México, 25 Jun. (Notimex).- El director general de Liconsa, Jesús Galván Muñoz, se declaró en contra de fijar un rango al precio de la leche que se compra a los productores nacionales, como lo sugirió la víspera la Comisión Permanente, debido a que se cotiza por la escala de la oferta y la demanda.

En entrevista indicó que “ningún producto se puede regir de esa manera, el azúcar, el maíz, el trigo, todos son mercados y la leche no está exenta de ello, no vemos por qué fijar un precio a un producto”.

El funcionario explicó que el ente ha reducido de manera importante sus importaciones de leche, ya que solamente lo hace en la versión de polvo, pues en el país no existen las plantas para satisfacer la demanda del producto en esa versión.

Explicó que las importaciones del lácteo en esa presentación se redujeron de manera importante, pues mientras al principio de la actual administración se compraban 100 mil toneladas ahora sólo se adquieren 25 mil.

Asimismo, dijo que “la leche en polvo se importa sobre todo porque en las zonas más alejadas se distribuye de esa manera por cuestiones de logística”.

Galván Muñoz descartó que en lo que resta del año se vaya a dar un incremento en el precio de la leche que esa paraestatal ofrece, debido a que se trata de un producto básico en la alimentación de los más de seis millones de mexicanos beneficiarios.

“El precio se va a mantener durante este año, como lleva ya desde la actual administración, el último incremento de precio a la leche Liconsa fue en noviembre de 2006, y en febrero de 2007 por alguna petición de diputados bajó a cuatro pesos”, recordó.