Karime Macías siempre fue una parte activa de la administración de Javier Duarte, incluso antes de que fuera electo Gobernador. Testimonios de empleados, abogados y empresarios ligados a la pareja veracruzana refieren que “todo era por órdenes de ella”. El Gobernador Miguel Ángel Yunes aseguró que las libretas de la ex Primera Dama halladas en una bodega revelan que ella tenía una “influencia enorme” y “una capacidad fuera de lo normal” para planear un saqueo como el que se cometió en el estado.

Karime Macías pudo haber fabricado toda la red de corrupción conformada por 34 personas, entre ellos sus padres, primos, hermana y cuñado, y con la que se desviaron al menos 35 mil millones de pesos, sin embargo, la PGR no ordenó su captura. La ex Primera Dama se trasladó a Inglaterra esta semana sin si quiera haber acudido a la primera audiencia de su esposo, de quien, dijo en alguna ocasión, le gustaba su sonrisa y su gran capacidad de decisión.

Ciudad de México, 22 abril (SinEmbargo).– Karime Macías Tubilla, autonombrada la First Lady de Veracruz, es vista ahora como la cabeza de una red de corrupción con la que se desviaron al menos 35 mil millones de pesos del erario de la sexta entidad más pobre del país. A pesar de que hay indicios que la vinculan con el desfalco, como han señalado especialistas, la Procuraduría General de la República (PGR) no la investiga e incluso le permite moverse libremente en México y en el extranjero. Hoy está en Londres, Inglaterra, mientras su esposo Javier Duarte de Ochoa permanece preso en Guatemala.

Hija del empresario chiapaneco Antonio Macías Yazegey, quien en la década de los 90 enfrentó cargos por presunto fraude, según reportes de la prensa local, y de la veracruzana María Virginia Yazmín Tubilla Letayf, Karime Macías nació en Coatzacoalcos en el seno de una familia acaudalada y privilegiada por las relaciones que logró establecer su padre. Recibió una educación rigurosa y siempre reflejó ser una mujer culta. Estudió Derecho en la Universidad Iberoamericana, donde conoció al también veracruzano Moisés Mansur Cisneyros– considerado el principal prestanombres de la pareja–, quien a su vez le presentó a su amigo Javier Duarte de Ochoa.

“Me llamó la atención que [Javier] siempre traía a Veracruz en la boca. Él llegaba [a la Ciudad de] México de guayabera y nos platicaba que había ido a Pánuco, que había estado en el sur… Y éramos los únicos dos veracruzanos [en esa generación de la Ibero] y dije ‘a ver, ¿cómo está aquí mi paisano?’… Transmite ese amor y ese cariño que tiene por su tierra”, relató Karime Macías en junio de 2010, un mes antes de los comicios estatales, a JavierDuarteTV, un canal en Youtube que sólo siguió la campaña del entonces priista y su elección como Gobernador.

Contrario a lo que contaba la ex Primera Dama de Veracruz, el periodista Raymundo Riva Palacio aseguró esta semana en su columna que Javier Duarte no fue el estudiante mejor visto de su generación y que incluso le apodaban “apestosito”, razones por las que Karime no se interesaba en él, sin embargo, persuadida por Moisés Mansur, aceptó una relación con Duarte de Ochoa, con quien contrajo matrimonio aproximadamente en el año 2000, según lo dicho por la propia Macías Tubilla en diferentes entrevistas.

Cédula profesional de Karime Macías expedida por la SEP. Foto: Registro Nacional de Profesionistas SEP.

Karime Macías concluyó sus estudios en la Ibero en el año 2001, como consta en el registro de cédulas profesionales de la Secretaría de Educación Pública (SEP). Posteriormente, cursó una maestría–de la que no se tiene dato alguno–, y luego un doctorado en Asistencia Social en la Universidad Complutense de Madrid, en España, cuyo examen presentó el 30 de septiembre de 2014 en el Salón de Actos de dicha casa de estudios ante unas 100 personas que viajaron desde la Ciudad de México.

La entonces Primera Dama de Veracruz corrió con los gastos de viaje y hospedaje. Algunos medios señalaron que los invitados se alojaron en Villa Magna, ubicado cerca del emblemático estadio Santiago Bernabeu y donde los costos por noche oscilan entre 7 mil y 27 mil pesos, de acuerdo con el sitio web del hotel.

“Cuando yo era novia de Javier y vi que su actividad era la política, dije ‘bueno, haré mi tesis de licenciatura [sobre] el DIF’, entonces tengo estudiado al DIF desde la licenciatura, luego en maestría y luego en el doctorado. Mis tres tesis han sido sobre asistencia social”, declaró Macías Tubilla al medio local Imagen del Golfo el 7 de mayo de 2010, en plena veda electoral y cuando, según los registros, aún no concluía el doctorado.

Karime Macías presentó su tesis doctoral en 2014. Foto: Universidad Complutense de Madrid.

Desde su juventud, Karime Macías cuidaba su imagen: pulcra en su vestimenta, sin tantas joyas como las que usó como Primera Dama, y disciplinada en su alimentación y ejercicio. Gustaba de practicar equitación y siempre demostró su interés por la literatura. Características contrarias a las de su esposo, quien sólo por unos tres meses, a mediados de 2016 cuando el escándalo del desfalco millonario estalló, perdió hasta 30 kilos, como él mismo declaró a la prensa.

En la entrevista que dio a Imagen del Golfo en 2010, Macías Tubilla aseguró que lo que más “adoraba” de su esposo era su sonrisa y su gran capacidad de decisión. “A mí lo que me gusta es el político, no la política” y “Me queda muy claro el político es mi esposo. Bendito Dios que así sea”, fueron algunas declaraciones que dio entonces. También habló sobre lo que significa ser “una esposa políticamente correcta”, su percepción del  Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) y la “riqueza” que había encontrado en el Partido Revolucionario Institucional (PRI) sin si quiera ser militante.

En aquella ocasión, la señora de Duarte, como le gustaba que la llamaran, también elogió la gestión del priista Fidel Herrera Beltrán, quien cobijó a Javier en el inicio de su vida política, y fue muy cercana a la entonces Primera Dama, Rosa Borunda. Con sus relaciones sociales, Karime Macías se volvió en una aliada invaluable de las aspiraciones de su esposo.

ABUNDANCIA DE LA FIRST LADY

El pasado jueves se supo que, por primera vez en seis años, Karime Macías viajó en un vuelo comercial de la aerolínea Copa en la terminal La Aurora, en Guatemala, con dirección a Bogotá, Colombia, y de ahí a Londres. Iba en compañía de sus tres hijos, su hermana Mónica Ghihan Macías Tubilla  y su cuñado Jorge Armando Rodríguez Ayache, también señalados de ser prestanombres de la pareja Duarte-Macías.

Durante la administración de Javier Duarte, Karime Macías mostró poco interés en sus actividades como directora del DIF, que ella misma describía como una institución “interesante” por su “noble” labor. En lugar de eso, pasaba más tiempo en clubes y plazas comerciales, la mayoría de las veces era vista sólo con sus escoltas y otras con sus hijos y niñeras, sin embargo, la Primera Dama prefería irse de shopping a la Ciudad de México y Nueva York, a donde viajaba en aviones privados y del Gobierno del estado.

“La señora iba dos veces al mes a la Ciudad de México para su peinado y su manicure. Esas cosas nos molestaban a nosotros. Usaban un avión del estado para uso personal. El jefe [Duarte] muchas veces se fue a Europa en el Tajín, también a Estados Unidos se llevaba la familia”, declaró al diario Reforma uno de los escoltas.

Los gastos de la esposa del ex mandatario veracruzano en cada viaje a la Ciudad de México y Nueva York iban de 150 mil a 3 millones de pesos. De acuerdo con Reforma, tan sólo en el primer año de gestión de Javier Duarte, Karime Macías gastó alrededor de 8 millones de pesos en ropa, joyas, artículos y hoteles de lujo con una sola tarjeta: un plástico adicional de una cuenta en American Express que tenía como titular a Moisés Mansur, quien en un video difundido en octubre pasado reconoció haber costeado las compras de su amiga.

El 11 de octubre de 2016, dos días antes de salir de Veracruz, Karime y Javier sacaron de su casa todos los cuadros, obras de arte, muebles, alhajas, equipos electrónicos y vehículos, sólo la sala de cine quedó intacta. De los seis perros que había, se llevaron cinco, contó a Proceso uno de los empleados.

Duarte de Ochoa regaló a sus empleados de Casa Veracruz toda la ropa que ya no le quedaba: chamarras Ferragamo, sacos Armani y playeras Lacoste. También se desprendió de su cava, de las artesanías y los regalos que recibió de los priistas que lo adularon cuando estaba en funciones. Pero su esposa, dijo, no fue tan generosa, pues necesitó un camión para llevarse su guardarropa de marca y sus zapatos Jimmy Choo y Valentino.

El gasto promedio mensual de Karime Macías ascendía a unos 675 mil pesos, cifra que superaba por mucho los ingresos de su esposo como Gobernador [74 mil 978 pesos al mes]. Se desconoce si la ex Primera Dama cobraba un sueldo como directora del DIF estatal [que va de 30 a 60 mil pesos], pero Javier Duarte sí reconoció que él y su familia vivían sólo de su sueldo.

De acuerdo con una investigación de Animal Político, entre 2012 y 2013, el DIF estatal registró irregularidades por más de 10 millones de pesos, luego de que adjudicara, de manera directa, 12 contratos a diversas empresas relacionadas con la red de desvío de recursos de Duarte: la Abastecedora Romcru, que obtuvo 4 millones 114 mil pesos por concepto de electrodomésticos, y Pefraco, que recibió 6 millones 31 mil pesos por artículos escolares.

En febrero pasado, la Fiscalía General del Estado (FGE) aseguró una bodega propiedad del ex Gobernador y donde fueron hallados cientos de artículos, entre ellos balones oficiales de los mundiales de futbol, sillas de ruedas, electrodomésticos, útiles escolares y despensas que debían ser entregados a beneficiarios, además de obras de arte, fotografías de la pareja y libretas en las que la Macías Tubilla decretaba, decenas de veces, que “sí merezco abundancia”, y que contenía la planeación y ejecución para desviar recursos.

En los apuntes, Macías se autodenominaba la First Lady y relataba que entre sus labores “tenía que atender a los más necesitados”, aunque en otra línea señalaba “qué flojera, pero hay que exprimirlos”.

EL PODER DE KARIME

La influencia de Karime Macías Tubilla en el Gobierno de su esposo era amplia.

Un reportaje del diario El Universal describe que en los primeros años del Gobierno de Javier Duarte, Karime Macías se mostraba como una mujer generosa, comprensiva, tolerante, culta y sensible, pero conforme avanzaba el fin del duartismo y ante la victoria del Partido Acción Nacional (PAN) en la entidad sufrió una profunda transformación de carácter.

De acuerdo con el medio, personas cercanas al matrimonio refirieron que al final del sexenio Karime Macías se volvió más estricta y controladora, al grado de hacer de lado su responsabilidad como directora del DIF, que consideraba una carga que le quitaba tiempo para cuidar de sus hijos, para tomar el poder de las redes sociales de su esposo.

“Todo era por órdenes de ella [Karime], era lo que sabíamos. Ella es la que decidía cuándo y a dónde iba el dinero”, confesó el abogado Alfonso Ortega López, quien ayudó a Javier Duarte y sus prestanombres a mover millones de pesos del erario empresas fantasma y compras simuladas para luego a invertirlo tanto en México como en Estados Unidos.

Otros testimonios de personas que trabajaron para los Duarte coinciden. Incluso, el actual mandatario veracruzano, Miguel Ángel Yunes Linares, aseguró que Karime Macías tenía una influencia enorme y una capacidad fuera de lo normal para planear un saqueo como el que se cometió en el estado.

Las relaciones de Macías Tubilla no se limitaban a empresarios, políticos y familiares, a quienes acomodó en la administración, incluyó en la nómina del estado y puso propiedades a su nombre, según las investigaciones de la PGR. En los diarios de Karime, la ex Primera Dama narra una cena en la que estuvo presente Edith González y su esposo Lorenzo Lasso. Al darse a conocer el encuentro, la actriz explicó que la misma Karime la llamó para protagonizar el video promocional del estado y que esa fue su única relación con los Duarte.

Karime Macías pudo haber fabricado toda la red de corrupción conformada por 34 personas, entre ellos los familiares de la ex Primera Dama, y con la que se desviaron al menos 35 mil millones de pesos, pero la PGR no ordenó su captura. Los padres de la veracruzana están blindados gracias a un amparo que les fue otorgado.

Por el saqueo millonario a las arcas de Veracruz se giraron órdenes de aprehensión contra nueve personas, de las cuales sólo tres han sido detenidas, incluyendo al ex mandatario. Mónica, la hermana de Karime, y su esposo Jorge Armando viajaron esta semana a Inglaterra junto con la ex Primera Dama y sus hijos porque, según la PGR, ninguno de ellos es investigado.