Monrovia, 15 jun (EFE).- El Gobierno de Liberia ha roto sus relaciones con el régimen libio encabezado por el coronel Muamar el Gadafi, informaron hoy los medio locales.

El ejecutivo de Monrovia anunció la retirada de su embajador y el resto del personal diplomático acreditado en Trípoli, además de la suspensión de las operaciones de la legación de Libia en Liberia, en la que se ha retirado el estatuto diplomático a los funcionarios que permanecen leales a Gadafi.

La decisión del Gobierno de la presidenta Ellen Johnson-Sirleaf se produjo horas después de que, el pasado lunes, la secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, pidiera en la Unión Africana, en Addis Abeba, que los países del continente colaboraran con la comunidad internacional para derrocar a Gadafi.

“El Gobierno de Liberia ha tomado la decisión tras una revisión cuidadosa de la situación y tras determinar que el Gobierno del coronel Gadafi ha perdido la legitimidad para gobernar Libia”, señaló el ejecutivo liberiano en un comunicado, en el que pidió que cese la violencia del régimen contra el pueblo libio.

El régimen de Gadafi tuvo una fuerte influencia en Liberia, cuando Libia entrenó a las fuerzas del ex presidente liberiano Charles Taylor, procesado por crímenes de guerra y contra la humanidad por la Corte Penal Internacional.