Washington, 15 Jun (Notimex).- Las fracciones partidistas del Senado y la Cámara de Diputados participantes en la Reunión Parlamentaria México-Estados Unidos se comprometieron hoy ante sus contrapartes a mantener la lucha anticrimen más allá del resultado de las elecciones de 2012.

A su vez, los senadores y representantes estadunidenses, tanto demócratas en el Senado como republicanos en la Cámara Baja, externaron su compromiso de continuar su apoyo a México bajo la Iniciativa Mérida, pese al ambiente de recortes presupuestales.

“La Iniciativa Mérida ha sido una prioridad para nosotros (…) en materia de financiamiento, la seguridad nacional es la prioridad número uno del gobierno federal”, dijo el republicano por California David Dreier.

“Nuestra seguridad es su seguridad (…). Estoy convencido de que tendremos apoyo allí”, añadió.

La 50 Reunión Interparlamentaria reunió por primera vez de manera separada a senadores y diputados o representantes estadunidenses y mexicanos, aunque al final ambos cuerpos se unieron en una recepción oficial ofrecida en la Biblioteca del Congreso.

Tom Udall, senador demócrata por Nuevo México, resaltó en una rueda de prensa final que se trató del foro interparlamentario que contó con la mayor asistencia de legisladores estadunidenses, como expresión de la importancia que otorgan a la relación con México.

El presidente del Senado mexicano, el priista Manlio Fabio Beltrones, sostuvo que durante el foro las fracciones del PRI, el PAN, el PRD y el PVEM externaron su compromiso de mantener la lucha contra el crimen organizado al margen del desenlace electoral.

“Quedó muy claro por parte de todos los partidos políticos que estuvimos aquí presentes, que gane quien gane las elecciones del 2012 no habrá ninguna posibilidad de dar un paso atrás en la decidida lucha contra la delincuencia y el narcotráfico”, dijo Beltrones a los periodistas.

“Se podrán establecer estrategias que disminuyan la violencia y que giren alrededor del uso de más inteligencia y más tecnología, pero de ninguna manera en ceder un milímetro de espacio a la delincuencia en algún acuerdo”, subrayó.

Durante la reunión del Senado, celebrada a puertas cerradas, tanto Beltrones como el líder de la bancada del PRD, Carlos Navarrete, tuvieron expresiones similares, según reveló el senador panista Luis Alberto Villarreal.

Por separado, entre los diputados, la presidenta de la bancada del PAN, Josefina Vázquez Mota, dijo que los representantes estuvieron “totalmente coincidentes” con los senadores en la lucha anticrimen.

Destacó que la agenda de seguridad fue el primer tema de la deliberación en la cita legislativa.

“No puede haber más que una coincidencia absoluta de que es el desafío más importante que enfrentamos”, sostuvo al hablar después de la cita que reunió a líderes de seis fracciones partidistas de la Cámara de Diputados.

El líder de la bancada del PRI, Francisco Rojas, coincidió en que para su partido -en forma independiente de quien gane las elecciones en Estados Unidos o en México-, “la lucha contra el crimen organizado es un asunto de seguridad nacional para nuestro país”.

“Estamos absolutamente comprometidos, categóricamente comprometidos, todos los partidos que asistimos el día de hoy, a continuar con esta lucha contra el crimen organizado”, manifestó Rojas.

Entre los acuerdos alcanzados en la reunión de los diputados, Vázquez Mota destacó la creación de mesas de trabajo, incluida una sobre migración que explorará la posibilidad de un plan de trabajo temporal, dada la dificultad de aprobar ahora una reforma migratoria.