.

Misma carrera y tiempo de Luis Téllez.

Aquí vale la pena trazar un puente entre los economistas en tiempos del PAN y los economistas en tiempos del PRI, más allá de la nominación de tecnócratas de unos y otros.

El Banco de México, la secretaría de Hacienda y la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNVB, ente de gobierno) otorgaron durante la administración panista de Felipe Calderón sus vistos buenos para que Monex realizara una serie de fusiones y así convertirse en el grupo financiero que es hoy a pesar de los antecedentes de lavado de dinero descritos en estas líneas.

La relación entre funcionarios y empresarios es vigente. En noviembre de 2010, Monex estaba de fiesta. Celebraba su 25 aniversario en el mercado financiero.

“Durante estos 25 años hemos tenido muchos logros, sin duda también, mucho trabajo y retos. Estoy orgulloso de lo que hemos logrado”, enfatizó Héctor Lagos Dondé frente a Carstens.

El Gobernador del Banco de México también tomó la palabra, a pesar que en verdad le desagrada usarla:

“Tenemos uno de los mejores mercados cambiarios del mundo, creo que tenemos el mejor mercado cambiario sin duda en Latinoamérica y quizá en muchos mercados emergentes”. Y mencionó a Monex: “En el negocio financiero el principal insumo es la confianza”.

Monex no dejaba los manteles largos y, a fines de abril de 2011, menos de medio año después de los festejos volvió a tener como invitado de honor a Carstens, esta vez por la inauguración de su nueva sede de negocios, la Torre Monex.

Al corte de listón se unieron Guillermo Babatz, otro egresado del ITAM con posgrado en Estados Unidos y entonces presidente de la CNBV en ese momento, y Gerardo Rodríguez, subsecretario de Hacienda y Crédito Público.

De Monex dijo Babatz:

“Además del negocio cambiario, del que es líder indiscutible, ha establecido líneas de negocio con mucho potencial, que han sido más un esfuerzo de inversión y desarrollo de su estructura; y hoy es el momento en que parece que Monex tiene una gran oportunidad para hacer crecer esas líneas de negocio”.

El gobierno mexicano estaba a días de anunciar la postulación de Carstens a la presidencia del Fondo Monetario Internacional.

En ambas fiestas estuvo presente el otro socio de Monex, Héctor Lagos Cué, quien fuera acusado de fraude por más de mil millones de pesos en 1980, año en que pisó el Reclusorio Preventivo de Guadalajara.

Nadie dijo nada de Wachovia Bank, la Operación Tacos, Zhenli Ye Gon, Tomás Yarrington, los fraudes de los Ronay y las decenas de transacciones ilegales ocurridas en la red de relaciones de los hombres ahí reunidos.

Como un año después nadie diría nada acerca de la “dispersión” de recursos hecha por Monex.


Leer más sobre este autor


Publicaciones anteriores de


12 comentarios en "Monex y el PRI: Las vidas paralelas (y las redes convergentes) entre dos jóvenes viejos: Téllez y Videgaray"

  1. Antonio 11/02/2013 a las 2:01 am · Responder

    Impresionante serie de reportajes. Esta usted muy cabrón Don Humberto. Le extiendo una felicitación y reconocimiento a su trabajo. Muy buen periodismo. Saludos.

  2. Manuel Martínez 11/02/2013 a las 4:30 am · Responder

    WACHOVIA, REGION 4

    Por haberlo descubierto
    el valiente reportero
    un lavador de dinero
    hoy sufre de desconcierto. :(
    Quiere desmentir a Humberto
    con su carta aclaratoria
    ¿Sabrá que en su trayectoria
    hay un premio Rey de España? ;)
    MONEX, tu mala calaña
    hoy está entrando en la historia.

    Pues MONEX, desde su inicio
    está ligada al delito
    hoy el sombrero me quito
    y agradezco el beneficio
    que un reportero de oficio
    nos brinda con su trabajo.
    Muchos billetes, por fajo
    usan de modo indecente
    y hasta al mismo presidente
    han financiado… ¡Carajo!
    ….
    En arenas movedizas
    si más se mueven, más se hunden
    y es el caso que hoy los tunden
    informaciones precisas.
    Humberto con sus pesquisas
    hizo evidente el mugrero
    da gusto que un reportero
    sea valiente y ‘se la rife’…
    Debería enseñarle al IFE
    a exhibir a un embustero. ;)

    Pero le harán caso omiso
    a lo que Humberto reúne:
    MONEX va a salir impune
    pues lo protege “El Preciso”. :(
    Ni un certificado de ISO
    les quitó las malas mañas
    quieren vendernos patrañas
    y a la verdad tienen fobia…
    Han superado al Wachovia
    con sus perversas hazañas. :(

    MMJ

  3. Andrés Rivas 11/02/2013 a las 6:20 am · Responder

    Don Humberto, magnifica recopilación! En quien harán eco sus palabras?

  4. Jos 11/02/2013 a las 7:59 am · Responder

    Excelente análisis, todo un estratega, ¿ Don Humberto….quien podrá detenerlos ?

  5. vago 11/02/2013 a las 9:44 am · Responder

    Sospecho que varios de los nombres de este artículo son los de las famosas “donaciones” al epndejo.

    • Casilda 11/02/2013 a las 10:11 am · Responder

      Suscribo, incuído beltrán leyva.

  6. Ernesto 11/02/2013 a las 4:13 pm · Responder

    Esto si es periodismo!!!

  7. Isabel 11/02/2013 a las 5:07 pm · Responder

    Al parecer para lo único que les ha servido ser inteligentes ha sido para delinquir con triquiñuelas legales pero delinquir al fin.

    Nunca saldremos de donde estamos si no cambiamos este sistema de partidos; donde los compadrazgos son los que llevan las riendas económicas y politicas de un pasi al que se estan acabando y lo peor del caso es que no parecen tener llenadera de dinero y poder.

    La maraña empresarial , política en complicidad con los delincuentes que a viva voz dicen serlo por que no les queda otra (el crimen organizado) parece infranqueable, y de momentos nos parece dificl que pueda caer, pero como dice el dicho cuando se trabaja con suciedad esta termina por alcanzarte y como mexicanos debemos despertar a una nueva conciencia ciudadana donde no sean unos pocos muy poderosos eso si , puedan mas que la mayoria.

  8. Cormorán 11/02/2013 a las 7:38 pm · Responder

    Los mexicanos tenemos generaciones enteras fomentando la corrupción. A todos nos indigna, pero ninguno hacemos nada.

    De Carstens no sabe o no dice nada directamente, pero lo embarra a la pasada…¿por qué?

    ¿para que la gente lo incluya en el batidero?

  9. antonio gonzalez diaz 11/02/2013 a las 9:43 pm · Responder

    puras LACRAS sinverguenzas es un horror lo q pasa en MEXICO y un error los q votaron por ellos

  10. arturo 12/02/2013 a las 7:43 pm · Responder

    Don humberto muchas felicidades por ese trababjo peridistico profesional, que debe servir de ejemplo a esos medios de comunicación que lejos de investigar denunciar y publicar toda la corrupción que hacen los servidores públicos en los tres ordenes de gobierno, que han venido mermando el desarrollo ecónomico de nuestro Pías, E INCREMENTANDO CAD VEZ LA POBREZA EXTREMA. ES OFENSIVO Y LANCERANTE COMO LOS GRUPOS DE PODER EN GOBIERNO AL AMPARO DE SUS INFLUENCIAS Y RELACIONES REASLIZAN CADA VEZ MAS NEGOCIOS ILICITOS.
    Como confiar en un Gobierno que desde su elección es un gobierno emanado de la corrupción, con valor civil pensara el presidente de la republica que acabara con la corrupción. Cuando ellos saben que los principales propulsores de esa corrupción es el Gobierno.
    PERO DESPERTEMOS MEXICO Y ORAGICEMOSNO COMO SOCIEDAD CIVIL Y EXIGAMOS CADA UNO DESDE DONDE ESTEMOS EN EL TRABABJO, ESCUELA, MERCADO ETC.. LOS DERECHOS CIUDADANOS Y EXIJAMOS A ESOS HIJOS DE LA CHIGADAS POLITICOS QUE YA BASTA DE SEGUIR ROBANDOLE A MEXICO.

Deja un comentario

SinEmbargo no está obligado a publicar todos los comentarios. Eliminará aquellos que no contribuyan al debate porque discriminan, humillan, incitan al odio, no respetan la diversidad y la divergencia o son simplemente ofensas. Todos queremos debatir, expresarnos con libertad y leer puntos de vista. Se puede hacer, sin romper estas mínimas reglas. No nos asustan las "malas palabras".

comm comm comm