De acuerdo con la Unión Nacional de Cañeros, México importa alrededor de 1.4 millones de toneladas de fructuosa. Este componente se adquiere a un costo 50 por ciento menor del que se fija en Estados Unidos, lo cual desplaza al azúcar nacional. Para Víctor Suárez, presidente de la Asociación Nacional de Empresas Comercializadoras de Productores del Campo, la situación que vive el sector azucarero de México evidencia que el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) no se está respetando, pues se firmó para beneficiar a grandes corporaciones y a Estados Unidos.

Por Valentina González

Ciudad de México, 20 de febrero (SinEmbargo/EconomíaHoy).- Estados Unidos ha puesto en marcha medidas que dificultan la venta de azúcar de los productores mexicanos, al tiempo viola las normas de comercio al vender fructosa a México a un precio inferior de lo que se vende en el territorio estadounidense.

Esta situación ha generado pérdidas por 500 millones de dólares al campo, señaló Enrique Bojórquez Valenzuela, Presidente de Sucroliq, empresa mexicana que patentó el azúcar líquido.

En entrevista, Bojórquez acusó a Estados Unidos de amedrentar al sector azucarero y señaló al gobierno mexicano por no actuar.

De acuerdo con la Unión Nacional de Cañeros, México importa alrededor de 1.4 millones de toneladas de fructuosa. Este componente se adquiere a un costo 50 por ciento menor del que se fija en Estados Unidos, lo cual desplaza al azúcar nacional.

El dumping se da cuando en Estados Unidos el precio es de 908.96 dólares la tonelada y en México se fija un precio (valor aduana) de 454.43 dólares por tonelada.

“Pedimos que no se permitan prácticas desleales de comercio en la fructuosa, así como ellos no las permiten con el azúcar. Actuar en el tema de la fructuosa tiene un impacto positivo en el campo, porque la fructuosa incide en el precio de la caña porque disminuye su precio y entonces desplaza al azúcar que se produce en México”, dijo Bojórquez.

Detalló que la Secretaría de Economía dijo a las empresas afectadas por dumping en la fructuosa que el tema tiene que ser resuelto a través de la Cámara Nacional de las Industrias Azucarera y Alcoholera (CNIAA).

El dumping se da cuando en EU el precio es de 908.96 dólares la tonelada y en México se fija un precio (valor aduana) de 454.43 dólares por tonelada. Foto: Archivo, Cuartoscuro

Economiahoy contactó a la Cámara Nacional de las Industrias Azucarera y Alcoholera pero su área de comunicación informó que desde hace dos semanas el organismo no brinda entrevistas a medios de comunicación, hasta que se resuelvan las controversias acerca de las exportaciones con Estados Unidos.

Actualmente existe un Acuerdo de Suspensión que establece un cupo máximo para exportar a Estados Unidos azúcar de México que derive de la caña de azúcar o de remolacha. De acuerdo con el Diario Oficial de la Federación, dicho convenio se emitió para dar cumplimiento al Acuerdo celebrado entre la Secretaría de Economía y el Departamento de Comercio de los Estados Unidos el 19 de diciembre de 2014 por medio del cual se suspende la investigación por subvenciones sobre el azúcar de México.

El Acuerdo de suspensión establece que después del 1 de abril de cada año, el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos de América podrá solicitar por escrito al Departamento de Comercio de dicho país cualquier necesidad adicional de azúcar de México y éste podrá, en consecuencia, incrementar el monto de azúcar mexicana con base en tal solicitud.

Los envíos de azúcar a Estados Unidos han sumado tres años de caídas a partir de la firma del acuerdo. En 2014 se exportaron 1.64 millones de toneladas; para 2015 los envíos representaron 1.30 millones de toneladas; mientras que el año pasado sumaron un 1.1 millones de toneladas, según información de Sagarpa.

Para Víctor Suárez, presidente de la Asociación Nacional de Empresas Comercializadoras de Productores del Campo, la situación que vive el sector azucarero de México evidencia que el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) no se está respetando, pues se firmó para beneficiar a grandes corporaciones y a Estados Unidos.

“Uno de los argumentos que se dieron durante las negociaciones del TLCAN es que México iba a tener acceso libre de todos sus excedentes de azúcar para enviarlos al mercado de Estados Unidos, pero ahora no puede entrar libremente, sino que está sujeta a condiciones que establecen en ese país”, dijo Suárez.

El representante de la ANEC agregó que contra lo acordado en el TLCAN, la Secretaría de Economía firmó el Acuerdo de Suspensión que representa una claudicación a las negociaciones del TLCAN para favorecer a los refinadores de azúcar de Estados Unidos, perjudicando al sector azucarero mexicano.

“El TLCAN no ha beneficiado al sector agropecuario y necesitamos excluirlo en la renegociación, establecer otras bases de la relación comercial de los productos agroalimentarios entre México y Estados Unidos sobre bases de respeto a soberanía y derecho a desarrollo, así como a proteger a los sectores productivos”, finalizó Suárez.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE EconomíaHoy. Ver ORIGINAL aquí. Prohibida su reproducción.