San Diego, 16 Jun (Notimex).- El cabildo de gobierno de la ciudad de Richmond, California, aprobó hoy una ordenanza que otorga a los indocumentados identificaciones oficiales para que se integren a la sociedad local.

Las “identificaciones comunitarias” tendrán reconocimiento de la policía de Richmond, y con ellas los indocumentados podrán abrir cuentas bancarias, solicitar préstamos hipotecarios, contratar servicios públicos, inscribirse en programas culturales y de salud preventiva de la ciudad, entre otras ventajas.

Richmond es la tercera ciudad de California en identificar oficialmente a sus residentes indocumentados, junto con San Francisco, que aprobó ese plan en el 2009, y Oakland, que se unió en el 2010.

Las tres ciudades forman geográficamente un triángulo en el área de la Bahía de San Francisco, del que por ahora solamente se excluye Berkeley, aunque su consejo de gobierno debate una idea similar.

Fuera de California solo la ciudad de New Heaven, en el estado de Conecticut, proporciona identificaciones oficiales a su comunidad indocumentada.

El gobierno de Richmond argumentó al aprobar la resolución que cuatro de cada diez de sus residentes son latinos, y 33 por ciento de los habitantes de la ciudad son inmigrantes, tanto documentados como indocumentados, que contribuyen a la vida y economía locales.

La mayor oposición a las identificaciones comunitarias en California se presentó hasta ahora en Oakland, donde un grupo opositor argumentaba que la medida motivaría la migración indocumentada -que no ha registrado aumento.

Las autoridades policíacas, sin embargo, destacaron que era más importante saber quienes son y dónde están todos los residentes de Oakland, independientemente de su condición migratoria.

De acuerdo con la policía, desde que Oakland identificó a sus residentes indocumentados, los migrantes dejaron de ser víctimas de robos de pandillas locales que les llamaban “mi cajero automático amigo” y argumentaban su ciudadanía estadunidense antes de robarles.